28 de noviembre de 2014
28.11.2014
Huella digital

Huella digital: Cómo borrar tu rastro y desaparecer de Internet

Te contamos los pasos que debes seguir para eliminar de la Red los datos e imágenes que hay sobre ti

06.12.2014 | 01:00
Borrar tu rastro digital requiere una seguir una serie de pasos.

¿Qué sucede con el perfil de una persona en una red social tras su muerte? ¿Qué ocurre con el correo electrónico personal? ¿Y con los blogs escritos para ser difundidos y leídos por Internet? ¿Y con la información que se ha ido acumulando en el ciberespacio?... Lógicamente, el fallecimiento de una persona es un caso extremo, pero a menudo no es necesario ni mucho menos llegar a estos límites para desear eliminar el rastro digital que a lo largo de nuestra vida hemos ido dejando en el mundo virtual. En un mundo tecnológico como el que vivimos, nuestra reputación en Internet es fundamental. Un comentario negativo puede arruinar la más brillante de las trayectorias.

Eliminar nuestro perfil y las informaciones sobre nuestra persona no siempre resulta fácil. De hecho, casi nunca lo es. Hacer desaparecer nuestros datos de Internet, ya sea para restaurar nuestra identidad virtual o bien para desaparecer definitivamente de Internet, requiere tiempo y paciencia, mucha paciencia. En estas líneas te detallamos algunos pasos que puedes seguir para eliminar tu huella digital del ciberespacio.

 

Desaparece de las redes sociales

Casi nunca resulta sencillo encontrar el botón que nos permitirá eliminar nuestros perfiles de las redes sociales, pero te podemos garantizar que todas las plataformas disponen de esta posibilidad, por muy escondida que esté. Sin embargo, debes tener en cuenta que no es lo mismo desactivar tu cuenta que eliminarla. La primera opción te permite que tu perfil quede inactivo, pero sigue presente en el mundo virtual. Si quieres eliminarlo definitivamente, deberás completar un paso más.

Por citar a dos de las redes sociales más populares, en el caso de Facebook puedes eliminar para siempre tu cuenta pinchando en este enlace. En el caso de Twitter, la herramienta TwitWipe nos ayudará a hacer desaparecer todo nuestro rastro de la red de microblogging. En LinkedIn, con acceder a "Privacidad y configuración", "Cuenta" y "Cerrar tu cuenta" será suficiente.
 

Elimina tu rastro de los buscadores

¿Has intentado alguna vez poner tu nombre en Google? Si lo has hecho, quizás te hayas sorprendido al ver que tu nombre aparece en varias entradas. Es más, quizás hayas descubierto que apareces en páginas a las que no recuerdas ni tan siquiera haber accedido jamás. Poner tu nombre en los principales buscadores (Google, Yahoo y Bing, por ejemplo) te permitirá descubrir en qué páginas apareces. Luego debes tener paciencia para acceder a cada una de ellas e intentar borrar tu rastro. Para facilitarte la tarea, existen buscadores de identidades como PeekYou, BuddyFetch o YoName.

Tras la sentencia emitida por el Tribunal de Justicia de la UE, Google ya permite la posibilidad de que los usuarios soliciten la retirada de datos personales, acogiéndose al llamado ´derecho al olvido´. El formulario para solicitar al buscador la retirada de esta información, en caso de que haya quedado obsoleta y ya no sean relevantes se encuentra disponible en esta dirección en Internet.

Además, Google ofrece la posibilidad de borrar contenido del sitio de otro usuario y tiene también una página propia que permite borrar un sitio web introduciendo la dirección de Internet.

 

Ojo con lo que has escrito

Si tienes un blog te resultará fácil darte de baja y eliminarlo. Sin embargo, la tarea no será tan sencilla para borrar una noticia o un comentario firmado. Como siempre, lo más recomendable es acudir a la fuente original y explicarle tus razones y motivos para querer eliminar dicho texto. Si hay suerte y tus argumentos les convencen, en principio no deber haber problemas para que eliminen la noticia, aunque en el caso de los medios de comunicación suele haber algunas reservas.

 

Darse de baja de las listas de correo

Si quieres eliminar tu rastro digital debes darte de baja de todas las páginas a las que te has registrado para recibir sus Newsletters y boletines de noticias, promociones... A menudo, en estas páginas existe una opción para solicitar tu baja, aunque en otras ocasiones deberás mandar directamente un mail a estas empresas para que den de baja tu cuenta.

 

Contactar con los responsables de las webs

Si haces una búsqueda en Google, probablemente descubrirás que datos e incluso imágenes tuyas figuran en páginas web a las que no recuerdas ni tan siquiera haber accedido en tu vida. En estos casos, lo más recomendable es ponerse en contacto con los administradores de estos portales y solicitar la eliminación de la información. Como te hemos indicado más arriba, también puedes solicitar a Google la retirada de datos que ya no sean relevantes, acogiéndote al ´derecho al olvido´. Si alguna empresa se niega a eliminar el contenido que deseas, siempre tienes la opción de recurrir a la Agencia de Protección de Datos.

 

Elimina tu dirección de e-mail

Este paso es fundamental para hacer desaparecer cualquier rastro sobre nuestro pasado digital. Sin embargo, es preferible hacerlo en último lugar, ya que para eliminar otros contenidos en ocasiones se nos solicitará una validación que nos llegará a nuestra cuenta de correo electrónico. Además, en caso de que se nos haya olvidado la contraseña de alguna de nuestras cuentas, también necesitaremos acceder a nuestro mail para recibir el restablecimiento de las palabras claves.

 

Empresas especializadas

Ya hemos comentado al principio de este artículo que eliminar todo rastro de nuestra huella digital no es una tarea sencilla. Además de paciencia, perseverancia y tiempo, a veces la solución final requiere también dinero. Y es que si pese a todas las acciones que hemos detallado no conseguimos eliminar todavía todo nuestro rastro digital, quizás deberemos recurrir a los servicios de una empresa especializada. Si es así, sin embargo, deberemos tener en cuenta que nos tocará rascarnos el bolsillo.

En el mercado podemos encontrar empresas que se dedican a ello –el precio oscila entre los 50 y los 100 euros- como Bórrame.es, un portal especializado en recuperar el anonimato del usuario eliminando datos de Google y de Boletines Oficiales del Estado. Antes de pagar, de todas maneras, quizás podemos probar también con otros portales que ofrecen este servicio gratuitamente.

En cualquier caso, antes de recurrir a borrar tu pasado digital, te recordamos el mejor consejo que te podemos dar: mucho cuidado, sentido común y responsabilidad a la hora de subir datos personales o imágenes a Internet. Antes de suscribirte a cualquier servicio, a un portal o crearte una cuenta piénsatelo y lee bien la letra pequeña para comprobar que puedes eliminar tu perfil cuando quieras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído