16 de mayo de 2019
16.05.2019

Los productos dentales que compras online pueden provocar problemas de salud

Los tratamientos de blanqueamiento de dientes o las férulas de descarga deben estar prescritas por un dentista, que es el profesional que analizará cada caso y hará un seguimiento del paciente

16.05.2019 | 04:15
Las férulas de descarga es uno de los productos dentales más comprado por internet

Todos hemos comprado online cualquier tipo de producto, desde entradas de fútbol, billetes de avión, ropa, tratamientos de belleza, hasta muebles, juguetes o todo aquello que puedas imaginar, como por ejemplo productos de salud bucodental. Sin embargo la compra de estos últimos acarrean graves problemas de salud, puesto que todos los productos dentales deben estar prescritos por un dentista.

Ante la proliferación de ventas de este tipo de material a través de internet y en algunas parafarmacias, la advertencia del Consejo General de Dentistas de España y el Colegio de Odontológos y Estomatólogos de Alicante (COEA) es clara y directa: "utilizar productos no recomendados por tu dentista puede tener consecuencias graves en tu salud bucodental".

Populares plataformas de comercialización en la red están vendiendo distintos productos de salud bucodental como kits de blanqueamiento de dientes, férulas de descarga e incluso ortodoncias, "que solo deben ser utilizados cuando han sido prescritos por el dentista", aseguran desde el COEA, donde advierten del peligro "para la salud bucodental del paciente, pues pueden provocar distintas patologías en la boca, algunas incluso de carácter grave".

Las ortodoncias vendidas por internet pueden provocar distintas patologías en la boca / Freepik

Todos los productos de salud bucodental deben estar prescritos por un profesional que, antes de aplicar cualquiera de ellos, "realizarán un estudio personalizado de cada caso para que el tratamiento finalice con el mayor éxito posible", advierten desde el Consejo General de Dentistas de España.

Hoy en día es muy fácil comprar y vender prácticamente de todo a través de internet, incluso productos ilegales. Esta situación está afectando directamente al ámbito sanitario y los ciudadanos deben conocer los problemas que pueden acarrear aplicarse tratamientos sanitarios que no han sido recomendados por un profesional de la salud.

El Consejo de Dentistas de España ha detectado, y denunciado en los casos que lo requerían, la venta de productos de salud bucodental a través de diversas plataformas como Amazon y Aliexpress, así como también en algunas parafarmacias, que ofrecen a los usuarios numerosos productos que pueden ocasionar graves problemas de salud.

Simplemente con poner en el buscador de estas páginas "ortodoncia", "férula de descarga" o "blanqueamiento dental", aparecen cientos de productos donde elegir. En la mayoría de los casos publicitados en internet, es el propio usuario quien debe ajustarlos a sus dientes siguiendo unas instrucciones, pero sin ningún control de los facultativos.

El profesional sanitario será quien lleve un control de la aplicación del producto y de sus efectos / Freepik

El Colegio de Dentistas de Alicante lanza una alerta a la población de los riesgos que pueden ocasionar la utilización de este tipo de artículos: "Cualquier producto que esté relacionado con la salud tiene que estar prescrito por un profesional sanitario, en el caso de nuestra boca y dientes, por un dentista. Además, este profesional será quien lleve un control de la aplicación del producto y de sus efectos sobre nuestra salud bucodental".

Patologías graves ocasionadas por productos no indicados por un dentista

Todos los tratamientos de Odontología, dígase ortodoncia, férulas de descarga para evitar el bruxismo (apretar los dientes), determinados productos para blanquear las piezas, entre otros, deben ser indicados directamente por un odontólogo o estomatólogo. Y además debe ser indicado de forma personalizada.

Cada paciente tiene unas características diferentes en su dentadura y es el dentista quien debe realizar un previo y exhaustivo análisis del caso que se le presenta, ya que cada paciente tiene unas características diferentes que hay que tener en cuenta a la hora de llevar a cabo el tratamiento.

El uso de estos productos puede ocasionar inflamación de encías e incluso pérdidas de piezas dentales / Freepik

"De no ser así, se pueden desencadenar graves problemas de salud. Desde sensibilidad dental a la inflamación de encías e incluso se pueden producir trastornos de la articulación temporomandibular y pérdidas de piezas dentales", apuntan desde el Colegio de Dentistas de Alicante.

Los propios comentarios de los usuarios de estos productos en internet dejan claro que se pueden producir problemas graves de salud bucodental. Según el Consejo de Dentistas de España, en "las opiniones que los usuarios dejan en las plataformas de venta de productos se pueden leer los efectos que les han provocado (dolor de dientes, deterioro del esmalte, encías quemadas por productos blanqueantes, etc)".

Vulneración legal

La Organización Colegial de Dentistas de España denuncia que estas plataformas vulneran con este tipo de ventas el Artículo 3.5 del Real Decreto Legislativo 1/2015, de 24 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios, en el que "se prohíbe la venta por correspondencia y por procedimientos telemáticos, de medicamentos y productos sanitarios sujetos a prescripción". Y este es precisamente el caso de los ejemplos antes citados.

Se ha instado a las autoridades a que se impida la publicidad de estos productos / Freepik

Asimismo, el Consejo de Dentistas asegura que estos hechos vulneran el contenido del Artículo 80.7 del citado Real Decreto Legislativo, por el que "no podrán ser objeto de publicidad destinada al público los productos sanitarios que estén destinados a ser utilizados o aplicados exclusivamente por profesionales sanitarios". También es el caso.

Desde la organización que aglutina a los colegios profesionales de dentistas de España han realizado una petición a la Administración, con el fin de "que se tomen las medidas oportunas para investigar estos hechos e imponer las sanciones que procedan".

También se insta a las autoridades "a adoptar las medidas necesarias para impedir que se haga publicidad de estos productos, puesto que podrían generar graves daños a las personas que los utilicen".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook