07 de mayo de 2020
07.05.2020
Información
Crisis del coronavirus

¿Usar lentillas aumenta el riesgo de contagiarse de coronavirus?

Gran parte de los expertos en oftalmología aconsejan sustituirlas por gafas

07.05.2020 | 11:04
Lentillas y contagio de coronavirus.

No hay evidencias científicas de que los usuarios de lentes de contacto corran mayor riesgo de contraer el coronavirus, pero gran parte de los expertos en oftalmología aconsejan sustituirlas por gafas o al menos emplear lentillas desechables.

La preocupación por el uso de lentillas durante la crisis sanitaria del COVID-19 ha aumentado a medida que se propagaba un virus sobre el que todos conocen que puede contagiarse a través del contacto con los ojos, pero no hay consenso entre los médicos sobre si debe evitarse el empleo de lentes de contacto mientras dure la pandemia.

La principal forma de propagación de esta enfermedad tiene lugar a través de las secreciones respiratorias que emiten los contagiados al toser o estornudar y que provocarían una nueva infección si entran en contacto con boca, nariz u ojos de otra persona.

Así, podría parecer que utilizar lentillas supone un riesgo adicional de contagio, ya que el usuario se podría infectar durante el proceso de colocación de estas lentes que están en contacto con los ojos, pero ¿es realmente así?

Conjuntivitis: un efecto menor

Uno de los posibles efectos de la COVID-19 es la conjuntivitis, pero no es muy frecuente. La Academia Americana de Oftalmología cita estudios recientes que explican cómo el coronavirus puede provocar "conjuntivitis folicular leve", si bien precisa que "no podría diferenciarse" de otras causas virales.

También el presidente de la Sociedad Española de Oftalmología, Antonio Piñero, ha restado importancia a este tipo de conjuntivitis. En unas declaraciones a TVE a mediados de abril, citaba un estudio entre enfermos chinos publicado por una prestigiosa revista médica para indicar que se habían detectado casos de virus presentes en la mucosa conjuntiva, pero su incidencia afectaba "escasamente" al 1% de los pacientes.

De hecho, en España, los oftalmólogos no han detectado un aumento de las conjuntivitis como consecuencia de la propagación del coronavirus, según precisaba Piñero. No obstante, el presidente de la Sociedad Española de Oftalmología advertía de que "las personas que usan lentillas deberían tener un cuidado especial".

Gafas o lentillas desechables

Con el fin de unificar criterios, esta sociedad y otras once organizaciones españolas relacionadas con el ámbito médico de la oftalmología hicieron público un documento conjunto con recomendaciones para la atención a pacientes en relación a la pandemia de COVID-19, una vez que "la conjuntivitis también se ha notificado" entre los síntomas propios de la enfermedad.

"No hay evidencias hasta la fecha de que las personas sanas deban evitar el uso de lentes de contacto" o que sus usuarios "se encuentren en mayor riesgo de contraer una infección por coronavirus en comparación con quienes usan gafas", afirman las organizaciones Oftalmológicas en este documento.

Sin embargo, como "el virus SRS-COV-2 puede aislarse en la lágrima y conjuntiva" y transmitirse por esa vía, aconsejan a los ciudadanos sustituir las lentes de contacto por gafas correctoras "siempre que sus circunstancias personales lo posibiliten". También recomiendan suprimir el uso de lentillas si se notan síntomas propios de un resfriado o una gripe.

Piñero coincide con esta recomendación y aconseja a cualquier usuario como "lo más adecuado" prescindir de las lentes de contacto y reemplazarlas por gafas, o bien emplear "lentillas de uso diario y que las tiren inmediatamente".

El presidente de los oftalmólogos españoles no olvida puntualizar que quienes deben tener especial cuidado son los propios profesionales de esta especialidad, cuyo trabajo es "muy cercano a las caras de los pacientes" y se exponen a un riesgo de contagio "altísimo".

También la Asociación Americana de Optometría defiende el uso de lentes de contacto desechables siempre que sea posible.

Sin embargo, el Centro para la Investigación y Educación Ocular (CORE) de Canadá sostiene que, "a pesar de los mitos y de la desinformación, la utilización de lentes de contacto sigue siendo una forma segura y muy eficaz de corregir la visión", por lo que recomienda que solo se dejen de utilizar en caso de enfermedad.

Lavarse las manos

Otras organizaciones ponen el énfasis en las medidas preventivas genéricas propuestas por las autoridades sanitarias frente al coronavirus. Así, el Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia centra sus recomendaciones en el lavado concienzudo de manos "antes de ponerse y quitarse las lentillas" como consejo "esencial".

Y la Asociación Internacional de Educadores de Lentes de Contacto (IACLE) advierte en un comunicado a todos los usuarios de este producto que deben "lavarse las manos minuciosamente utilizando agua y jabón al menos durante 20 segundos, para secarlas a continuación con una toalla de papel", sobre todo antes de ponerse y quitarse las lentillas.

El uso correcto de lentillas no aparece mencionado en el conjunto de recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para proteger a los ciudadanos frente a la COVID-19, aunque en ellas sí se insta a evitar tocar las principales vías de acceso del virus al organismo, entre las que se encuentran los ojos.

Otro de los consejos que ofrece la OMS se relaciona con la desinfección de pertenencias, sobre todo tras volver de la calle, donde el virus ha podido quedar depositado en alguna superficie.

En este sentido, el Ministerio de Sanidad incluye, entre las medidas higiénicas que propone para evitar contagios, la siguiente recomendación: "Los objetos de uso personal, como gafas, móviles, teclados, ratón, tarjetas, carteras, bolsos, etc., se limpiarán con frecuencia con los productos indicados por cada fabricante".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook