08 de mayo de 2020
08.05.2020
Información

Doctor Enrique Chipont, director Médico de Oftálica Clínica Oftalmológica Alicante

Claves para evitar contagiarnos del Covid-19 a través de los ojos

La falta de higiene, de protección o no guardar la distancia de seguridad pueden convertir a los órganos visuales en autopista del coronavirus hacia el interior de nuestro organismo

08.05.2020 | 04:15
Doctor Enrique Chipont, director Médico de Oftálica Clínica Oftalmológica de Alicante.

Entre uno y tres de cada 100 casos de Covid-19 presentan como síntoma común una conjuntivitis folicular leve. Se trata de una patología ocular. En este caso, caracterizada por la aparición de folículos linfoides en la conjuntiva o membrana mucosa que cubre la parte posterior del párpado y la parte anterior de globo del ojo.

Fue a partir de un estudio publicado por la Academia de Oftalmología Americana, una de las más prestigiosas del mundo, cuando se generalizó esta alerta, que establece una relación entre una patología ocular y el coronavirus. Sucedió tras detectar que algunos pacientes diagnosticados con Covid-19 o coronavirus presentaban inequívocamente ese síntoma: conjuntivitis folicular leve.

La conjuntivitis folicular leve como síntoma de Covid-19 no es un indicio menor. Sobre todo, si tenemos en cuenta que se trata de un síntoma que presentan entre el 1% y el 3% de los pacientes diagnosticados de coronavirus.

El estudio que revela la conjuntivitis folicular leve como síntoma del Covid-19 es también muy reciente. Del 6 de abril. Hace apenas un mes. En pleno inicio de la primavera. Una estación en que procesos alérgicos de distinta índole también pueden manifestarse a través de una conjuntivitis y llevar por lo tanto a la duda: ¿qué les pasa mis ojos?, ¿tendré un simple picor, quizás una conjuntivitis?, ¿será algo más?€

Es una duda que puede llegar a angustiarnos. Y, para evitarlo, hay que conocer cuanto antes el diagnóstico. Y, por tanto, visitar al oftalmólogo.

En el caso que nos ocupa (conjuntivitis folicular leve como síntoma del Covid-19), el coronavirus podría transmitirse de una persona a otra mediante pequeñísimas partículas en suspensión que entran en contacto con la membrana conjuntiva de los ojos.

Si bien puede aparecer a lo largo de todo el año, las conjuntivitis en general son más propias de la primavera y el otoño. Sobre todo, en primavera. De hecho, la aparición de una conjuntivitis muy característica de la primavera es lo que conocemos como conjuntivitis primaveral.

En términos generales, la conjuntivitis primaveral, se manifiesta a través de síntomas que incluyen ojos rojos, picor de ojos y lagrimeo. No se contagia de una persona a otra por lo que no se relaciona con situaciones como dar la mano alguien, toser, estornudar o tocar superficies.

Los síntomas de la conjuntivitis folicular leve, aquella que ha aparecido en pacientes de Covid-19, son, en algunos casos, similares a la conjuntivitis primaveral. ,Y por tanto, podrían confundirse con esa patología (párpados hinchados, ojos rojos...). Puede hinchar la membrana conjuntiva y generar una secreción en el lagrimeo muy característica.

Todo ello, nos lleva a plantearnos qué medidas puedo adoptar para evitar contagios. Algunas son tan sencillas como evitar llevarse la mano a la boca, la nariz o los ojos cuando esas manos no están limpias.

También, es recomendable que quienes utilizan generalmente lentillas las sustituyan por gafas. Porque de ese modo evitan el gesto casi mecánico de llevar el dedo o la mano a los ojos y reducen así el riesgo de contagio del Covid-19.

En términos generales, no debemos tocarnos los párpados ni su entorno si las manos no están absolutamente limpias. Y, si es no es posible, debemos cubrir las manos con un pañuelo antes de llevarlas a la cara y, muy especialmente, a los ojos.

Para que las manos queden absolutamente limpias y sobre todo con la actual amenaza del coronavirus, hay que lavarlas bien con agua tibia y jabón en un procedimiento que dura entre 40 y 60 segundos. O bien desinfectarlas con gel hidroalcohólico.
 

Cómo lavarse las manos para evitar contagios

Lavarse las manos no significa enjuagarlas con un poco de agua y jabón. Hoy, para evitar el riesgo de que el coronavirus alcance los ojos hay que seguir una serie de pasos:

  1. Mojar las manos con agua y jabón.

  2. Frotar las palmas de las manos entre sí.

  3. Frotar la palma de la mano contra el dorso de la mano contraria.

  4. Frotar las palmas de las manos entre sí con los dedos entrelazados.

  5. Frotar el dorso de los dedos con la palma de la mano opuesta, agarrándose los dedos.

  6. Frotar los pulgares con un movimiento de rotación, rodeándolos con la palma de la mano opuesta.

  7. Frotarse las puntas de los dedos.

  8. Enjuagarse las manos.

  9. Secarse las manos con una toalla de un solo uso.

  10. Cerrar el grifo usando la toalla desechable.

Si utilizamos el gel hidroalcohólico:

  1. Aplicar el gel hidroalcohólico en las manos.

  2. Frotarse bien las manos.

  3. Dejar secar las manos antes de tocar una superficie.

Lavarse las manos correctamente es muy importante para evitar contagios. Pero, sobre todo, porque a pesar de las medidas de distancia social y los consejos, habitualmente utilizamos de un modo mecánico las manos para llevarlas hacia la cara. Es un gesto muchas veces instintivo.

Si las manos que llevamos a la cara y a los ojos no están bien limpias se convierten en un potencial foco de contagio para nosotros mismos al tocarnos los ojos o simplemente al rascarnos en las proximidades de los párpados. Esta es una cuestión muy importante. Higiene y salud ocular están siempre unidas. En el caso del Covid-19, mucho más por la trascendencia que tiene para el conjunto de nuestra salud.
 

Oftálica Clínica Oftalmológica va a reiniciar y recuperar gradualmente la actividad asistencial habitual.

Otras medidas importantes para prevenir la conjuntivitis son:

  • No compartir ni utilizar una toalla usada antes por alguien con conjuntivitis para secarnos la cara o las gafas. Lo idóneo es utilizar toallas desechables de un solo uso. En cualquier caso, si no es posible, usar una toalla para cada persona.

  • No compartir las toallitas para limpiar las gafas. También, deben ser desechables. Un solo uso.

  • Limpiar adecuadamente las gafas y lentes.

  • No compartir las mismas sábanas, camisas, camisetas ni ninguna otra prenda.

  • Extremar las medidas de higiene y limpieza. Tanto de las prendas personales como de la estancia que compartimos.

  • Situarnos a una cierta distancia de seguridad de la persona que sufre la conjuntivitis. De este modo, evitaremos que un estornudo o el hecho de toser puedan contagiarnos.

  • No compartir las gafas. Deben ser personales e intransferibles par evitar posibles contagios

  • Mantener siempre las manos muy limpias. Llevarnos la mano al ojo es, muchas veces, un acto reflejo. De ahí, la importancia de la higiene en las manos.

  • Recuerda que los dispensadores de gotas son individuales. No los compartas.

  • El maquillaje, sobre todo aquel que se dirige a los ojos, es personal y puede convertirse en fuente de contagio si lo utiliza una persona infectada.

  • Y sobre todo, de cara al futuro en verano, no es recomendable bañarse en la piscina mientras se sufre un proceso de conjuntivitis.

  • Si salimos a hacer deporte, evitar el contacto físico o de cualquiera de nuestras prendas con quien nos acompañe y/o con otros deportistas, manteniendo la distancia de seguridad aconsejada. No se debe correr en paralelo y ha que dejar un espacio de 10 metros.
     

En caso de sospecha, los consejos del oftalmólogo son:

  1. Concertar cita inmediata con el oftalmólogo.

  2. Someterse a una revisión oftalmológica.

  3. En patologías oculares, el auto diagnóstico puede agravar el problema.

  4. La detección temprana de la patología es vital para su pronta resolución.

  5. Llevar a cabo el tratamiento completo marcado por el especialista.

  6. Informar a las personas convivientes de la patología y diagnóstico oftalmológicos.

  7. Hacer partícipes a las personas convivientes de las recomendaciones del oftalmólogo para evitar el contagio.

  8. Debemos tener en cuenta que la vista es el más importante de nuestros sentidos. Más del 80% de la información que percibimos y procesamos procede de los órganos visuales.

  9. Lavarse correctamente las manos evita contagios.

  10. Seguir las indicaciones de las autoridades sanitarias.

Es importante también que sepa que todos los profesionales médicos estamos siguiendo estrictas pautas de higiene y desinfección. En el caso de Oftálica Clínica Oftalmológica, en Alicante, hemos recibido autorización para reiniciar y recuperar gradualmente la actividad asistencial habitual por parte de la Conselleria de Sanitat. Y llevamos a cabo las indicaciones recibidas por las autoridades sanitarias y la Organización Mundial de la Salud (OM) para que Oftálica sea un espacio limpio y evitar así contagios.
 

¿Qué medidas hemos adoptado para garantizar la seguridad de nuestros pacientes?

  • Con el fin de garantizar la seguridad de los pacientes y asegurarnos de tener una clínica libre de Covid-19 que depositan en nosotros su confianza, en Oftálica: Hemos creado circuitos separados para acceder a las consultas, reservando las distancias e seguridad.

  • También, hemos generado áreas restringidas con las distancias de seguridad marcadas por el Ministerio de Sanidad.

  • Hemos extremado todas las medidas de limpieza e higiene de nuestras instalaciones.

  • Llevamos a cabo periódicamente, junto a las labores habituales, la desinfección de zonas comunes mediante técnicas propias de zonas de asepsia como los quirófanos.

  • Toma de temperatura a todos nuestros pacientes y acompañantes.

  • Encuesta de posible relación con el virus según directrices del Colegio de Médicos.

  • Facilitamos a los pacientes que nos gel hidroalcohólico, mascarillas y guantes homologados en la misma entrada de la clínica.

Además, Oftálica realizará el test de Covid-19 a sus profesionales sanitarios y administrativos para preservar su seguridad y la de los pacientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído