13 de marzo de 2018
13.03.2018

El tripartito pasa a cobrar las tasas de las terrazas por metros en lugar de por mesas y sillas

08.06.2018 | 13:07
El tripartito pasa a cobrar las tasas de las terrazas por metros en lugar de por mesas y sillas

El Ayuntamiento pide acreditar con certificados todos los elementos que se colocan en la vía pública, como los toldos ignífugos, desde el inicio de la actividad y el sector reclama un asesoramiento para evitar una fuga de establecimientos.

Los negocios de hostelería que vayan a abrir terrazas en Elche tendrán que adaptarse a la nueva normativa municipal. El tripartito ha puesto ya en práctica los nuevos modelos de autorización a los que tendrán que adaptarse los locales, a partir de ahora, para iniciar su actividad. La regularización pasa por presentar en la Concejalía de Aperturas desde planos con los metros que se van a ocupar, hasta certificados que garanticen que los toldos son ignífugos, entre otra documentación.

Así lo recoge un decreto recientemente aprobado por el Consistorio ilicitano, desde donde alegaron que muchos de los trámites a los que debe atender el sector ya se exigían, pero ahora se reclaman desde el principio, con lo que se busca acortar los plazos para conceder los permisos y agilizar así el inicio de la actividad económica. Algo que, no obstante, ha sido recibido de manera desigual en el sector, desde donde reclaman al equipo de gobierno reforzar el asesoramiento a los empresarios para evitar una fuga de negocios en Elche.

La principal novedad con la que se han empezado a encontrar ya los hosteleros a la hora de querer sacar sus mesas y sillas a la calle es que, en estos momentos, el Ayuntamiento concede los permisos en función de los metros cuadrados que se soliciten y no en función de las mesas y sillas, como se hacía hasta ahora en la ciudad. Algo que también tendrá sus efectos en las tasas que tengan que pagar los hosteleros. Y es que esto afectará a los nuevos, pero también a aquellos que soliciten una modificación de los criterios, según señalaron desde la Concejalía de Aperturas, dirigida por Carlos Sánchez.

Con este cambio, según el Ejecutivo local, los hosteleros pagarán 58,44 euros por metro cuadrado, en vez de los 73,56 que abonan, de manera que se equipararán ya a los costes de una terraza en Alicante y València, cuando, hasta el momento, los precios se acercaban a los de grandes ciudades como Madrid. Antes de modificar la ordenanza, el metro cuadrado de una terraza en Elche en una de las calles de la denominada categoría 1 (las más céntricas) tenía un precio mensual de 73,56 euros, mientras que por una calle similar en Madrid se pagan 73,98 euros. Ahora, una vez se han cumplido los trámites de la nueva ordenanza reguladora de tasas por ocupación de terreno de uso público de mesas y sillas, se paga 58,44 euros, lo que supone un 21% menos y se sitúa un poco por encima de lo que se paga en Alicante y por debajo de lo que se está abonando en València.

Además de adaptarse a este nuevo requerimiento, los hosteleros también tendrán que acreditar, desde el primer momento que piden autorización para abrir una terrazas, que los toldos o elementos de sombra cuentan con un certificado de reacción al fuego, al igual que ocurrirá también con las estufas o cualquier instalación eléctrica, que deberán contar con boletines de reconocimiento anual, además de cumplir con otros trámites. Todo ello se suma a los planos detallados de la terraza, en los que se tienen que señalar también las medidas del frente de la fachada del establecimiento y del ancho de la acera o lugar de la vía pública donde se pretende la instalación, distancia a las esquinas, paradas de autobuses, salidas de emergencia, pasos de vehículos, así como otros elementos urbanos existentes.

Efectos

La necesidad de cumplir con la nueva tramitación que exige el Ayuntamiento ha desembocado en opiniones dispares en el sector hostelero. Por un lado, hay quienes han interpretado los nuevos formularios como más trabas para los negocios de hostelería y ocio. Desde la patronal del sector servicios, Aesec, han echado en falta, por ejemplo, un mayor apoyo y asesoramiento por parte del Ayuntamiento para aquellos emprendedores que deciden comenzar una actividad económica en Elche y que han de atender a unas exigencias diferentes a las que hay en otras ciudades cercanas. Desde la asociación apuntaron a que las regularizaciones son favorables, pero incidieron en que siempre y cuando no se entorpezcan a los negocios.

Por otra parte, desde la Asociación de Hosteleros de Elche (Hostelx) reconocieron que existe una mayor permisibilidad en otras localidades, donde hay un mayor tirón del sector en estos momentos. Aunque resignados, también se mostraron partidarios de que el Ayuntamiento haga cumplir la normativa, eso sí, precisan que debe exigirse a todos los establecimientos por igual para evitar caer en una competencia «desleal» en la ciudad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook