01 de agosto de 2018
01.08.2018

Trucos para acabar con el polvo de una vez por todas

Descubre varios consejos para eliminarlo de forma eficaz, rápida y duradera

01.08.2018 | 17:28
Consejos para eliminar el polvo de casa

Tu hogar, al igual que tu cuerpo, está lleno de una amplia variedad de microbios, muchos de los cuales viven en el polvo.

Este es uno de los principales causantes de alergias y asma en muchos casos. Por ello, una buena limpieza en tu vivienda es vital para evitar estas tediosas partículas. Siguiendo esta serie de consejos, lograrás decir adiós al molesto polvo definitivamente.

Suavizante para ropa

Para deshacerse del polvo sobre las superficies de tu hogar y evitar su pronta acumulación, prepara una solución especial con una parte de suavizante y cuatro partes de agua. Vertiendo la solución en un atomizador y pulverizándolo sobre un paño limpio lograrás limpiar a conciencia todas las superficies. Con el suavizante sin disolver podrás retirar el polvo de la pantalla de tu ordenador o televisión.

Limpiar el polvo de arriba hacia abajo

Con el fin de que el polvo de unas superficies no llegue a otras, se debe limpiar de arriba hacia abajo. En este caso la limpieza te supondrá menos tiempo y fuerzas. Por ejemplo, al principio limpia el ventilador del techo, las molduras de las paredes, las repisas superiores y la parte superior de las puertas; de lo contrario lo acumulado en las zonas altas caerá y tendrás que repetir el trabajo.

Revisa el nivel de humedad

Para que el polvo se acumule en cantidades considerablemente menores, es suficiente mantener el equilibrio de humedad a un nivel 40-50%. Ahora venden aparatos especiales para medirlo.

Evitar tener pequeños objetos por todas partes

Para que el polvo no se acumule tan rápido y la limpieza te tome menos tiempo, es mejor deshacerte de la mayor parte de los recuerdos y pequeñas figuras que ocupan todas las repisas. Cuanto menos sean, más limpia permanecerá tu habitación. Si aun así quieres tener una colección de objetos pequeños o trastes, guárdalos en un mueble con puertas de vidrio.

Aspira una vez a la semana

Aspirar la casa es lo más idóneo para extraer a fondo el polvo. Por ello, lo más recomendable es buscar tiempo para aspirar como mínimo una vez a la semana. Aunque lo más propicio sería que consiguieras varios minutos al día para aspirar tu vivienda. Para los pequeños rincones puedes utilizar un aspirador de 306 grados, permitiéndote así aspirar en todas las direcciones y en todo tipo de superficies.

Mantas, cortinas y cojines

A pesar de que a simple vista veamos que las telas, colchas, cojines y demás muebles tapizados estén limpios, en realidad no es así. Estos son los sitios que los ácaros aprovechan para anidar. Para evitar eso conviene lavar y cambiar cada semana la ropa de las camas y las fundas de las almohadas y cojines. Mientras que las cortinas las puedes lavar cada mes.

Filtros limpios

Si no limpias el filtro seguido, acumulas aún más polvo en casa. Usando la aspiradora en los filtros de ventilación corres el riesgo de dispersar el polvo por todo tu hogar. Hay que limpiar estos objetos siguiendo las instrucciones del fabricante. Limpiar el filtro del aire acondicionado es una tarea básica sobre todo en verano, de esta forma lograremos mantener en buen estado el aparato.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine