05 de enero de 2018
05.01.2018

Adoptar un perro: ¿macho o hembra?

Aunque siempre hay excepciones, las diferencias entre sexos también se dejan notar en el mundo animal

13.03.2018 | 23:03

La guerra de sexos no existe sólo entre los humanos. Y es que una de las principales dudas que se le plantean al futuro propietario de un perro es la de si decantarse por un macho o una hembra. Porque aunque siempre hay excepciones y la educación influye directamente en el carácter de nuestras mascotas, las diferencias de género también hacen lo suyo.

Si estás pensando en adoptar un animal aquí te traemos las claves que diferencian a machos y hembras por si te ayuda a decantarte por uno u otro. Peso si ya tienes un perro en casa y lo que buscas es otro, es aconsejable que esta segunda mascota sea del sexo opuesto a la anterior. De este modo evitarás los conflictos por instinto territorial que se dan entre dos hembras o dos machos.

Los pros y los contras de adoptar una hembra

  • Una de las razones por las que muchos se suelen decantar por un perro es porque la hembra entra en celo cada seis meses y tiene pérdidas de sangre durante alrededor de 14 días.
  • Los elevados niveles de progesterona tras el celo pueden provocar en las hembras los llamados 'embarazos psicológicos'. Es entonces cuando la perra tiene síntomas similares a la gestación a la vez que se muestra más nerviosa y reacia.
  • Si quieres librarte de estos periodos tan conflictivos, especialmente si tienes en casa algún macho, lo que mejor es recurrir a la esterilización. De este modo evitarás que tu mascota te sorprenda en el futuro con alguna camada indeseada, una de las principales causas de abandono de animales.
  • Por norma general, las perras suelen ser más cariñosas y hogareñas que los machos. Una razón para decantarte por ellas si tienes niños en casa ya que gracias a su carácter se suelen adaptar mejor a este tipo de hogares.
Las hembras son más hogareñas que los machos. Getty Images
  • Las hembras son más dóciles y tranquilas, por lo que llevan mejor la convivencia con otro tipo de mascotas, especialmente si se trata de cachorros.
  • Además, suelen ser más perseverantes en el proceso de aprendizaje y responden más rápido al adiestramiento.
  • Si tienes poco espacio en casa y necesitar un perro pequeño, las hembras suelen medir menos que los machos de su misma raza.


Los pros y contras de adoptar un macho

  • Al igual que en la mayoría de especies de animales, los machos suelen ser más corpulentos y de mayor tamaño que las hembras. Una razón de peso especialmente para aquellos que busquen un perro guardián.
  • Los machos acostumbran a marcar su territorio constantemente orinando varias veces cuando salen a la calle, motivo por el cual los paseos serán más largos. Del mismo modo, puede que se dediquen a marcar su nuevo hogar cuando lleguen a casa por primera vez.
Los perros acostumbran a marcar tu territorio. Getty Images
  • Debes tener cuidado si hay perras en celo cerca, ya que pueden escaparse sin que te des cuenta para montarlas. Estas posibles escapadas y el marcaje se solucionan con la esterilización.
  • Son más reacios a acatar órdenes debido a las hormonas masculinas. Por esta razón el aprendizaje de los machos suele llevar más tiempo que el de las hembras.
  • Estas hormonas hacen que, por norma general, tengan un carácter más dominante y agresivo en comparación con el de las hembras.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine