27 de julio de 2020
27.07.2020
Información
TRIBUNA
30 Aniversario de la independencia

Apuntes sobre la segregación de Los Montesinos

La determinación de una minoría de jóvenes y la promesa cumplida del alcalde de Almoradí, Antonio Alonso, fueron determinantes para la creación de un municipio que cumple esta semana su 30 aniversario.

27.07.2020 | 22:41
Apuntes sobre la segregación de Los Montesinos

Al contrario de lo que ocurrió en Pilar de la Horadada o San Isidro, fue el Ayuntamiento del que se disgregaba, Almoradí el que aceptó en pleno permitir la independencia de Los Montesinos de su término municipal.

Espejismo de 1983

Promovida por la asociación de vecinos "Virgen del Pilar" fue creada una Comisión Pro-segregación que se limitó a recoger algunos datos y a contactar con algunos miembros de la Comisión del Pilar de la Horadada. Esta comisión duró apenas dos meses y desapareció de la escena pública en la localidad.

Nacimiento del movimiento pro-segregación

Era el 22 de diciembre de 1986. Un grupo de jóvenes veinteañeros iniciaban la noche en el Pub JR de la localidad. Se estaba comentando el fallecimiento, un par de semanas antes, de un niño de 10 años atropellado por un vehículo en la travesía principal, la tardanza de llegada de los servicios de urgencias, derivando la conversación en el abandono de "la pedanía" y la conveniencia de tener ayuntamiento propio como había conseguido unos meses atrás el Pilar de la Horadada.

En los días y semanas siguientes se desarrolló un movimiento juvenil muy potente, asambleario, con reuniones en la Carpintería de Tonete, en la asesoría de Pedro Gea, en la casa del cura, entre otros locales. Al grupo original se iban sumando más jóvenes del municipio. Nacía el movimiento prosegregación que se denominó Colectivo Pro-Ayuntamiento que nunca llegó a convertirse en asociación y que espontáneamente creo la figura de coordinador en la persona de este que escribe.


Colectivo Pro-ayuntamiento

Las primeras acciones del Colectivo Pro-Ayuntamiento consistieron en entrevistas con los alcaldes del Pilar de la Horadada, San Isidro (que era una entidad local menor) y Los Alcázares (Murcia). También se contactó con un equipo de abogados para explorar la perspectiva jurídica. Además, se solicitaron y obtuvimos entrevistas con el alcalde de Almoradí, Antonio Manzanera y el Alcalde de Pedáneo, Jaime Gea, cuya respuesta fue:"Ya os cansareis". También se hizo una encuesta a los vecinos.

En marzo de 1987 se lanzó el periódico "Independiente" con una periodicidad mensual (a veces interrumpida) que además de informar de todo lo relacionado con el movimiento contaba con secciones de opinión, cultura, música y agricultura.

Por otra parte, el Colectivo Pro-Ayuntamiento pidió el apoyo a todas las asociaciones y partidos políticos locales. El PSOE y PCE lo expresaron por escrito.

Además de sumarse cada vez más jóvenes al Colectivo Pro-Ayuntamiento acuden a las reuniones Francisco Pérez Aleo y Pedro Fructuoso Molero, prácticamente desde el principio. Hay que decir, porque es de justicia, y es la verdad, que la intensa actividad del colectivo materializada en escritos, octavillas, asambleas, etc fueron, en gran parte, realizadas con la ayuda de estas dos personas "adultas". Y es que los comunicados y gestiones tenían que ir acompañadas, obligatoriamente, de aportaciones económicas de las que no disponía el Colectivo.

FRANCISCO PÉREZ ALEO

Francisco Pérez Aleo, a pesar de su sempiterna mala economía, financió gran parte de las octavillas y algo tan fundamental como la abultadísima factura de teléfono. Es de justicia reconocérselo. Otra fuente de ingresos del Colectivo la constituyó el chiringuito que se montaba en las fiestas patronales denominado "El Kubalitros".

4 de abril de 1987 Entrevista con A. Manzanera (alcalde de Almoradí, PSOE)

Antonio Manzanera afirmó que su grupo no se iba a oponer a la dinámica prosegregación, que veía bien nuestro trabajo, pero al mismo tiempo añadía la coletilla de que la independencia de Montesinos se otorgaría "en el momento oportuno, si no es inconveniente para el pueblo y previo un informe serio".

9 de mayo de 1987 Entrevista con Antonio Alonso (Candidato a la Alcaldía de Almoradí por AP)

Antonio Alonso afirmó apoyar la segregación ya que "Los Montesinos se ha convertido en un pueblo y son legítimas sus aspiraciones".  Y además con todo su término o enclave, al sur de Algorfa. Compromiso firmado ante las elecciones municipales por las candidaturas en asamblea pública el 20 de mayo de 1987. En una reunión celebrada en el colegio se pasó a la firma a todos los candidatos un documento de compromiso de apoyo de la segregación de Los Montesinos, independientemente de la representación que obtuvieran, e incluyendo la delimitación territorial de toda la bolsa situada al sur del municipio de Algorfa. El compromiso fue suscrito por AP, CDS, PDP y la Agrupación local del PSOE de Los Montesinos.  El candidato a la alcaldía de Almoradí por el PSOE no firmó el compromiso y fue muy comentado el codazo que le propinó al responsable del PSOE de Los Montesinos para que fuera él quien firmara.  La candidatura de IU no lo firmó, pese a que llevaba la segregación de Los Montesinos en su programa desde 1979, porque su candidato argumentó que tenía que someterlo a la consideración de la asamblea de Almoradí.

Creación Comisión Promotora Pro- Segregación

Un instrumento o herramienta legalmente necesaria para iniciar un expediente de segregación fue la constitución de una comisión promotora pro-segregación y por ello el Colectivo Pro-Ayuntamiento procedió a su creación.
A tal efecto se cursó una invitación para formar parte de ella a 46 personas cuidadosa y estratégicamente elegidas con la finalidad de lograr la segregación de Almoradí.  El 12 de agosto de 1987 en la Asamblea Pública convocada al efecto, el Colectivo Pro-Ayuntamiento presentó una lista cerrada de 18 personas que fue respaldada con el apoyo de los 147 asistentes.

Francisco Pérez Aleo recomendó al Colectivo que la Comisión la encabezaran Juan R. Solano Maciá y Remedios Muñoz Hernández, hijos de Los Montesinos, ausentes desde hacía décadas, que por su desconocida filiación política en ese momento podrían ser útiles para conseguir finalizar el proceso de segregación, que estaba ya prácticamente respaldado y orientado.

Ejemplar de la publicación "Independiente" que informaba sobre el movimiento segregacionista

Pleno de la segregación (28 de agosto de 1987)

El recién elegido alcalde de Almoradí, Antonio Alonso, cumpliendo su compromiso firmado el 20 de mayo y ratificado en una octavilla lanzada en plena campaña electoral convocó un pleno para aprobar la segregación de Los Montesinos.  En dicho pleno por parte del alcalde quedó claro que el término municipal de Los Montesinos estaba bien delimitado, era distinto, distante y separado del resto del término municipal de Almoradí y que en el aspecto geográfico no habría problema.  El portavoz del PSOE, Hermenegildo Rodríguez, recibió un abucheo general cuando advirtió que se iba segregar más de la mitad del término municipal de Almoradí y que eso iba a traer consecuencias económicas adversas para el Ayuntamiento de Almoradí.

La propuesta de acuerdo aprobada por unanimidad de todos los concejales decía literalmente lo siguiente: "Que se dé voto favorable de todos los concejales en la unanimidad más absoluta para la segregación de Montesinos, aprobando las dos vías incoatorias legales y siendo después el pueblo de Los Montesinos a través de su comisión el camino que más convenga a nuestros intereses".

Posteriormente la Comisión Promotora Pro-segregación escogió la "vía de oficio" para tramitar la segregación; es decir, que fuera el ayuntamiento de Almoradí el que llevará adelante todo el proceso. El ayuntamiento aceptó dicha petición y fue creada una comisión de seguimiento de las dos partes para elaborar toda la documentación y trámites.

La cuestión territorial

El territorio a segregar estuvo claro desde el principio: era la porción de término municipal de Almoradí situada al sur del municipio de Algorfa; un enclave separado de 31,87 kilómetros cuadrados.  El compromiso firmado por AP, PSOE de Los Montesinos, CDS y PDP en asamblea pública el 20 de mayo de 1987 no admitía dudas: en el pleno de 28 de agosto de 1987 se hablaba claramente de ese territorio indubitadamente. Se aportaron documentos al expediente de segregación tomando como base los 31,87 kilómetros cuadrados.No se presentaron alegaciones y el plano se ratificó en el pleno de 25 de febrero de 1988.

Sin embargo, a finales de 1988, el posicionamiento del portavoz del equipo de gobierno de Almoradí cambió radicalmente y empezó a hablarse de dividir "el enclave" en dos, en función del número de habitantes. Ante esto el CDS plantea un referéndum para conocer la opinión de los vecinos. IU trata de buscar una solución intermedia y el PSOE -que siempre había cuestionado la extensión territorial- llegó a afirmar que su postura era apoyar la segregación de todo el enclave, tal como se había acordado en varias ocasiones.

El Colectivo Pro-Ayuntamiento nunca aceptó tal reducción de la extensión territorial y por ello, una vez otorgada la segregación el 30 de julio de 1990, con aproximadamente la mitad del enclave y con el apoyo de la AA. VV "Virgen del Pilar" presentó los recursos necesarios.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana dio la razón al Colectivo Pro-Ayuntamiento y ratificó que el término municipal debería abarcar todo el enclave al sur de Algorfa. Sin embargo, el Tribunal Supremo dio finalmente la razón al Ayuntamiento de Almoradí y a la Generalitat Valenciana sentenciando en el año 2000 que el término municipal de Los Montesinos lo conformaban los 15 kilómetros aprobados en el decreto de segregación de 30 de julio de 1990.  Hoy por hoy, para nosotros, un sinsentido, una decisión judicial que acatamos, pero no compartimos.

Manifestación del 20 de mayo de 1989

Con el cambio de postura en cuanto a la extensión territorial, la tramitación de oficio del expediente de segregación se ralentiza. El alcalde de barrio y concejal de AP dimite y el Ayuntamiento de Almoradí no encuentra nadie en Los Montesinos para que ocupe ese puesto. El colectivo pro-ayuntamiento convocó una manifestación para exigir la conclusión del expediente de segregación a la mayor rapidez y en apoyo a la Comisión Promotora Pro-Segregación.
Fue la manifestación más importante de la historia de Los Montesinos. Congregó a unas 1.300 personas, contando con el apoyo de todo el tejido asociativo de la localidad.  Todos los partidos políticos, incluido el PP, organizados a nivel local, ratificaron el sí a la segregación y pidieron la dimisión del alcalde de Almoradí, Antonio Alonso, o que cumpliese sus compromisos. El único concejal de Almoradí que se unió a la manifestación fue el concejal de IU, Gabriel Lorenzo Terrés.

IImagen del artículo en INFORMACIÓN que daba cuenta de la manifestación

"La Segregación se consiguió gracias a todo el Pueblo..."

Cierto es que la manifestación del 20 de mayo de 1989 fue un rotundo éxito, cierto es que todas las asociaciones y grupos políticos en ese momento concreto mostraron su apoyo a la conclusión del expediente de segregación, pero en modo alguno, eso significa que la creación del municipio independiente de Los Montesinos fuese gracias a "todo el pueblo" como se ha querido vender.

Si Los Montesinos es hoy un municipio independiente se debe a la perseverancia de un grupo muy pequeño de personas que supieron aprovechar las coyunturas y aplicar las estrategias para ello. El Colectivo Pro-Ayuntamiento con la perseverancia de su coordinador, el último alcalde en común de Almoradí y Los Montesinos, Antonio Alonso, que a pesar de no cumplir su compromiso con relación al territorio a segregar sí cumplió el de la Segregación, son los responsables de la creación del municipio de Los Montesinos. La comisión promotora pro-segregación se creó hábilmente y porque lo exigía la ley, pero cuando todo estaba prácticamente atado.

Si los vecinos de Los Montesinos de finales de los ochenta hubiesen tenido que firmar ante notario la solicitud de segregación, costear económicamente el expediente de segregación y los recursos judiciales para conseguirla durante años, dudamos que se hubieran echado para adelante y, aunque hacer hipótesis históricas es arriesgado, conociendo la realidad, Los Montesinos sería hoy una partida rural de Almoradí.

Reunión en Alicante 10 días antes del decreto de segregación de 30 de julio

Resulta notorio que el PSOE nunca favoreció la segregación de Los Montesinos. Por una simple y notoria estrategia política: Al sumar los votos de Los Montesinos en el contexto de Almoradí, ganó varias elecciones.
En la tramitación del expediente de segregación se vio ratificada la estrategia tanto del PSOE como del PP; cada cual defendió la suya intentando mostrar al contrario como el obstruccionista.

Ante esa falta de entendimiento entre el Ayuntamiento, la Comisión Promotora Pro-Segregación, el PSOE y la Consellería, el expediente de segregación estaba abocado al archivo. Sólo faltaba identificar al culpable. Para ponerle cara al culpable del posible archivo, la Consellería desplazó a su personal a Alicante con el fin de solemnizar el desacuerdo entre las partes y de archivar el expediente de segregación tras tres años de trámites.

La reunión se produjo el 20 de Julio de 1990. Francisco Pérez Aleo que mantenía contactos con personal próximo al expediente conoció el día antes que los funcionarios de Consellería venían a un "paseo triunfal" para archivar el expediente debido a las notorias discrepancias existentes entre las partes.

La madrugada del 20, horas antes de la reunión en Alicante, Francisco Pérez alertó a Antonio Alonso de las pretensiones de la Consellería. De igual forma el vehículo que transportaba a los miembros de la Comisión se detuvo esa mañana en la puerta 2 de la vivienda de Pérez Aleo, quien los previno igualmente de las intenciones de la Consellería, aconsejándoles que firmaran la segregación en las condiciones que se les propusiera; luego veríamos...

Iniciada la reunión del día 20 de julio, toma la palabra inicialmente Antonio Alonso para preguntar a los técnicos de Consellería si la presente reunión era para consensuar la segregación de Los Montesinos o para bloquearla porque unas horas antes había recibido la llamada de cierta persona que le había alertado de que la reunión era para bloquear el expediente. Los funcionarios respondieron que ellos venían a sondear la voluntad de las partes y ver si llegaban a algún acuerdo. A lo que Antonio Alonso contestó que suscribiría lo que ellos, como técnicos, propusieran.
Seguidamente los funcionarios preguntaron a la Comisión sobre su postura, contestando Juan Ramón Solano que, si el alcalde de Almoradí suscribía la solución propuesta por ellos, la Comisión Pro-Segregación no iba a disentir.

En ese momento quedó desmontada la estrategia del PSOE que no era otra que demostrar que Antonio Alonso inició la segregación de Los Montesinos y Antonio Alonso la había frustrado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído