26 de junio de 2015
26.06.2015
Al natural

Famosas sin maquillaje: así son en realidad

No hay que dejarse engatusar por las apariencias: mucho de su glamour reside en el arte de la chapa y pintura

26.06.2015 | 13:36
Famosas sin maquillaje: así son en realidad

Cuando las vemos en las películas, las pasarelas, los carteles publicitarios no podemos más que envidiar sus rostros lisos sin imperfecciones, su pelo suave y bien peinado, su aspecto deseable y atractivo...

Pero no hay que dejarse engatusar por las apariencias: la mayor parte de la elegancia y glamour de las famosas reside en el arte de la chapa y pintura, es decir, del maquillaje y la peluquería. Con la cara lavada, como demostró recientemente la modelo Tyra Banks, las 'celebrities' son personas normales, de las que podrían pasear por la calle y pasar desapercibidas.


La más valiente, Tyra Banks

A propósito de la belleza real y sin artificio muchas han sido las famosas que han querido mostrar su verdadero rostro a través de sus redes sociales. Instagram ha sido la gran plataforma para que las estrellas se "despertaran" con sus seguidores subiendo 'selfies' recién levantadas, o con la cara lavada.

Pero son pocas las que se atreven a imitar a la modelo Tyra Banks que publicó una fotografía realmente sorprendente, sin rastro de maquillaje, y en la que era difícil reconocerla.

"Esta mañana decidí mostrarles un poco de mi verdadero yo, quería difuminar un poco mis ojeras, pero me dije: 'No, Tyra. Muéstrales quién eres'", escribió Banks, de 41 años, en su cuenta de Instagram.

La imagen no tardó en convertirse en viral y provocó un alud de comentarios en Twitter. Cabe recordar que la presentadora de 'America's Next Top Model' ha sido siempre una firme defensora de las curvas y la belleza real.

Ya sea sin trampa ni cartón o con un poco de corrector de ojeras, la verdad es que ver este lado íntimo de las 'celebrities' levanta pasiones. Por una parte, es como si nos coláramos en su hogar y las viéramos como lo haría su pareja o cualquier amigo cercano.

Por otra, observarlas sin maquillaje nos ayuda a desmitificarlas, a verlas humanas, a apreciar imperfecciones que todos tenemos y en definitiva, es una inyección de autoestima. La lectura final radica en una conclusión: "si a mí me peinaran y maquillaran igual también luciría estupenda...".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine