06 de enero de 2018
06.01.2018
Tribuna

Cómo prevenir la osteoporosis

13.01.2018 | 18:47
El estímulo mecánico de caminar estimula al osteoblastos, la célula que forma el hueso.

Es conveniente llevar una dieta rica en lácteos, especialmente en la adolescencia cuando se acumula la mayor parte del calcio de nuestros huesos, y en la menopausia cuando se empieza a perder masa ósea. El ejercicio de caminar es un estímulo natural para formar hueso. Debemos evitar el alcohol y tabaco, que además de todos sus efectos conocidos son tóxicos también para las células óseas.

El hueso es un tejido vivo, que se regenera constantemente a lo largo de la vida. En la adolescencia vamos ganando densidad ósea, alcanzando el pico máximo de masa ósea los 30 años. A partir de la menopausia la destrucción de hueso se acelera, y el hueso que se forma no llega a ser suficiente para reponerlo. Es entonces cuando aparece la osteoporosis.

La prueba que mide la densidad de calcio del hueso se llama densitometría y es recomendable realizarla a partir de la menopausia, especialmente si existen antecedentes familiares de fractura de cadera. También su médico se la puede indicar si padece otras enfermedades o toma fármacos que favorecen la osteoporosis, como los corticoides. El estudio lo complementaremos con un análisis de vitamina D y minerales.

P: ¿Cuáles son las enfermedades más comunes en las mujeres en relación a sus huesos?
R: La más importante es la osteoporosis. Es conocida como la «epidemia silenciosa» porque afecta a un tercio de las mujeres tras la menopausia y no da síntomas, hasta que aparece la fractura. Las fracturas características de la menopausia son la de antebrazo o Colles, y las vertebrales. Si no se trata la osteoporosis, aparecerá más tarde la fractura de cadera, temida pues ocasiona mortalidad o invalidez en la mitad de los pacientes mayores que la sufren. Tras la menopausia también aumenta la frecuencia de artrosis y artritis reumatoide.

P: ¿El calcio y la vitamina D son claves para prevenir la osteoporosis?
R: Son imprescindibles, pero no suficientes. Podemos tomar el calcio natural de los alimentos, principalmente de los lácteos, o bien suplementar con pastillas de calcio con vitamina D. Pero una vez que aparece la osteoporosis postmenopáusica, no son suficientes, y hay que añadir alguno de los «fijadores de calcio» para mejorar la osteoporosis y disminuir el riesgo de fractura. Existen fármacos en forma de pastillas diaria, semanal, mensual, inyectables, y todos ellos mejoran la osteoporosis y bajan el riesgo de que aparezca una fractura.

P: ¿Cuándo es recomendable tomar suplementos de estos dos nutrientes?
R: Siempre que la dieta no aporte la cantidad diaria recomendada, que varía en función de la edad. Por ello su médico le adaptará el suplemento que necesita en función de la cantidad de leche, queso y yogur que toma cada día. Existen diversos preparados y es conveniente vigilar los niveles de vitamina D con análisis pues el déficit de vitamina D es muy común en España.

El tratamiento de la osteoporosis se basa en tres pilares fundamentales: el primero una dieta rica en calcio y vitamina D (lácteos); El segundo es caminar, pues el estímulo mecánico de caminar estimula al «osteoblasto», que es la célula que forma hueso; Y el tercero, en el caso necesario, existen varios medicamentos muy eficaces para «fijar» el calcio al hueso, que mejoran la densidad ósea y disminuyen claramente el riesgo de las temidas fracturas. ¡Hoy en día podemos prevenirlas con el tratamiento adecuado!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine