15 de abril de 2018
15.04.2018

Inversión en apps y tecnología: un valor incalculable para empresas y consumidores

No hay duda de que la innovación digital no es el futuro, es el presente. El gasto tecnológico en empresas en España alcanzará los 41.600 millones de euros durante este año y las "Smart Cities" son ya, una realidad

15.04.2018 | 00:33
La implementación de la tecnología se ha convertido en una necesidad de cualquier empresa

La implementación de la tecnología se ha convertido en una necesidad en la empresa. En un recurso imprescindible, tanto para la grande como para la pequeña, debido a que es un activo fundamental para agregar valor a la propia compañía y a los consumidores.

Además, la tecnología ayuda a hacer más competitivas a las empresas. Todos estas ventajas están contrastadas, según un estudio elaborado por la consultora IDC, por el dato que dice que un tercio de las compañías que incorpora el uso de nuevas tecnologías a su actividad experimenta un crecimiento considerable de sus negocios.

Datos sobre el presente y el futuro del gasto tecnológico

En esta línea, el gasto tecnológico en empresas en España alcanzará los 41.600 millones de euros durante este año según IDC, previendo un incremento del 42% del gasto en torno a la economía digital y augurando que el 25% de las grandes compañías adoptarán Blockchain en 2021.

Además, el 45% de los ingresos de las empresas transformadas digitalmente provendrá de nuevos modelos de negocio.

En el ámbito mundial, la economía digital seguirá creciendo de forma exponencial y el 50% del PIB mundial en 2021 procederá de negocios afectados por la transformación digital.

En cuanto a las áreas de influencia, el uso de la nube en la empresa será de uso cotidiano en el año 2020. En concreto, las previsiones apuntan que más del 90% de la gran empresa utilizará múltiples servicios y plataformas, y un tercio de estas habrá implantado mecanismos para operar multicloud.

El Internet de las cosas (ioT), el mundo conectado y la realidad aumentada / virtual también experimentarán crecimientos en cuanto a su implantación en la empresa. Ya sean en iluminación, calefacción o la música de casa, todos serán mecanismos que estarán conectados al internet con más frecuencia.

Según IDC Research España, el 50% de todos los nuevos sensores y activos IoT serán autosuficientes y el 50% de las nuevas apps se basarán en plataformas IoT con capacidades analíticas y verticales.

En cuanto a la conectividad, el 30% de las principales ciudades tendrán una plataforma Smart City IoT en 2018, en 2019 se producirá un aumento del 15% en las ventas de dispositivos IoT en el hogar y en 2020 el 25% de los fabricantes monetizarán su contribución al mercado de datos de vehículos conectados.

Markets and Markets calcula que para 2020 habrá más de 26.000 millones de objetos conectados



Al respecto, la consultora Markets and Markets calcula que para 2020 habrá más de 26.000 millones de objetos conectados, generando un volumen de negocio que alcanzará los 661.000 millones.

Para 2019, el gasto empresarial en Realidad Aumentada y Realidad Virtual superará al del gasto en el sector consumo. El 20% de las nuevas apps móviles para empresas incluirán funciones de realidad aumentada.

Invertir en inteligencia artificial

Las empresas ya han comenzado a invertir en inteligencia artificial para hacer crecer sus negocios, sobre todo pensando en mejorar la toma de decisiones y el análisis de datos.

De acuerdo a IDC, el mercado de inteligencia artificial alcanzará los 47 billones de dólares en 2020 frente a los 8 billones de 2017.

Otro de los grandes impactos que se va a producir en 2018 será la incorporación del análisis inteligente de los datos. El denominado «big data». Las aplicaciones, dispositivos o servicios que tendrán mayor impacto en el 2018 serán aquellas que sean capaz de aprovechar tal cantidad de datos y los conviertan en ventajas estratégicas para los consumidores.

Smart City: España, a la cabeza en ciudades inteligentes

Más de la mitad de la población mundial vive hoy en día en áreas urbanas. Las previsiones apuntan a que de cara al 2050 las ciudades albergarán a cerca del 70% de los habitantes del planeta.

Esta situación ha hecho a los organismos internacionales y empresas a preguntarse cómo serán las ciudades del mañana. Para encontrar la respuesta se desarrolló el término de Smart City, un concepto que agrupa conceptos conceptos como tecnología, habitabilidad, viabilidad y sostenibilidad.

Para desarrollar este tipo de ciudades en Europa, la UE cuenta con el proyecto Smart Cities and Communities, iniciativa con la que ha destinado más de 360 millones de euros para promover el desarrollo de ciudades inteligentes.

Esta situación ha hecho a los organismos internacionales y empresas a preguntarse cómo serán las ciudades del mañana



El objetivo es que la Unión Europea consiga con el desarrollo de este tipo de ciudades inteligentes evitar o reducir la dependencia energética, buscando la autosuficiencia, pero también, y sobre todo, el objetivo prioritario de liderar la economía del conocimiento y convertirse en un continente «integrador, sostenible e inteligente», según informa un documento elaborado por el ICEX.

Para hacer realidad estas Smart Cities es fundamental la correcta gestión del «Big Data» y la creación de la infraestructura tecnológica necesaria para que estos datos fluyan por redes con eficacia.

Muchas de estos objetivos ya son una realidad en España, país que se ha situado uno de los países punteros en lo que a ciudades inteligentes se refiere desde hace algunos años, según el índice IESE Cities in Motion (ICIM) realizado en 2017.

Este estudio, que analiza patrones como el capital humano, la gestión pública, el medio ambiente, la movilidad y el transporte o la tecnología, coloca a Madrid y Barcelona a la cabeza de las ciudades inteligentes de todo el mundo.

Además, este índice también sitúa entre las 100 ciudades más inteligentes de todo el mundo a otras capitales como Málaga (51), Valencia (63º), Sevilla (68º), Bilbao (75º) y A Coruña (78º).

Alicante Se Mueve: Being Smart

Alicante, por su parte, está inmersa en la actualidad en la iniciativa «Alicante Se Mueve: Being Smart» que tiene como principal objetivo diseñar e implementar un sistema global en la ciudad que permita disponer de información estratégica sobre todos los aspectos relacionados con la movilidad.

Esta plataforma permitirá extraer indicadores sectoriales para ser utilizados por terceros y que se centren principalmente en la consecución de beneficios directos para el entorno urbano. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook