01 de febrero de 2020
01.02.2020
Información

Alopecia androgenética masculina: Tratamientos para frenar la caída del cabello

El Centro Dermatológico Estético cuenta con una experiencia de más de tres décadas en la investigación y tratamiento de miles de casos en su Unidad de Alopecia

01.02.2020 | 04:15
Un diagnóstico personalizado a tiempo, es la base de una acción terapéutica eficaz.

La palabra alopecia define caída de pelo. Existen muchos tipos, clasificados según sus causas y modo de aparición. Según la edad de inicio y la sintomatología, las enfermedades de cuero cabelludo relacionadas con la caída del pelo se abordan adecuadamente con diferentes tratamientos médicos.

En los varones, normalmente, la alopecia androgenética masculina depende de la evolución fisiológica, determinada por un factor hereditario sumado a una causa hormonal. Esta clase de alopecia no se considera una patología, y es bastante común. La pubertad es una etapa clave para algunos. La predisposición genética y el nivel de producción de andrógenos en los adolescentes puede comportar la disminución del cabello. Los signos más visibles suelen ser la recesión en las entradas y aclaramiento de coronilla.

Para valorar la cantidad de caída, de pelo sano o la diferencia de densidad entre la base de cuero cabelludo que deberíamos tener y la que tenemos, hoy en día contamos con la tecnología FotoFinder, punto de referencia de tricoscopia en todo el mundo. Esta aparatología es capaz de documentar y cuantificar digitalmente la pérdida de cabello difusa con gran precisión.

Cada uno conoce normalmente la cantidad de pelo que cae cada día, y cuando esa cantidad es excesiva y además lo es durante un tiempo prolongado, nos preocupa. La alopecia suele traer consigo, además de numerosas dudas, un añadido psicológico: nuestro aspecto parece que envejezca a pasos escalonados, y la inseguridad y los complejos acompañan al paciente en su vida.

Un diagnóstico personalizado a tiempo, es la base de un acción terapéutica eficaz. Actuar y buscar una solución en el momento inmediato en el que deducimos una anomalía en el crecimiento del cabello es una decisión personal. Nosotros, como profesionales, animamos que lo conveniente es dar ese paso cuanto antes. Y es que el objetivo primordial del tratamiento médico es frenar la caída del cabello, sin dejar más tiempo correr.

Para enlentecer la caída del cabello, son eficaces tratamientos complementarios como la infiltración de vitaminas, el plasma rico en plaquetas, que aumenta la vascularización folicular, promueve el crecimiento e incrementa el tamaño del folículo y del pelo; y por último la cirugía F.U.E. o Follicular Unit Extraction. La extracción individual de los folículos pilosos, es una técnica de cirugía capilar que, en comparación a otras técnicas, no deja cicatrices residuales en cuero cabelludo.

Hay que tener en cuenta varios factores para seleccionar al candidato adecuado de F.U.E. En primer lugar, el mejor resultado se consigue cuando el paciente de alopecia está estabilizado con el tratamiento médico.

Esto es porque la cirugía capilar, no consiste en crear folículos de la nada, sino en redistribuir la totalidad de folículos que existen en el cuero cabelludo, mantenidos gracias al tratamiento previo, para trasplantarlos de zonas en las que existe una mayor densidad a zonas en las que hay menos. Otros motivos que considerar son la buena densidad en la zona donante: el paciente deberá tener de 60-70 UF por cm2, y un grosor en la zona donante mayor de 80 micras, lo cual puede medirse con la tecnología FotoFinder.

Asimismo, la edad es relevante. Es aconsejable tener más de 25 años, ya que será más fácil predecir la evolución del paciente. Solo en excepciones se valora intervenir a varones más jóvenes. Por último, las expectativas del paciente deben ser reales: el rendimiento de la intervención no depende del procedimiento en sí, sino de las circunstancias y características del cuero cabelludo sobre el que se está trabajando. El número de folículos que se pueden trasplantar, las características del tejido donde se realiza el injerto (vascularización, fibrosis cutánea...), tipo de pelo del paciente, son algunas pertinentes.

Para mantener unos buenos resultados, el paciente debe comprometerse a un estricto tratamiento médico. Después de todo el tiempo invertido en el proceso, es esencial que el pelo que conserva, el que no es trasplantado, no se pierda por la evolución de su alopecia androgénica. Con todo, el Centro Dermatológico Estético cuenta con una experiencia de más de tres décadas en la investigación y tratamiento de miles de casos en su Unidad de Alopecia. La profesionalidad de su equipo tiene un fin: la mejora de la calidad de vida, el aspecto y salud del paciente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook