18 de mayo de 2018
18.05.2018
Cuidados capilares

Lo que funciona y no funciona contra la calvicie

Existen una serie de falsas creencias, a la vez que efectivos tratamientos contra la alopecia

25.05.2018 | 02:08
Un hombre preocupado por la pérdida de pelo.

La caída del cabello preocupa por igual a hombres y mujeres, quienes en su afán por reducir el problema pueden llegar a depositar su fe en milagrosos (y en ocasiones peligrosos) remedios caseros o seguir a pies juntillas creencias en torno a la caída del cabello pueden agudizar el problema de la alopecia.

Antes de aceptar las creencias sobre la caída del pelo, hay que saber que el ciclo de vida del pelo consta de 3 etapas o fases: la fase anágena (o fase de crecimiento, con una duración que varía de los 2 a los 6 años), la fase catágena (que supone una etapa de transición y que solo dura unos 10 días aproximadamente) y la fase telógena (con una duración estimada de unos 3 meses en los que el ciclo del cabello se mantiene en reposo). Una vez concluidas estas fases, el pelo cae. Esto nos pasa a todos, después comienza el proceso otra vez, la raíz generará un nuevo cabello y vuelta a la fase anágena. Entre el 85 y el 90 por ciento de los pelos se encuentran en la fase anágena y se estima que el número total de cabellos asciende a unos 100.000-150.000 y la pérdida diaria normal ronda los cien pelos.

GETTY IMAGES

Causas de la caída del cabello


El estrés, problemas de tiroides, el déficit nutricional o estar tomando determinados medicamentos son algunas de las principales causas que pueden provocar la caída del cabello.

Falsas creencias


El uso de lacas, gominas, planchas y secadores no afecta a la caída del pelo. Tampoco lo hace lavarse el pelo diariamente. Si es cierto que este hábito puede hacer el cabello más frágil y áspero.

Algunos optan por cortarse el pelo para frenar la caída. Es otro de los falsos mitos. Lo que pasa es que al tener menos cantidad de pelo, nos da la sensación de menor perdida.

Tratamientos contra la calvicie


Administrados de forma tópica o por vía oral, existe una gran cantidad de fármacos y otros preparados dirigidos a frenar la caída del cabello. Los fármacos más utilizados son, por un lado, 'Minoxidil', que favorece la vasodilatación y provoca así una mayor irrigación del cuero cabelludo y el aumento del aporte sanguíneo a los folículos pilosos.

Una segunda opción farmacológica es 'Finasteride', que actúa bloqueando la acción de los andrógenos a nivel de los folículos pilosos.

GETTY IMAGES

La mesoterapia es una técnica que consiste en aplicar microinyecciones intradérmicas en el cuero cabelludo.

Los microtrasplantes capilares constituyen otra interesante opción para combatir la alopecia. El microinjerto capilar consiste en el trasplante de cabello de zonas donantes en las que no afecta la alopecia (como la nuca o los laterales de la cabeza) a zonas con escasez o falta de pelo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine