27 de agosto de 2018
27.08.2018
Nutrición

El secreto para convertir cualquier plato en una cena quemagrasas para perder peso

Así tienes que cenar para conseguir adelgazar

04.09.2018 | 14:29
El secreto para convertir cualquier plato en una cena quemagrasas para perder peso

Lo dicta la lógica. Lo más importante a la hora de perder peso es lo que comes. Pero no sólo eso. Para conseguir adelgazar lo más importante es que te plantees la necesidad de llevar una vida más sana y comer mejor. Es fundamental aumentar el ejercicio (en este artículo te contábamos hace días cómo hacerlo sin ir al gimnasio) y cuidar la alimentación. Esos son los dos pilares básicos para evitar un "efecto rebote" que haga que cada mes cambies de peso. Está bien llevar a cabo una "operación bikini" pero la alimentación hay que cuidarla todo el año. Por eso, y porque la vuelta al trabajo está cada vez más cerca, hoy nos hemos planteado la necesidad de mostrarte cómo preparar cenas ligeras y que te permitan quemar grasas. La fórmula es sencilla: 80/20 más fruta y agua todo ello saboreado a un ahora temprana. Vayamos paso por paso.

¿Qué son los alimentos quemagrasas? Son aquellos que, como su propio nombre indican, te permiten perder peso porque no suman calorías innecesarias a tu dieta. Esto es: son productos que te permiten desarrollar tu actividad diaria porque te dan energía pero no te suman kilos de más. Hace unos días te contábamos en este artículo cuáles son estos alimentos. Y es que son precisamente estos productos los que tienen que dominar el plato con el que te prepares la cena. La fórmula es hasta matemática: la verdura y la fruta tienen que supone el 80 por ciento de tu plato. El otro 20 lo puedes reservar para la carne o el pescado (siempre es más sano evidentemente lo segundo). Una buena opción es tomarte una crema como un gazpacho en verano o una de calabacín en invierno. Son ligeras y aportan muchos nutrientes necesarios para tu salud.

El postre

Dentro de esta fórmula "quemagrasa" para hace cenas saludables también tenemos que introducir el postre. Es más que importante cuidar lo que comes después del plato principal. Por eso los nutricionistas insisten en que debes aprovechar para incluir aquí una de las cinco piezas de fruta y verdura que tienes que comer al día. Así, sustituyendo los postres ultraprocesados por fruta, además conseguirás ahorrar dinero y mejorar tu alimentación.

La bebida

Pero no sólo es importante lo que comes, también debes fijarte en la bebida. Y en este sentido la única apropiada si quieres quemar grasas y perder peso es el agua. Ni los refrescos (en su modo "zero" podemos aceptarlos), ni muchísimo menos el alcohol. Esos son, precisamente, enemigos de la dieta. 

La hora

Y por último, es importante también cuándo te tomas esa cena. Los nutricionistas aseguran que es importante cenar a una hora temprana. El razonamiento para justificar esta necesidad es más que sencillo. Una vez que cenas se supone que ya no vas a gastar muchas más calorías por lo que lo más recomendable es cenar un rato antes de irte a la cama. Además así te ahorrarás una mala digestión, conseguirás descansar mejor sin pesadillas y, por último, lograrás tener más hambre al día siguiente en el desayuno, que recuerda que es otra comida fundamental si lo que queremos es perder peso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook