06 de julio de 2019
06.07.2019

Síntomas y tratamiento de la otitis e infecciones gastrointestinales en los niños

Los profesionales indican que no secar bien los oídos tras el baño o tragar agua de las piscinas públicas pueden producir estas patologías, tan frecuentes en verano

06.07.2019 | 04:15
Si hay mucha humedad en el canal auditivo, el oído puede irritarse

Las largas jornadas en piscinas y en la playa son el origen de las otitis y las infecciones grastrointestinales en los niños, dos de los motivos de visitas a urgencias más recurrentes durante el verano, tal y como afirman las especialistas de Quirónsalud.

La otitis es una infección que se produce en el canal auditivo que transporta el sonido del exterior del cuerpo al tímpano y cuya causa se encuentra en la proliferación de hongos o bacterias causantes de la infección.
"Este tipo de infección", señala la doctora Laura Parra, jefa de urgencias pediátricas de Quirónsalud Alicante, "suele ser muy recurrente durante las vacaciones de verano, sobre todo en los niños que pasan mucho tiempo en el agua. Si hay mucha humedad en el canal auditivo, el oído puede irritarse y abrir la piel del canal, lo que permite la entrada y proliferación de bacterias y hongos causantes de la infección". 


 

Síntomas de otitis

Los síntomas más frecuentes que presentan los niños con otitis se encuentran dolor, que a veces suele ser muy intenso y se suele acentuar al tirar e incluso rozar el pabellón auricular, supuraciones y ocasionalmente fiebre.

Se recomienda usar tapones óticos puntualmente siempre que ocluyan completamente el conducto


Cómo prevenir la otitis

Se debe evitar la entrada de agua en los conductos auditivos por medio de tapones de silicona y nunca de cera, ya que absorben agua y pueden dejar residuos en el interior del oído. Además, no es recomendable el uso de bastoncillos, pues lo único que hacen es acumular el cerumen en el conducto auditivo interno pudiendo provocar males mayores.
La doctora Parra recomienda "usar los tapones óticos puntualmente siempre que ocluyan completamente el conducto o también la aplicación en mayores de tres años de una gota en cada oído todas las noches de una solución de alcohol boricado a saturación, disponible en farmacias, si los baños van a ser frecuentes. El uso de los gorros de baño, si bien no van a impedir la entrada de agua en los oídos, son conveniente por motivos de higiene si la piscina está muy frecuentada".
En el caso de que finalmente se desencadene la otitis, el tratamiento más habitual, junto con los analgésicos para el dolor, será el antibiótico, ya que en la mayoría de los casos la enfermedad tiene origen bacteriano.


Infecciones gastrointestinales en los niños

En verano también aumentan las posibilidades de infecciones gastrointestinales en los niños, sobre todo las de origen vírico como el adenovirus y el rotavirus cuya forma más habitual de contagio suele ser el contacto fecal-oral, "por lo que debemos evitar, en la medida de la posible, que los niños traguen agua en piscinas públicas de pequeño tamaño y habituarles a lavarse las manos cada vez que van al baño, sobre todo entre los menores de cinco años, cuya inciden es mayor", advierte la doctora Adalgisa de Caro, pediatra del Hospital Quirónsalud de Murcia.


Síntomas de infecciones gastrointestinales

Para detectar que un niño padece alguna infección gastrointestinal se debe prestar especial atención a los síntomas propios de esta patología. Entre ellos destaca un mayor número de deposiciones, dolor abdominal de intensidad variable alrededor del ombligo, asociados a vómitos y fiebre.
La especialista de Quirónsalud Murcia insiste que se deben vigilar los signos de deshidratación, como la lengua seca, la menor actividad del niño, el llanto sin lágrimas, la presencia de ojos hundidos y la orina escasa y acudir a urgencias siempre que el niño vomite de manera continua.


Cómo tratar las infecciones gastrointestinales

Se debe evitar que los niños traguen agua en piscinas públicas de pequeño tamaño


La doctora de Caro recomienda, en los casos de infecciones gastrointestinales, mantener al niño correctamente hidratado de manera preferible con suero de rehidratación comprado en farmacias.
" No se deben emplear soluciones caseras como la limonada con bicarbonato, ni refrescos comerciales para reponer las pérdidas de líquidos porque empeoran la gastroenteritis y pueden dar lugar a complicaciones graves e incluso letales", advierte la doctora Parra.


Consejos para disfrutar de unas vacaciones seguras en el agua

La doctora María Mínguez, jefa del Servicio de Pediatría de Quirónsalud Torrevieja, recomienda seguir estas pautas para disfrutar de las jornadas de playa y piscina con los más pequeños sin sufrir ningún sobresalto:
  • Mantener la supervisión directa en todo momento, especialmente en el caso de niños pequeños incluso aunque lleven flotadores o manguitos, pero también en los más mayores y sobre los que ya saben nadar.
  • Protegerlos del sol y aplicarles crema solar al menos 30 minutos antes de la exposición al sol y renovar la aplicación de crema cada hora y media o dos horas.
  • Prevenir el llamado corte de digestión entrando en el agua poco a poco y esperar unas dos horas para bañarnos después de una comida pesada.
  • Ponerles gafas de bucear para evitar una conjuntivitis, ya sea infecciosa o irritativa por el cloro.
  • Usar sandalias para transitar duchas y zonas húmedas, ya que con el calor las zonas húmedas se convierten en una fuente importante de infecciones por hongos.
  • Es esencial secarles bien los oídos tras el baño con una toalla para evitar las otitis. Incluso es recomendable, si se tiene la sensación de que se ha introducido agua en el canal auditivo del niño, utilizar el secador de pelo al llegar a casa.
  • Evitar los bastoncillos. Los bastoncillos están del todo contraindicados para secar la humedad o el agua del interior del canal auditivo, ya que pueden empujar hasta el interior del oído al cerumen, que a su vez puede contener gérmenes, e incluso llegar a provocar una rotura del tímpano si se utiliza sin cuidado.
  • Mantener el oído limpio. Evitar el exceso de cerumen en el canal auditivo, si bien es recomendable en general durante todo el año, también ayuda a evitar la aparición de la otitis.

Sobre Quirónsalud

Quirónsalud Alicante

Quirónsalud es el grupo hospitalario más importante de España y el tercero de Europa. Está presente en 13 comunidades autónomas, cuenta con la tecnología más avanzada y dispone de una oferta superior a 6.500 camas en más de 100 centros, como la Fundación Jiménez Díaz, Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, Hospital Universitario Dexeus, Ruber, Centro Médico Teknon, Hospital La Luz, Policlínica de Guipúzcoa, etc, así como con un gran equipo de profesionales altamente especializados y de prestigio internacional.
Trabajamos en la promoción de la docencia (siete de nuestros hospitales son universitarios) y la investigación médico-científica (contamos con el Instituto de Investigación Sanitaria de la FJD, único centro investigador privado acreditado por la Secretaría de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación).
Asimismo, nuestro servicio asistencial está organizado en unidades y redes transversales que permiten optimizar la experiencia acumulada en los distintos centros, y la traslación clínica de nuestras investigaciones. Actualmente, Quirónsalud está desarrollando numerosos proyectos de investigación en toda España y muchos de sus centros realizan en este ámbito una labor puntera, siendo pioneros en diferentes especialidades como cardiología, endocrinología, ginecología, neurología, oncología, y medicina deportiva entre otras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook