17 de mayo de 2020
17.05.2020
Información

Hay que acudir al hospital ante la aparición de síntomas y evitar que las patologías se agraven

En las últimas 3 semanas no se ha ingresado a ningún paciente positivo con covid-19 en IMED Hospitales.

17.05.2020 | 04:15
Hay que acudir al hospital ante la aparición de síntomas y evitar que las patologías se agraven

Toda la sanidad privada se puso en el mes de marzo a disposición de la administración pública para afrontar la crisis de la covid-19. En las últimas semanas el sector ha podido ir retomando paulatinamente su actividad, volviendo a citar a pacientes para consultas, realización de pruebas o intervenciones quirúrgicas. Un proceso en el que se encuentra todo el sistema de salud, ante la necesidad de no olvidar la atención del resto de patologías que siguen existiendo.

"Hemos vivido momentos complicados en los últimos meses, tanto por la atención de pacientes con covid-19 como porque nos hemos visto obligados a desprogramar toda nuestra actividad, para que todos los recursos estuvieran disponibles para afrontar la situación de crisis", señalan desde IMED, uno de los grupos hospitalarios con mayor presencia en la Comunidad Valenciana con centros en Torrevieja, Elche, Benidorm, Teulada, Gandía y Valencia.

Aunque es pronto todavía, parece que paulatinamente vamos dejando atrás los momentos más agudos de la pandemia. "En las últimas tres semanas no hemos ingresado a ningún paciente con coronavirus en nuestros hospitales".

Medidas de seguridad

"La seguridad de pacientes y del personal sanitario va unida y hemos trazado un plan que atiende a ambos colectivos", siguen explicando desde IMED. "Este plan tiene tres pilares: las medidas que tienen que ver con la higiene y desinfección terminal de espacios, la adecuación de protocolos médicos y la realización de test de forma generalizada a todo nuestro personal". Estas medidas convierten a los hospitales en lugares de una gran seguridad.

Las habituales exigentes medidas de limpieza se han visto reforzadas durante la presente crisis. IMED ha reforzado los turnos de limpieza y ha empezado a aplicar técnicas de desinfección como la microdifusión molecular a zonas de uso común del hospital.

Esta técnica, que hasta ahora sólo se utilizaba en áreas de alta asepsia como los quirófanos, se basa en la emisión de un desinfectante en partículas tan pequeñas que funcionan como un gas, expandiéndose por el espacio y llegando a todas las zonas de la estancia en la que se aplica. "Con la aplicación de esta técnica y con la formación del personal de limpieza conseguimos una desinfección terminal de los espacios".

En cuanto a las medidas de higiene también cabe destacar la instalación de mamparas en recepción y la distribución de dispensadores de gel hidroalcohólico por todo el hospital.

Protocolos médicos

Desde el principio de la crisis, una de las medidas más importante respecto a los protocolos médicos ha sido la separación de zonas para pacientes sospechosos o con covid-19 y el resto de pacientes. Esta medida ha garantizado que el contagio nosocomial (en el propio hospital) de la enfermedad no haya existido.

Otro de los protocolos médicos más importante que se ha puesto en marcha con la reanudación de la actividad quirúrgica ha sido el de la realización de una PCR a todos los pacientes intervenidos en quirófanos de IMED Hospitales.

Para la puesta en marcha de este protocolo, el grupo ha preparado su laboratorio de Elche, que está dando servicio a todo el grupo. "Todos los pacientes quirúrgicos son sometidos a una prueba de PCR 24 horas antes de su intervención", apuntan fuentes médicas de IMED. En caso de que el test resulte positivo sólo se realiza la intervención si es urgente o no demorable, pero permite que el personal de quirófano tome las medidas de protección oportunas.

Test a todo el personal del hospital

Todo el personal de primera línea o que ha podido estar expuesto al virus ha sido sometido a un test serológico para la detección de anticuerpos específicos de SARS-CoV-2. Esta medida va a ser ampliada a partir de esta semana a las 1.500 personas que trabajan en IMED Hospitales.

"Nos podemos sentir especialmente orgullosos de los resultados que estamos obteniendo en estos test, ya que el porcentaje de contagios es mínimo y son casos puntuales de personas que además ya teníamos controladas", destacan desde el grupo hospitalario. "A pesar de las dificultades de abastecimiento que han existido, hemos podido dotar a nuestro personal de los equipos de protección individual necesarios para no infectarse como demuestra el escaso porcentaje de casos detectados".

No dejar de acudir al médico, una necesidad

Las siguientes crisis sanitarias puede que no tengan que ver estrictamente con el virus si no actuamos a tiempo. La falta de seguimiento de enfermedades crónicas podría agravar sus consecuencias.

También existen dolencias agudas como infartos o ictus que precisan una atención rápida. La realización de pruebas de cribado para la detección del cáncer en fases tempranas de la enfermedad es otra de las áreas que se deben recuperar. Incluso la atención a pacientes con patologías psicológicas o psiquiátricas que hayan podido agravarse durante el confinamiento.

Desde IMED insisten en la importancia de atender a todos estos pacientes o a aquellos que lo precisen. «Hay que acudiral hospital ante la aparición de síntomas y evitar que las patologías se agraven».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído