01 de agosto de 2020
01.08.2020
Información

Reventón cálido en en el litoral de la Vega Baja

Torrevieja y Pilar de la Horadada registraron ayer por la tarde una subida súbita de las temperaturas de 7 grados en diez minutos, el desplome del 80 al 25% de la humedad y rachas de viento de 50 km/h

01.08.2020 | 23:11
Reventón cálido en en el litoral de la Vega Baja

El episodio se produjo sobre las 18.30 y las 19.00. Después los registros se han vuelto a la normalidad de la ola de calor

La Vega Baja ha vivido un auténtico despliegue de fenómenos meteorológicos extremos en los últimos 12 meses. La DANA de septiembre, la borrasca Gloria, más de ocho jornadas seguidas con registro de precipitaciones esta primavera... 

Desde ayer sábado por la tarde puede marcar una nueva muesca en esa cronología: un reventón cálido. Simplificando: un repentino e intenso calentamiento del aire, de corta duración, seguido de fuertes rachas de viento, un fulgurante aumento de la temperatura y un desplome de la humedad del aire. 

Lo anticipó el viernes el grupo de aficionados a la meteorología de Torrevieja, Proyecto Mastral. Que en lo de anticipar han demostrado acertar. Y ha ocurrido. Sobre las 18:30 la temperatura comenzó a incrementarse rápidamente. En Torrevieja pasó de 31 grados a las 18:35 horas a 38 en solo quince minutos después. Todo seguido de rachas de viento de hasta 50 kilómetros por hora y un descenso en picado de la humedad del aire. Del asfixiante 80% al inicio del episodio a un árido 29% minutos despues. 

Registros similares se produjeron -un poco antes, más al sur- en Pilar de la Horadada. Donde en solo diez minutos la temperatura subió de 31 a 37,8 grados. Y la humedad se quedó en el 22% en cinco minutos, según la información facilitada por MeteOrihuela. En Pilar de la Horadada y Torrevieja el episodio estuvo acompañado de aparato eléctrico y algunas gotas -que han logrado llegar al suelo antes de evaporarse-. Pasadas las siete de la tarde los registros volvieron a la normalidad -de la ola de calor en el litoral-. El reventón térmico no evitó una nueva noche ecuatorial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook