10 de febrero de 2020
10.02.2020

Soluciones definitivas para los juanetes y los dedos de garra

Son las deformidades más comunes (y molestas) de los pies, y la cirugía percutánea o mínimamente invasiva es la mejor opción, así lo afirman desde Clínica San Román

10.02.2020 | 04:15
7 de cada 10 españoles dicen tener algún problema en los pies.

Los juanetes (o hallux valgus) y los dedos en garra o martillo son las deformidades más comunes del pie, y no se trata solo de algo meramente estético, sino que son patologías que conllevan graves consecuencias en la marcha de las personas que lo sufren, además de fuertes dolores que pueden ir derivando en una discapacidad y afectar a la calidad de vida de quienes lo padecen.

Los tenemos, nos molestan y los sufrimos. Aproximadamente 7 de cada 10 españoles dicen tener algún problema en los pies, sin embargo, muchas personas se conforman con encontrar un alivio temporal. ¿Qué podemos hacer entonces para decir adiós definitivamente a estos problemas?

 

Juanetes: el problema de pies más frecuente en la población

 

Si hablamos de juanetes, cabe destacar que son más frecuentes en mujeres y, a pesar de que se ha determinado que existe una alta predisposición genética, es el uso de calzado inadecuado y de punta estrecha el principal factor que favorece la aparición de este problema tan común.

La historia natural del hallux valgus indica que la deformidad va aumentando progresivamente con la edad y que puede, incluso, condicionar la aparición de otras deformidades en los dedos y toda una serie de trastornos en la marcha. Además, la rapidez de la progresión de la deformidad no se puede determinar con antelación.

Existen algunos tratamientos ortésicos (ortopedia) cuando el problema de los juanetes se encuentra en su fase inicial, pero desafortunadamente este tipo de medidas retrasa un poco el avance pero no corrige la deformidad.

De tal manera que, como indican los especialistas, la cirugía sigue siendo la única forma de resolver esta molesta deformidad del pie de forma definitiva. Y es que, tras años de experiencia y numerosos trabajos científicos, se ha demostrado que la cirugía mínimamente invasiva o cirugía percutánea del pie es la alternativa más efectiva y segura para resolver de forma definitiva los juanetes.

Lo veremos más detenidamente a en las líneas siguientes.


En Clínica San Román cuentan con una gran experiencia en el campo de la podología.

 

Dedos de garra o martillo: un desequilibrio que comienza como algo imperceptible

 

En el caso de los dedos de garra o martillo, la deformación está causada por un desequilibrio en la estructura de los tendones, ligamentos y los músculos de los dedos. Está deformación en específico se conoce como garra, cuello de cisne o martillo, y se produce por una flexión posterior de la falange por encima de la articulación metatarsofalángica y la flexión de las articulaciones proximal y distal.

Algunas de las causas de los dedos de garra pueden ser: tipo de calzado, sobre todo los de punta estrecha y tacón alto; los juanetes, que causan inestabilidad y deforman los otros dedos del pie; lesiones anteriores, por ejemplo alguna cirugía que haya causado daño a las articulaciones; herencia de la estructura muscular; la edad y el sexo, las mujeres son más propensas a tener dedos de garra; el tamaño de los dedos, si tu segundo dedo es más largo que el primero eres propenso; algunas enfermedades como la diabetes...

En las primeras etapas de la condición las deformaciones suelen pasar desapercibidas, y es que si la deformación es leve significa que puedes acomodar tus dedos en cualquier zapato sin incomodidades ni dolor.

Pero con el tiempo los dedos de garra llegan a agravarse al punto de luxarse, convirtiendo las articulaciones rígidas y provocando incomodidad y mucho dolor.

 

Grados de rigidez de los dedos de garra

 

Es labor del podólogo, tras hacer una exploración física del pie, diagnosticar en qué etapa está su deformación. No obstante, para que puedas identificarla fácilmente, estos son los grados de rigidez de los dedos de garra:

Flexibles: Los dedos pueden estar deformados pero al apoyar el pie sobre una superficie plana los dedos se corrigen.

Semirrígidos: En esta etapa la deformación está presente pero no se corrige cuando se apoya el pie sobre una superficie plana o se hace presión manual.

Rígidos: Presentan una deformación severa. Esta etapa es dolorosa y molesta tan solo al llevar zapatos.

Cuándo el experto determina que los dedos están en la etapa rígida el tratamiento inmediato y más eficaz vuelve a ser la cirugía mínimamente invasiva.

 

Cirugía percutánea o mínimamente invasiva (en manos expertas): la mejor opción para volver a tener un pie sano

 

Existen diferentes técnicas para la cirugía de pies, pero desde la década de los 90 se ha desarrollado la denominada cirugía mínimamente invasiva que ha revolucionado el campo de la cirugía del pie, ofreciendo una solución sin complicaciones, dolor mínimo y una rápida recuperación e integración del paciente en sus actividades cotidianas.

Tras años de experiencia y de numerosos trabajos científicos, se ha demostrado que la cirugía mínimamente invasiva o cirugía percutánea del pie es la alternativa más efectiva y segura para resolver de forma definitiva problemas como los juanetes o los dedos de garra.

 

¿Cuáles son las ventajas de la cirugía mínimamente invasiva o percutánea?

 

1. Se acorta el tiempo de la cirugía, pudiéndose realizar de forma ambulatoria y sin necesidad de anestesia general.

2. Menor daño a los tejidos alrededor del área de la operación, lo que se traduce en una recuperación más rápida del paciente

3. Mínimo dolor, y por tanto una vuelta a la actividad en corto tiempo, en comparación con la cirugía tradicional.

4. Porcentaje menor de complicaciones, con una muy baja incidencia de infecciones.

En Clínica San Román llevan practicando esta cirugía desde hace 40 años, acumulando una gran experiencia y número de casos que lo convierten en uno de los centros con más prestigio, experiencia y conocimiento de este tipo de cirugía en toda Europa.


Equipo médico de la Clínica San Román de Alicante.

 

Experiencia y éxito en Clínica San Román

 

Como ocurre con todo tipo de procedimientos terapéuticos de vanguardia, la experiencia y el uso de materiales e instrumental quirúrgico adecuados garantizan el éxito.

La Clínica San Román cuenta con grupo de especialistas médicos y podólogos, especialistas en cirugía del pie que realizan una evaluación detallada del defecto en el pie, con mediciones y estudios pertinentes para elegir con anticipación y mayor precisión la técnica quirúrgica que se ajuste a cada caso.

Una correcta evaluación biomecánica del pie permite al podólogo o médico especialista establecer una estrategia quirúrgica individualizada y garantizar una corrección completa de los juanetes así como otros problemas asociados que con frecuencia afectan a estos pacientes.


La Clínica San Román cuenta con grupo de especialistas médicos y podólogos, especialistas en cirugía del pie.


La Clínica San Román está formada por médicos y podólogos especialistas en cirugía del pie con más de 40 años de experiencia en este tipo de cirugía. Su equipo de trabajo está en constante formación y actualización en este tipo de cirugía, lo que les ha distinguido de otros centros, ofreciendo lo más avanzado en tecnología y conocimiento.


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído