23 de enero de 2015
23.01.2015
Cuerpo tonificado

¿Cómo hacer masajes reductores?

Esta técnica es un excelente método para reducir volumen y estilizar zonas localizadas de nuestro cuerpo

12.02.2015 | 00:49

Practicar deporte y ponerse a dieta. Éstas son las dos principales recetas que muchas personas han seguido en javascript:cargarFckEditor('pTexto');este inicio de año para bajar estos kilos de más ganados durante los excesos navideños. Sin embargo, tanto la actividad física como una alimentación saludable se pueden complementar también con otras medidas que nos ayudarán a estilizar nuestra figura, sobre todo si sentimos que hay zonas de nuestro cuerpo que están más flácidas o gorditas.

Los masajes reductores o reductivos son sin duda uno de los métodos más eficientes para conseguir moldear nuestra figura. En este sentido, resulta importante señalar que esta técnica no nos permitirá reducir kilos, solo disminuir nuestras medidas. Por sus características, nosotros mismos podemos aplicar sobre nuestro cuerpo estos masajes reductores, que pueden ir acompañados por el uso de una crema reafirmante.

¿En qué consisten los masajes reductores? Se trata de un tipo de masaje localizado en el que se imprime una presión más fuerte sobre el cuerpo y además el movimiento de las manos se realiza de forma más rápida a la que se usa en otro tipo de masajes (relajantes, decontracturantes...).


Así se hace un masaje reductor de piernas.

En estos masajes reductivos, el objetivo es ayudar a eliminar la acumulación de grasa localizada y a la vez lograr la estilización del contorno de la figura, para así conseguir una silueta más estética. Con estos masajes reductores podrás combatir la celulitis y reducir centímetros de zonas problemáticas y localizadas como las piernas, glúteos, cintura, brazos...

En cualquier caso, debemos ser conscientes que los masajes reductores no son la panacea y deben ir acompañados con un tratamiento específico y de un estilo de vida saludable (alimentación sana, ejercicio físico...), pero sí pueden resultar una opción muy destacada para tonificar nuestro cuerpo y reducir volúmenes.


Así se hace un masaje reductor de abdomen.

Los masajes reductores permiten reducir los depósitos grasos del cuerpo, movilizándolos y mejorando la circulación de las zonas con adiposidades localizadas. Su eficacia viene dada sobre todo porque actúan sobre el tejido conjuntivo y ayudan a mejorar la irrigación y el drenaje linfático y venoso con el objetivo de movilizar la grasa acumulada en una zona específica para moldear el cuerpo. Así, se elimina la grasa del cuerpo porque se liberan los ácidos grasos y toxinas acumulados en la zona tratada.


Así se hace un masaje reductor en brazos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine