28 de agosto de 2019
28.08.2019

5 trucos para quitar las manchas de la ropa de tus hijos

Te damos algunos consejos fáciles y sencillos para quitar el lamparón de barro o chocolate

28.08.2019 | 13:27
Los niños se manchan con mucha facilidad

Los niños se manchan con (casi) todo y muchas veces no es fácil poder quitar de ahí ese cerco de pintura, tomate o sangre. Aquí recopilamos algunos consejos para que de forma rápida y económica puedas intentar conservar la prenda como el primer día.

Manchas de pintura

Si la mancha es reciente debes meter la prenda en agua fría y frotarla con algún detergente utilizando un cepillo de dientes que no uses. Si la mancha lleva ya tiempo en la ropa puedes rascarla con cuidado usando una cuchilla para retirar el exceso de pintura y sumergir la prenda en agua tibia. Un producto que viene muy bien es el vinagre blanco.

Manchas de barro

El primer consejo y más efectivo: dejar secar el barro. Así conseguirás quitarlo fácilmente usando un cuchillo y/o un cepillo de dientes. Si la mancha no es muy profunda puedes usar cualquier quitamanchas del mercado y lavarla normalmente, pero si es más persistente puedes usar una mezcla que nunca falla: agua tibia, amoniaco y vinagre. No hace falta que sea mucha cantidad. Frota con esta combinación y lava la prenda. ¡Voilá!

Manchas de tomate

Lo más común del mundo si tus hijos disfrutan comiendo pasta. Lo más efectivo es actuar sobre la mancha inmediatamente. Aclara la prenda en agua fría y frótala con un poco de lavavajillas. Si no consigues hacerla desaparecer puedes hacer una mezcla con agua y vinagre blanco. Lava normalmente siempre siguiendo las instrucciones del fabricante.

Manchas de sangre

Para eliminar las manchas de sangre existen varios trucos conocidos: agua oxigenada y sal. Si la mancha se resiste puedes usar una fórmula de agua fría y agua oxigenada o frotarla con sal y aclarar abundantemente.

Manchas de chocolate

Si tus hijos son muy golosos seguramente más de una vez habrás tenido que aplicarte a fondo con el chocolate. Te aconsejamos que utilices una mezcla de agua, alcohol y amoniaco. Ten en cuenta que la mezcla puede dañar la prenda así que asegúrate de que la mezcla no es muy fuerte y que el tejido es apropiado para este tipo de acción. Después lava la prenda con un programa para ropa delicada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook