28 de octubre de 2019
28.10.2019

Cómo la transformación digital hace posible una cirugía mínimamente invasiva

Los hospitales del Vinalopó y Torrevieja emplean procedimientos innovadores en intervenciones y rehabilitación de Cirugía General y Digestiva

28.10.2019 | 04:15
El protocolo de recuperación postoperatoria «fast track» está implantado en todos los pacientes con cáncer colorrectal.

El cirujano innovador es el que aplica la tecnología a su alcance para conseguir los mejores resultados para su paciente y evitarle todas las molestias posibles. Los hospitales del Vinalopó y Torrevieja, hospitales públicos gestionados por el grupo Ribera Salud, han apostado siempre por ofrecer a los ciudadanos la mejor atención sanitaria en el menor tiempo posible. Y esto pasa por la transformación digital y la inversión en tecnología que, en el caso del Servicio de Cirugía General y Digestiva de estos dos hospitales, se ha intensificado con la renovación de equipos, situándolos en la vanguardia de la asistencia sanitaria.

Los hospitales del Vinalopó y Torrevieja cuentan con tecnología de última generación, adaptada a las necesidades del paciente y que facilita el trabajo de los profesionales: dos torres de videoprocesador de endoscopia, un procesador de ecografía endoscópica, seis colonoscopios, cinco gastroscopios, un duodenoscopio y un ecoendoscopio radial y sectorial. Además, estos centros cuentan con una bomba de insuflación de dióxido de carbono, para comodidad de los pacientes durante la realización de las pruebas. Esta tecnología se traduce en una gran precisión en el abordaje de intervenciones innovadoras y operaciones mínimamente invasivas, que además, permiten una recuperación rápida del paciente.

El Servicio de Cirugía General es un servicio troncal. La jefa de este Servicio en el Hospital del Vinalopó, Pilar Serrano, asegura que «trabajamos siempre bajo criterios unificados y consensuados, en constante actualización y a la vanguardia en técnicas quirúrgicas, gracias a la tecnología de última generación». Además, ha destacado que es muy importante la relación multidisciplinar entre los servicios de Cirugía General y del Aparato Digestivo, Medicina Interna y Diagnóstico por imagen, para conseguir una medicina eficiente y el tratamiento integral del paciente. «Con el trabajo coordinado de todos los profesionales implicados en el proceso, conseguimos el mejor diagnóstico y tratamiento para nuestros pacientes».

 

Pilar Serrano, jefa del Servicio de Cirugía General del Hospital del Vinalopó.

 

Los especialistas en Cirugía General y del Aparato Digestivo tienen todas las competencias sobre la patología quirúrgica, electiva y urgente del aparato digestivo, la pared abdominal, el sistema endocrino, mama, piel y partes blandas, retroperitoneo y patología externa de la cabeza y cuello. Además, los hospitales de Ribera Salud son especialistas en técnicas endoscópicas -realizan más de 5.500 al año- y permiten en la actualidad diagnosticar y tratar muchas patologías para las que hasta hace poco tiempo era necesaria una cirugía abierta.

Las aplicaciones terapéuticas de las endoscopias (cuyo objetivo es el tratamiento del paciente, más allá del diagnóstico) son cada vez más frecuentes. Permiten, por ejemplo, tratar una esclerosis, realizar ligaduras de varices esofágicas, colocar prótesis, extraer lesiones premalignas en el esófago y el estómago y realizar lo que los profesionales llaman una gastronomía endoscópica, que es un procedimiento que permite administrar líquidos o medicamentos en el estómago sin pasar por la boca y el esófago.

En los pacientes con sospecha de cáncer en esófago, estómago, páncreas y vía biliar, a través de una pequeña incisión y la endoscopio, los profesionales del Vinalopó y Torrevieja conocen la localización, extensión y gravedad de los tumores, y realizan, además, la denominada punción directa de lesiones para diagnóstico histológico de tumores de difícil acceso, siendo el segundo hospital de la provincia en implantar esta técnica.

Entre los procedimientos novedosos que se utilizan en los servicios de Cirugía General y Digestiva de los hospitales del Vinalopó y Torrevieja, que trabajan de manera coordinada y con el mismo protocolo, destaca por ejemplo la Necrosectomía pancreática, que permite extraer el tejido «muerto» del páncreas y pasarlo al estómago para que el paciente lo expulse de forma natural, evitando una intervención quirúrgica. Con solo 2 ó 3 sesiones de media, el paciente evita lo que hasta ahora era una intervención abierta.

Además, se ha avanzado mucho en los programas de rehabilitación previos a la cirugía, con el fin de mejorar el postoperatorio de los pacientes. Por ejemplo, la Unidad de Coloproctología conjunta de los Servicios de Cirugía General y Digestiva de los hospitales universitarios de Vinalopó y Torrevieja ha puesto en marcha el programa de rehabilitación preoperatoria en los pacientes frágiles e intensifica el ya implantado protocolo de recuperación postoperatoria «fast track» en todos los pacientes con cáncer colorrectal. El objetivo es reducir la respuesta al estrés quirúrgico y la morbilidad de este tipo de cirugía y lograr una recuperación más cómoda y precoz de los pacientes y que engloba a servicios como nutrición, rehabilitación, cirugía, anestesiología y psicología.

 

Andrés Tomás, jefe de Servicio de Cirugía General y Digestivo del Hospital de Torrevieja.

 

Todo ello, con los mínimos tiempos de espera garantizados, una alta satisfacción de los pacientes y los excelentes resultados en salud reflejados en los Acuerdos de Gestión de la propia Conselleria. Como explica la jefa de Servicio de Cirugía General del Vinalopó, Pilar Serrano, «somos muy exigentes con nuestro trabajo y nuestros compromiso es que los pacientes se sientan acompañados y reciban una atención personalizada durante todo el proceso, porque somos conscientes de que el paso por el quirófano genera miedo y estrés». Para Andrés Tomás, jefe de Servicio de Cirugía General y Digestivo del Hospital de Torrevieja es muy importante que los profesionales «nos pongamos en la piel del paciente y su familia y que se sienta acompañado por su médico durante todo el proceso, aunque en su tratamiento hayan participado profesionales de muchos servicios».

El tiempo de espera medio para procedimientos quirúrgicos no urgentes con cirugía programada en el Hospital Universitario del Vinalopó es de 37 días y en el de Torrevieja de 47 frente a los 168 y 162 días de demora en hospitales gestionados directamente por Sanidad en la provincia de Alicante, según los últimos datos publicados por la propia Conselleria de Sanidad. Es decir, los pacientes pertenecientes al Vinalopó y Torrevieja han esperado tres veces menos para ser intervenidos que la media de los ciudadanos en otros hospitales de la Comunidad Valenciana. En el caso del Vinalopó, entre junio de 2010 y junio de 2019, fecha de su noveno aniversario, ha realizado 140.700 intervenciones quirúrgicas (72% de cirugía sin ingreso).

Los hospitales del Vinalopó y Torrevieja, pertenecientes al grupo Ribera Salud, reflejan con el trabajo de sus profesionales la filosofía de una empresa comprometida con la sociedad. Su objetivo, desde hace 20 años, es mejorar la salud y el bienestar de la población a la que atiende, con un modelo de gestión responsable que, tal y como acreditan organismos oficiales como la Sindicatura de Cuentas de la Comunidad Valenciana, contribuye a la sostenibilidad del sistema sanitario.

 

Más información

 

Para cualquier información sobre la cartera de servicios del Hospital Universitario del Vinalopó/ Torrevieja:

? 965 72 13 06

Email: info@vinaloposalud.com y info@torrevieja-salud.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído