17 de mayo de 2020
17.05.2020
Información

Un pilar para mejorar la accesibilidad de la población a la asistencia sanitaria

La Sanidad Privada es un aliado del sistema público con el que liberar recursos y ahorrar, al tiempo que mejora la accesibilidad a través de su extensa red de centros y profesionales

17.05.2020 | 04:15
Un pilar para mejorar la accesibilidad de la población a la asistencia sanitaria

El envejecimiento de la población, la cronicidad de las enfermedades y la constante evolución de los avances tecnológicos y científicos suponen un reto para la sostenibilidad de los sistemas de salud modernos.

Ante esta situación, el sector sanitario privado se posiciona como un aliado estratégico fundamental del sistema público, mediante la liberación de recursos y la generación de ahorro, mejorando, a su vez, la accesibilidad de los pacientes a través de su extensa red de centros y profesionales, y la calidad de la atención sanitaria.

Así lo pone de manifiesto el último informe publicado por la Fundación IDIS Sanidad privada, aportando valor. Análisis de situación 2019. Entre los puntos fuertes del estudio, los autores destacan que la Sanidad Privada libera recursos de la sanidad pública y ponen en valor la contratación del seguro privado por parte de los españoles.

Al respecto, España cuenta con 8,5 millones de asegurados que contribuyen a la descarga y al ahorro del sistema público, ya que, al tratarse de un modelo de doble aseguramiento, los ciudadanos que cuentan con un seguro privado no consumen, o consumen solo en parte, recursos de la sanidad pública.

En concreto, el estudio estima que el ahorro producido por un paciente que use exclusivamente el sistema privado es de 1.224 euros, mientras que en el caso de un paciente que realice un uso mixto de la sanidad, utilizando por tanto la sanidad pública y la privada, el ahorro estimado a la sanidad pública de 546 euros. «La estimación de este dato, que no incluye el gasto farmacéutico ni el gasto destinado a mutualidades de funcionarios, se ha realizado a partir de los presupuestos iniciales ajustados por la desviación media producida en el periodo 2012-2016 entre el gasto presupuestado y el gasto real (5,93%), al no consumir ningún recurso de la sanidad pública», explica la publicación del IDIS.

En este sentido, la estimación del ahorro total generado al Sistema Nacional de Salud se sitúa en un rango de entre 4.643 millones de euros y 10.409 millones de euros.

Más asegurados

El sector asegurador continúa registrando incrementos significativos, tanto en número de asegurados como en volumen de primas. En 2018 se superaron los 10,3 millones de asegurados, lo que supuso un incremento del 4,3% respecto al año anterior. Por tipología, el 75% de los asegurados corresponden a asistencia sanitaria, el 18% a mutualismo administrativo y el 7% restante a reembolso de gastos. A nivel provincial, todas las provincias españolas han crecido en número de asegurados respecto al año anterior.

En cuanto a la calidad percibida por los usuarios de la Sanidad Privada, el informe más actualizado es el Barómetro Sanidad Privada 2020 en el que se detalla que  la satisfacción de los usuarios con la sanidad privada es de un 7,5 (notable), situándose con una valoración más alta que la recibida por Sanidad Pública, que cuenta con una nota media de 6,9. En cuanto a las ventajas que ven los usuarios de la Sanidad Privada en su uso y por orden de más valorados a menos están la rapidez y agilidad (71%), el trato y atención recibidos (24%), centros e instalaciones (22%), comodidad y servicios (15%) y especialistas (7%).

Un dato relevante del barómetro es el espacio dedicado a las consultas de especialistas en la Sanidad Privada. «Las consultas a especialistas, mayoritariamente, y la realización de pruebas diagnósticas son los servicios más utilizados por los usuarios de la sanidad privada con una media de tres visitas en el último año», indica este barómetro que añade que «la atención en traumatología, ginecología, dermatología y, algo menos, oftalmología constituyen las áreas terapéuticas más demandadas». En este contexto, las pruebas diagnósticas, la atención especializada y el ingreso hospitalario inclinan las preferencias hacia la sanidad privada en comparación con la pública entre los titulares de seguros de salud privados.

Apoyo en la pandemia del covid-19

La Sanidad Privada también está ayudando a disminuir la presión asistencial en el sector sanitario público en la pandemia del coronavirus. En este sentido, desde IDAS informan de que desde el inicio de la crisis, los 460 hospitales (58% del total), las 51.373 camas (32% del total de nuestro país) y los 266.728 profesionales en nuestro país (se estima que el 65% trabaja en el ámbito extrahospitalario y que el 35% lo hace en el ámbito hospitalario), con Madrid, Cataluña y Andalucía a la cabeza, se han puesto al servicio de la sanidad pública.

«Se calcula que más de 100.000 profesionales de la sanidad de titularidad privada están prestando sus servicios en la atención directa y control de la pandemia atendiendo a pacientes y familiares afectados por la covid-19», señalan desde el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad.

La integración de la sanidad privada para dar servicio a las necesidades de la pandemia durante la crisis ha permitido amplificar muy considerablemente la atención a los pacientes. De hecho, los centros hospitalarios privados han asumido el 19% de los pacientes del SARS-CoV-2 (covid-19) (más de 22.000 pacientes) y el 10% de los ingresos en UCI (cerca de 1.100 pacientes) gracias a las 900 camas en UCI iniciales y a la ampliación que se ha llevado a cabo por parte de los diferentes grupos. «El esfuerzo y compromiso de las aseguradoras ha sido también notable y la última iniciativa al respecto es la dotación de un fondo de 37 millones de euros dotado por parte de las principales compañías aseguradoras para la protección de médicos, enfermeros, auxiliares de enfermería, celadores y personal de ambulancias que forman parte del Sistema Sanitario en su vertiente pública y privada», señalan desde IDIS.

Por ello, Marta Villanueva, directora general del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad, asegura que «esta crisis ha puesto de manifiesto de forma fehaciente cómo el sistema sanitario es único, con provisión pública y privada, y que unir fuerzas y recursos suma y mejora la calidad de la asistencia», añadiendo que «la utilización de todos los recursos disponibles del sistema independientemente de su titularidad es indispensable siempre, pero especialmente en épocas de crisis sanitaria como la que estamos viviendo donde la población y los profesionales sanitarios viven con especial crudeza sus efectos. Salvar vidas, dar soporte a las familias y contribuir al control de la pandemia es nuestro objetivo fundamental».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído