10 de enero de 2019
10.01.2019

La dieta del cucurucho: ¿Sirve para adelgazar?

A la hora de quemar calorías con el sexo, influyen variables como la postura, la duración, la intensidad o los preliminares

10.01.2019 | 12:32
La dieta del cucurucho consiste en comer poco y hacerlo mucho

Enero es el mes del año en que más propósitos hacemos de ponernos en forma. Practicar ejercicio, comer sano, apuntarse al gimnasio o iniciar una dieta son algunas de los métodos con los que pretendemos lograr una figura saludable.

Siempre hemos escuchado que practicar sexo es una buena forma de quemar calorías. ¿Pero realmente es así? ¿Funciona la popularmente conocida como dieta del cucurucho?

Pues bien, lo de comer poco y hacerlo mucho no es la panacea, pero toda piedra hace camino.

Hacer el amor te puede hacer perder hasta 500 calorías diarias, según diversos estudios, aunque lo normal es que esa cifra apenas supere la veintena. Nada y menos, por tanto.

La creencia popular de que el sexo ayuda a reducir los michelines es falsa, o cuanto menos inexacta. Para quemar las suficientes calorías habría que mantener encuentros íntimos de una hora de duración, mientras que la media suele ser de 6 minutos, sin contar los besos y caricias previos. Conclusión: el "aquí te pillo, aquí te mato" da gustito, pero no adelgaza.


Los preliminares del sexo tienen, a los efectos que nos ocupan, tanta importancia o más que el propio coito. Y es que no todo el mundo sabe o tiene en cuenta que besar a tu pareja puede hacerte perder 50 calorías por hora. Cuanto más apasionados, más energía queman.

Otro factor a considerar es que no se queman las mismas calorías con unas posturas sexuales que con otras, ya que en cada posición siempre suele haber un participante que se "cansa" más que el otro.


La estación del año o temperatura del lugar elegido son también variables importantes a la hora de sudar la gota gorda (o no).

La intensidad también influye, así que lo recomendable es cambiar de postura (aquí tienes algunas del Kamasutra para lograr orgasmos potentes) y de ritmo durante tus relaciones sexuales.

La liberación de endorfinas es buena y placentera, por lo que la dieta del cucurucho es positiva si va a acompañada de buenos hábitos de alimentación y otros ejercicios deportivos.

Además, practicar sexo con regularidad te ayuda a mantener bajo control tu nivel de cortisol, que es la hormona relacionada con la ansiedad. La misma que puede llevarte a atiborrarte de dulces y comidas con mucha grasa y carbohidratos. La misma que te ocasiona estrés y pone tu organismo en estado de alerta, lo que hace que almacene energía, o sea, calorías. 


Otro de los beneficios del sexo es que te ayuda a dormir. Y dormir, adelgaza. O mejor dicho: no disfrutar de las horas necesarias de sueño aumenta la probabilidad de que aumentes de peso.

Visto lo visto, aunque la dieta del cucurucho no te vaya a hacer perder peso de manera directa, sí te va a ayudar indirectamente. Y lo que está claro es que no vas a encontrar ninguna otra dieta más placentera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook