30 de septiembre de 2019
30.09.2019
Limpieza

El truco para limpiar el congelador en profundidad con productos caseros

Con estos sencillos pasos es posible mantener el mejor estado los alimentos y eliminar olores

30.09.2019 | 17:14
El truco para limpiar el congelador en profundidad con productos caseros

Antes de que algo se pierda va a parar al congelador. Es un gesto que todos hacemos en nuestro día a día para evitar tirar la comida. Las intenciones son buenas, pero, al final, el congelador acumula muchos alimentos que terminan poniendo malos o que terminan por oler y contaminar al resto. A esto se suma otro de los "dramas" habituales del congelador: el hielo que se acumula en las paredes. En este artículo te contamos cómo limpiar el congelador en profundidad sin necesidad de comprar ningún producto y de forma sencilla. (En este artículo te contamos algunos trucos para ahorrar tiempo en la limpieza del hogar).

Una vez hayamos vaciado el congelador (es un buen momento para tirar todas aquellas cosas que no tengan buen aspecto o lleven mucho tiempo congeladas), hay que descongelar. Se trata de que el hielo de las paredes se reblandezca para poder proceder a limpiar. (En este artículo te contamos cuál es la piedra limpiadora más buscada para dar brillo a la cocina).

Una vez que el hielo lo permita, se extraen las piezas desmontables del congelador para lavarlas. El truco es sumergirlas en agua, jabón y dos cucharadas de bicarbonato. Una vez limpias y secas están listas para volver a ponerlas en el interior del frigo.

Para retirar el hielo de las paredes del congelador lo mejor es utilizar un paño con agua tibia. En el caso de que la capa esté muy dura se puede desincrustar con un picahielo. Una vez eliminada la capa más superficial, limpia la superficie con una mezcla de agua, jabón y un chorrito de vinagre blanco. (En este artículo te contamos cuál es la bayeta de moda)

Una vez que todo esté limpio, antes de introducir los alimentos de nuevo, deja las bandejas de hielo llenas de agua y deja que se congelen. La función de esto es eliminar lo olores que se hayan podido quedar en el congelador. Una vez que estén congelados, se tiran, se repone el agua y se introducen todos los alimentos de nuevo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído