21 de noviembre de 2019
21.11.2019

21 de noviembre | Día de la hidrocefalia y de la espina bífida: Aprendamos a vivir mejor

21.11.2019 | 04:15
21 de noviembre | Día de la hidrocefalia y de la espina bífida: Aprendamos a vivir mejor

El que se celebre un día dedicado a ambas nos permite revisar en qué consisten las mismas.

 
¿Qué es la hidrocefalia?

Según su etimología griega significaría cabeza de agua; y en esencia expresa eso. Debemos saber que dentro del cráneo tenemos el cerebro, pero rodeándole hay, y también en su interior, un líquido absorbe en otras zonas del interior del mismo. Ese líquido circula y en ese camino atraviesa canales estrechos y finalmente desciende entre las vértebras de la columna vertebral para proteger a la médula espinal, que es una prolongación del cerebro en las mismas.

¿Y para qué nos sirve el líquido cefalorraquídeo? como decimos es un sistema de canales que permite recoger los detritus que las células allí localizadas, las neuronas, y también sirve para acolchamiento de esa parte del sistema nervioso. Si recibimos un golpe la cabeza, ese líquido que le baña amortigua el impacto, reduciendo el posible daño.

¿Y por qué algunos tienen hidrocefalia? O bien porque se produce mucho líquido, hay tumores raros de la zona de producción, o lo más frecuente es que haya una obstrucción o algo que dificulta la circulación del líquido. Por ejemplo, si hay una malformación congénita en los canales por los que pasa, o un tumor craneal obstruye su progresión. También es posible que las características del líquido se alteren, por ejemplo, por inflamaciones, lo que sucede en las meningitis y éste no puede ser reabsorbido con normalidad y se acumula.

¿Qué consecuencias tiene? Si la hidrocefalia surge cuando somos muy pequeños y los huesos del cráneo no se han soldado entre, sí las zonas de tejidos blandos existentes entre ellos, las llamadas fontanelas, se hacen prominentes, y la cabeza crece mucho, el niño tiene una gran cabeza, lo que llamamos macrocefalia. Quizás le suene más la microcefalia, pues hemos padecido una epidemia por el virus del zika, que si afectaba a embarazadas hacia que sus hijos nacieran con un defecto en el desarrollo de la cabeza.

Por otra parte si el líquido se acumuló en el interior del cerebro, en los llamados ventrículos y pueden comprimir las células del cerebro contra el hueso y dañar las; las neuronas sufren esa presión y-ello puede suceder no sólo en el cerebro, sino también en la médula espinal, se comprimen las salidas de los nervios en la misma, dañándolos, es decir produciendo una neuritis.

¿En todas las hidrocefalias hoy fenómenos compresivos? No, a veces lo que sucede en el inicio es que hay una atrofia del cerebro, y el líquido rellena ese espacio, así no hay líquido cefalorraquídeo con presión elevada, de hecho, lo llamamos hidrocefalias normotensivas.

¿Cómo reconocer la situación? Su médico debe valorarle, puede sugerirse si es un niño con fontanelas prominentes y cabeza grande, o si es un adulto en el que aparece deterioro cognitivo como pérdida de memoria, trastornos en la vida emocional o incluso defectos en la marcha, que se hace lenta, vacilante e inestable.

Su médico buscara si hay una mayor cantidad de líquido cefalorraquídeo para lo que le ayudará hacer una radiografía de cráneo, tac o resonancia. También si hay edema en el fondo de ojo, a nivel de la salida del nervio óptico, en la papila, sí eso es así no debe practicar una función a nivel de la columna lumbar que le permitiría saber a qué presión está en ella el líquido cefalorraquídeo, de no ser así podrá verificarlo.

¿Cómo actuar ante la situación? Debe saber que existen muchos abordajes terapéuticos dependiendo de la causa de la misma; si hay estrecheces de los canales o tubos por los que circula el líquido, poner otros artificiales, los llamados stents, si la causa es un tumor operarle, y en otras ocasiones derivadas la eliminación de ese líquido a nivel del abdomen.

 
¿Y qué es la espina bífida?

Le recuerdo que nacemos de una sola célula, el huevo o cigoto que se divide la millones de veces y dará origen a los órganos del cuerpo. Nuestra composición o estructura varia cuando somos fetos, prematuros, nacemos o nos hacemos adultos. Ciertos órganos embrionarios deben cambiar de posición en el cuerpo y modificarse. La columna vertebral la forman huesos que llamamos vértebras, que dejan un canal interior por donde se sitúa la prolongación del cerebro, que llamamos médula espinal, y a distintos niveles salen nervios que van a inervan nuestros músculos y piel, lo que permite que nos movamos y que sintamos. En ocasiones la estructura de las vértebras se altera y su parte posterior no se cierra, deja un canal con un diente a cada lado, con lo que es fácil que se dañen los nervios que salen en esa zona. Y eso es lo que llamamos una espina bífida

¿A qué se debe? La mayor parte de las veces es una malformación congénita. En algunos casos se ha relacionado con déficits en la madre de ácido fólico durante el embarazo, y de hecho se ha demostrado que su administración preventiva en caso de deficit evita el que aparezca.

¿Qué podemos hacer para evitarla? Si hay embarazo verificar los niveles de esa vitamina, y si están bajos administrarla. 862

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook