28 de julio de 2020
28.07.2020
Información

Recurren las subvenciones del Consell a los entubamientos del riego tradicional de la Vega Bajay alertan que incrementan el riesgo de inundación

27.07.2020 | 23:36
Canal entubado en la huerta.

El pasado 17 de junio, la Agencia Valenciana de Fomento Agrario de la Generalitat publicó la convocatoria para adjudicar subvenciones para modernización de regadíos. En las bases de la convocatoria se incluye en los proyectos a ser subvencionados los relativos al entubamiento o revestimiento de cauces de riego.

La Asociación de Amigos de los Humedales del Sur de Alicante (AHSA) considera «un grave error continuar con las políticas de subvencionar con dinero público el entubamiento y cementación de cauces de la huerta tradicional del Bajo Segura», por lo que ha presentado un recurso de reposición en contra de la resolución que aprueba las bases de las ayudas.

En su recurso, AHSA recuerda a la administración autonómica las características físicas de la Huerta Tradicional, una llanura aluvial condicionada por su escasa altitud sobre el nivel del mar, su encajonamiento entre tierras más altas y un subsuelo impermeable que impide que el agua se filtre a partir de cierta profundidad. El agua que penetra en este espacio tiene una fuerte tendencia a embalsarse, por lo que además de un sistema de canales que lleve el agua del Segura hasta los cultivos, debe existir otro de cauces que retiren las aguas que ya han irrigado los campos.

El grupo ecologista denuncia públicamente que las políticas de modernización de regadíos que se han llevado a cabo durante décadas en la Huerta Tradicional han transformado la mayor parte de los azarbes, siendo entubados o reducidos y cubiertos de hormigón sus cauces, viéndose seriamente mermada su capacidad de drenaje. Las consecuencias de las inundaciones provocadas por la DANA del pasado mes de septiembre se acentuaron por la drástica reducción de la capacidad de drenaje de la red de azarbes, al tratarse de la única vía de salida del agua embalsada en amplias zonas de la comarca.

Por otra parte, Amigos de los Humedales considera que la red de azarbes y acequias forma parte de un patrimonio cultural, natural y paisajístico "de enorme valor, un paisaje emblemático que conecta con la historia de la comarca de la Vega Baja, un elemento diferenciador que podría servir como activo económico para promover una agricultura sostenible vinculada al territorio frente a una agricultura industrial productivista en la que los pequeños agricultores no obtienen apenas rentabilidad en sus cultivos".

AHSA también destaca el importante "valor ambiental de los azarbes que aún se mantienen naturales, constituyendo en sí mismos un hábitat de gran valor, con fauna y flora de gran interés formando auténticos cursos de agua con vegetación palustre en sus orillas que contribuye a la mejora de la calidad de sus aguas al retener su carga de residuos químicos. Su cementación supone un empeoramiento de la calidad de sus aguas circulantes, que además nutren diferentes zonas húmedas incluidas en espacios naturales protegidos como los parques naturales de El Hondo y las Salinas de Santa Pola o como la zona húmeda catalogada del Hondo de Amorós".

El colectivo ecologista recuerda que también presentó alegaciones durante el pasado mes de marzo ante la Diputación de Alicante para evitar que se subvencionen operaciones de cubrición y entubamiento de azarbes y acequias de la Huerta Tradicional de la Vega Baja como el azarbe de la Anilla o la acequia de Los Palacios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído