16 de febrero de 2019
16.02.2019

Ortodoncia en niños: ¿cuándo comenzar?

Desde Corporación Dental aconsejan acudir al ortodoncista en torno a los 7 años, cuando empieza el recambio de los dientes de leche

16.02.2019 | 04:15
El doctor Francisco Cascales, miembro del equipo de ortodoncistas de Corporación Dental.

Para el doctor Francisco Cascales, miembro del equipo de ortodoncia de Corporación Dental, es muy importante acudir al Ortodoncista cuando se empieza a realizar el recambio de los dientes de leche a definitivos, alrededor de los 7 años. «Es importante llevar un seguimiento del crecimiento de los pacientes, ya que a esas edades la ortodoncia interceptiva y funcional, posibilita una mejora en el desarrollo y crecimiento de los pacientes. En estas edades podemos corregir problemas en los maxilares como el paladar estrecho, mejorar la estética facial y la articulación mandibular entre otros».

Cuando los niños son un poco más mayores y han hecho el recambio completo de las piezas, comenzaría el tratamiento de ortodoncia con brackets. La duración del tratamiento varía según cada caso pero suele estar en torno al año y medio. El doctor Francisco Cascales reconoce que es un tratamiento que a los pacientes se les puede hacer largo cuando se propone, especialmente a los pacientes adultos, pero el resultado final compensa ese tiempo de tratamiento. Además hoy en día con el sistema de alineadores transparentes Invisalign® o con brackets estéticos de zafiro, hacen que el paciente lleve el tratamiento cómodamente y con más confianza.


Doctor Fernando Lobato Rodríguez del Centro de Especialidades Odontológicas Lobato Dental

Nuestra filosofía: siempre lo mejor para el cliente

En nuestro Centro de Especialidades Odontológicas, no sólo contamos con la más avanzada tecnología en aparatos médicos, equipos radiológicos, materiales e instrumental. Además, formamos un equipo humano excelente. Bien sea por la formación universitaria de cada uno de nosotros, como las distintas especialidades que abarcamos. Desde cirugía, periodoncia, endodoncia, ortodoncia, odontología estética, odontopediatría, etcétera. Este equipo está formado por un grupo de personas cuyo objetivo principal es el buen hacer. Amamos esta profesión y disfrutamos trabajando con los pacientes. Sin objetivos económicos, sin límites de presupuesto a la hora de usar materiales, sin exigencias ni intermediarios entre el paciente y nosotros. En Lobato Dental siempre te encontrarás como en casa, y no como en una empresa de fabricar dientes o sonrisas bonitas.

Cada paciente es tratado de una manera única y especial. Ya que nos reunimos el tiempo necesario para evaluar y comentar cada caso. Buscando siempre la mejor opción y solución para el paciente.

Considerando los tiempos que corren, sabemos que cualquier tratamiento bucodental es un dinero. Y aunque nosotros siempre lo consideramos como una inversión de futuro, ayudamos a nuestros pacientes en todo lo posible. Ya sea dándoles todas las facilidades de pago existentes (plazos, financiación, etcétera) como asegurándoles que al no haber intermediarios, ni empresas de por medio, van a obtener siempre la mejor relación presupuesto-plan de tratamiento.

Personalmente, monté esta clínica para disfrutar de lo que más me gusta€ la odontología. La inversión inicial fue muy grande y el mantenimiento del centro, también lo es. Pero he reducido el margen de beneficios a cambio de ofrecer en todos los casos, lo mejor para el paciente. Además, siempre digo lo mismo, es la mejor manera para dormir tranquilo y poder ir por la calle saludando a todo el mundo. Con la tranquilidad y seguridad de haber hecho las cosas bien.

Para terminar, me gustaría recalcar el esfuerzo personal en cambiar un viejo concepto o idea. Y es que el dentista ya no hace daño. Ni tampoco debe producir estrés o ansiedad. Gracias a las nuevas tecnologías y al perfeccionamiento en distintas técnicas operatorias, puedo decir que el miedo al dentista, debería erradicarse. Desde Lobato Dental, invitamos a todos los lectores a que acudan a su dentista de confianza sin miedo. Con el objetivo siempre de mantener una correcta higiene y salud bucodental.

Los dentistas recomendamos una y en ocasiones dos, revisiones al año. Para hacer siempre que sea necesario, una profilaxis también anual (limpieza).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook