20 de agosto de 2018
20.08.2018
Alimentación

Ocho alimentos que no debes probar (y tres que sí) para perder peso

Te contamos qué cambios tienes que introducir en tu alimentación para adelgazar

20.08.2018 | 16:09
Ocho alimentos que no debes probar (y tres que sí) para perder peso

Estamos a punto de acabar el verano. Decimos adiós a la temporada estival y también a la operación bikini. Pero volver al cole y a la actividad diaria no tiene que suponer (o al menos no debe hacerlo) que vuelvas a los malos hábitos alimenticios. Tenemos que cuidarnos todo el año y por eso es importante perder peso con cabeza. Adelgazar es una buena decisión si te sirve como excusa para empezar a comer mejor.

En este sentido hoy te traemos siete elementos que tienes que sacar de tu dieta para mejorar en salud y tres que debes introducir si no lo has hecho aún y que pueden ayudarte a quitar esos kilos de más con los que has vuelto de estos días libres en los que los excesos son (hay que reconocerlo) los grandes protagonistas. Recuerda que también es importante que empieces a hacer ejercicio poco a poco pero de forma constante.

Azúcar

Es el enemigo público número uno de los nutricionistas. Ya consumimos mucho azúcar en el día a día en casi todos los alimentos que comemos como para encima aumentar la dosis echándole dos cucharadas al café o una a las fresas del postre. En los últimos meses decenas de personas han emprendido una sana campaña contra el azúcar secundada por cientos de profesionales. No se trata de que tengas que comer la comida amarga: nosotros te contamos en este artículo hace varias semanas varias alternativas al azúcar: se trata de especias que te pueden ayudar a endulzar y que no engordan. 

Los zumos

Los nutricionistas recomiendan el consumo de zumos a quienes quieren ganar peso. Y este no es tu caso si estás leyendo esta lista. Los expertos aseguran que el cuerpo no está preparado para procesar todo el azúcar que le metes si, por ejemplo, te tomas un zumo de dos naranjas en apenas 10 segundos.

Comida rápida

Es el "enemigo público número dos" por así decirlo. Para conseguir comer de forma sana y natural y para adelgazar es importante que dejes la comida rápida a un lado. Dedícale tiempo a la cocina. No valen las excusas. Si no tienes tiempo resta otras actividades menos importantes. Cocinar tiene que ser prioritario en tu vida. Si te organizas puedes cocinar un día y disfrutar toda la semana. Como capricho, eso sí, puedes ir una vez al mes a un restaurante de comida rápida. Lo disfrutarás más y comprobarás que ahorras mucho dinero sin este tipo de comida.

Refrescos

Desde que existen organizaciones que se dedican a mostrarnos negro sobre blanco la gran cantidad de azúcar que consumimos en nuestro día a día prácticamente sin darnos cuenta los refrescos han sido los grandes perjudicados. Por eso las marcas han sabido reaccionar y a día de hoy todas ellas cuentan con gamas "zero" de sus productos con prácticamente el mismo sabor pero sin azúcar. Hace unos días te contamos en este artículo la experiencia personal de un joven que había perdido cinco kilos sólo con renunciar a los refrescos (aquí la puedes leer).

Alcohol

Una vez terminado el verano es más fácil decirle adiós al alcohol. Pero no sólo para adelgazar. Olvidarte de los grados del ron o la cerveza es, además, muy útil para tu organismo. En este artículo puedes ver cuáles son las bebidas alcohólicas que más engordan y cuáles las menos perjudiciales. No todas son iguales.

Grasas saturadas

Las salsas con excesivos ingredientes, la carne grasienta para la cena? Si de verdad quieres adelgazar y perder peso tienes que olvidarte de consumir grasas saturadas y, con ellas, todos los productos que te ofrecen los supermercados y que prácticamente no tienes que cocinar como las pizzas o las hamburguesas ya hechas. Cambia estos productos por alternativas más sanas y naturales. Tu salud te lo agradecerá.

Ultraprocesados

Son los nuevos enemigos de los nutricionistas. Se trata de alimentos que llevan más de tres ingredientes y que han sido elaborados de forma artificial. Los expertos recomiendan, en su lugar, sustituirlos por lo que ellos llaman "real food", comida de verdad. Se trata de volver a los orígenes y de comer lo que realmente nos da la naturaleza o lo que produce el hombre pero siempre de manera natural sin aditivos.

Dulces

Sustituir el postre y el snack de media mañana por una pieza de fruta te ayudará a partes iguales a mejorar tu salud y a perder peso. Esta es, por tanto, una de las decisiones más acertadas que podrías tomar.

Pero no todo es malo, también te traemos tres elementos que tienes que incorporar a tu dieta.

Frutas y verduras

En el último epígrafe del capítulo anterior hablábamos de la importancia de comer futa. Pero este alimento no es el único gran protagonista de la vida sana. ¿Conoces la regla del 80 / 20? Se trata de la regla de oro de los nutricionistas y quiere decir que si rellenas el 80 por ciento del plato con verde tu comida será más sana y adelgazarás. Pero no te preocupes: la verdura no tiene porqué ser aburrida. 

Frutos secos

Seguro que has escuchado cientos de veces lo buenos que son los frutos secos para tu salud. Te aportan toda una serie de nutrientes, son económicos, no engordan y encima hasta te mejoran la memoria. Te animamos a que los introduzcas en tu dieta quizá también como un prefecto snack de media mañana.

Legumbres

Las legumbres no son sólo para el invierno. Recuerda que con los garbanzos puedes hacerte hasta una ensalada o un humus. Los nutricionistas recomiendan que aumentes la dosis de legumbres y que las comas, al menos, una vez a la semana así que planifícate, busca recetas y dale a las legumbres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook