19 de octubre de 2018
19.10.2018

Trucos caseros para limpiar la tapicería de tus sofás y sillas

El amoniaco, el zumo de limón o el percarbonato de sodio pueden ayudarte a deshacerte de las manchas

19.10.2018 | 10:03
Cómo limpiar la tapicería de sofás, sillas y asientos de coche.

La limpieza de sofás es algo que debería hacerse al menos un par de meses al año. Este mueble es sin lugar a dudas la pieza estrella de cualquier salón, ya que sobre él nos sentamos, descansamos y, en general, hacemos vida. Pero, ¿qué ocurre cuando se ensucia?

Algunos sofás de tapicería pueden desenfundarse, pero si ese no es tu caso, aquí te traemos una serie de trucos que sirven para limpiar estos tejidos en estos muebles y otros como sillas o asientos de coche.

Cómo limpiar la tapicería


Habrá muchos sofás o sillas que no podrás desenfundar, por lo que tendrás que limpiarlos a mano. Comienza limpiando la parte más superficial del mueble con una aspiradora, llevándote con ella todo el polvo y los ácaros que estén sobre él. Si se trata de un sofá grande y no puedes llegar a todos los rincones con la aspiradora, puedes ayudarte de un cepillo.

Una vez hayas eliminado todo el polvo, comienza a limpiarlo con un poco de amoniaco diluido en agua templada. Humedece un paño en la mezcla y frota sobre toda la tapicería de arriba hacia abajo.

Cuando el mueble esté completamente seco podrás revisar si tiene alguna mancha. En ese caso, puedes utilizar un limpiamanchas convencional apto para tapicerías que encontrarás en las tiendas o crear uno casero.

¿Cómo preparar un limpiador de tapicerías casero?


Para eliminar manchas difíciles de sofás, sillas o tapicerías de coche puedes utilizar percarbonato de sodio. Disuelve 2 o 3 cucharadas de este potente quitamanchas natural en un litro de agua caliente y aplica la solución sobre las manchas. Déjalo actuar entre 5 y 10 minutos, frótalo con un cepillo, acláralo con abundante agua y déjalo secar para comprobar su efecto.

Lo mejor es que antes de utilizar este truco casero para limpiar tapicerías pruebes en una pequeña parte del tejido poco visible para asegurarte de que no lo decolorará.

Otros trucos para limpiar la tapicería


Existen otra serie de trucos caseros que te ayudarán a deshacerte de las manchas de los muebles tapizados. La sal es un blanqueador natural que te ayudará a eliminar las manchas de grasa. Mezcla un poco de sal con un poco de zumo de limón y frótala sobre la mancha para eliminarla sin alterar la composición del tejido.

El agua oxigenada o peróxido de hidrógeno es uno de los mejores remedios que existen para eliminar las manchas de sudor y sangre. Si es tu caso, lo mejor es que diluyas este producto en agua antes de aplicarlo, ya que puede ser agresivo con los tejidos. Es recomendable probar esta solución primero en una zona poco visible del sofá o silla.


¿Qué ocurre con el cuero?


Los sofás de cuero son una tendencia que cada vez va cogiendo más fuerza en nuestros salones. Sin embargo, mantenerlos tan perfectos como el primer día suele ser bastante complicado, sobre todo si se tienes niños o mascotas en la casa.

Puede ocurrir que con el simple paso del tiempo, o debido al roce de algún objeto puntiagudo, el cuero se rasgue y aparezcan sobre él pequeños cortes. Para deshacerte de ellos puedes comenzar limpiando la zona de alrededor del arañazo con pequeños movimientos circulares y sin hacer demasiada presión. Después aplica un poco de pegamento dentro del agujero que se ha formado por el corte y pega ambas partes. Para un resultado más estético asegúrate de que ambas partes quedan lisas y alineadas, para que la imperfección que acabas de corregir no se note en un futuro. Cuando termines vuelve a limpiar la zona con el limpiador para retirar todo rastro de pegamento que haya podido quedar en la superficie del sofá.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook