03 de febrero de 2020
03.02.2020
Información
Tribuna Dr. Francisco Javier Brú Jaén, pediatra Consultor Elche

Todo sobre seguridad infantil al volante

La importancia de los sistemas de retención infantil, un tema crucial y que pasa desapercibido

03.02.2020 | 17:08
Todo sobre seguridad infantil al volante

Hablar de seguridad infantil es un campo muy amplio y con muchos apartados. A los pediatras nos gusta mucho hablar de vacunas máxime cuando hoy en día una parte de padres están mal asesorados y se niegan a la vacunación de sus hijos. No entraré mucho en esa cuestión pero.... Cómo no vamos a vacunar a nuestros niños cuando en nuestra Comunidad Valenciana hay anualmente mas de 50 casos de meningitis por neumococo o más de 10 casos de meningitis meningocócica.

Pero no, hoy mi atención se centra en algo diría que casi tan importante: los sistemas de retención infantil. Tema crucial y que pasa desapercibido. Ya por ley desde el año 1974 en carretera y desde 1992 en zona urbana los menores de 12 años o menos de 135 cm altura deben utilizar sistemas de retención infantil.

El cinturón de seguridad reduce al 50 % las muertes por accidentes de tráfico. El ejemplo de los padres, incluyendo embarazadas, de ponerse el cinturón es básico para sus hijos. Las sillitas infantiles, según expertos, pueden reducir la mortalidad infantil en un 75% y las lesiones en un 90%.

En al año 2018 (DGT cifras del 2018 para menores de 14 años) a falta de desglose de datos del 2019) hubo un total 25 niños menores de 14 años muertos por accidentes de tráfico. Poco menos de la mitad fueron curiosamente peatones con toda la lectura que eso supone para el refuerzo de la seguridad vial, hubo también un muerto como conductor de ciclomotor y el resto como pasajeros. Estos tenían todos sistema de retención infantil puesto (en las estadísticas del 2015 un 20 % de niños fallecidos no lo llevaban -en algo ya hemos mejorado-)

¿Qué pudo pasar? No tenemos en España estudios al respecto por lo que salgo del país para ver estudios en países del entorno. Por ejemplo, en Alemania se lamentan con estupor cómo van los niños cuando viajan en coche, Por qué no los protegemos se preguntan en titulares. Al acabar el estudio se quedaron sobrecogidos. Saben, el estudio que se hizo allí reveló lo siguiente en definitiva: sólo el 20% de silletas infantiles estaban bien puestas y los niños viajaban seguros. En el 80 % restante los niños viajaban en condiciones absolutamente desfavorables.

¿Cuáles son los fallos más frecuentes? Veamos, muchas silletas van cogidas al coche pero no les ponían el cinturón de seguridad para sujetar la silla al vehículo. En otros casos, los cinturones estaban muy laxos (el cinturón se debe tensar automáticamente). Quizá el niño llevaba ropas muy gruesas y apenas si cabía en el arnés de la sillita. Otras veces el anclaje del cinturón de seguridad queda muy fuera o largo como ocurre con los asientos del centro. O bien no desconectaban el airbag cuando instalan la silleta en el asiento del copiloto.

El cinturón una vez puesto debe tensarse automáticamente repetimos y una mano debe caber entre el cinturón y su hijo. En otras ocasiones, el niño algo menor en edad a los 12 años se sienta en un asiento disponible detrás utilizando el cinturón de seguridad del coche el cual le viene grande pasando la banda diagonal por el mentón o cuello (debe pasar por el hombro) con las consiguientes lesiones de diferentes órganos en caso de colisión.

Conclusión: comprar una silleta e instalarla no son argumentos suficientes. Por ley hay que llevar el niño en sentido a contra marcha por debajo de los 2 años de edad. De esa forma, en caso de accidente el golpe fija el niño al asiento y de la otra forma podrían haber lesiones en cuello y tórax y cabeza (los niños tienen proporcionalmente más cabeza).

Actualmente, coexisten dos tipos de sillas infantiles homologadas: las ya clásicas que rigen parámetros de edad y peso y las llamadas "i size" que se guían sólo por la altura del niño. No hay que tener mucha prisa en cambiar la silleta, sólo cuando la cabeza del niño sobresalga por arriba o sobrepase el peso límite de la silleta. Curiosamente las sillas son más seguras para los niños más pequeños y conforme se pasan a otros grupos mayores de edad ya no protegen tanto. Aconsejo comprarlas al profesional de la venta de artículos de puericultura. Las hay excelentes,buenas y pésimas, alerta pues, hay que leerse bien las instrucciones (algunas vienen con el código QR), ¡estudiarlas bien!

Es más, yo la instalaría con el vendedor delante y que supervise bien y esto es de lo más importante. Busquen tienda y profesional especialista. Hay que elegir la silleta pensando en el coche al que se tiene que instalar y no sólo en la silleta.

Últimas recomendaciones: aconsejable silletas o cojines elevadores/ silletas hasta los 150 cm de talla y circular con niños hasta los 4 años a contramarcha.

¡Saludos y buen viaje!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook