08 de mayo de 2020
08.05.2020
Información

Ribera Salud asume la gestión de la residencia privada La Inmaculada donde un tercio del personal está de baja por Covid

La concesionaria cifra en 18 auxiliares el personal de baja por la enfermedad pero no señala el número de contagiados entre los 75 mayores residentes

08.05.2020 | 22:31
Imagen del acceso a la Residencia privada La Inmaculada /Foto D.Pamies

El grupo sanitario se hace cargo de la dirección, el catering y la contratación de 18 auxiliares para este centro por la falta de personal provocada por las bajas por COVID19. El área de salud de Torrevieja, que engloba a diez municipios de primera y segunda línea de la comarca,cuenta con 837 residentes en geriátricos.

Ribera Salud ha asumido provisionalmente la gestión la residencia privada Santo Hospital Residencia La Inmaculada, en Torrevieja, que cuenta con 75 mayores, con motivo de la cuarentena del gerente y de casi un tercio de la plantilla que asiste a los residentes durante la crisis del COVID19.

El grupo sanitario ha puesto al frente de este centro de mayores a uno de los coordinadores de Atención Primaria del Departamento de Salud de Torrevieja, que gestiona Ribera Salud, y ha intensificado los protocolos de seguridad, llegando incluso a asumir la elaboración y distribución del catering para todos los residentes, como muestra de su responsabilidad con Torrevieja y su población.

"Desde hace semanas las comidas de la residencia se llevan desde el Hospital Universitario de Torrevieja, se sirven en las habitaciones de los mayores para evitar contagios y estos comen con utensilios desechables para garantizar al máximo su seguridad y bienestar", explican desde Ribera Salud.

La intervención de Ribera Salud es análoga a la que ha realizado la Conselleria de Sanidad en geriátricos de otros departamentos de salud de gestión directa.

Además, desde el departamento de Recursos Humanos del Hospital Universitario de Torrevieja se ha ayudado a esta residencia en la selección de 18 auxiliares para cubrir las bajas por cuarentena que han sufrido en las últimas semanas como consecuencia de la crisis sanitaria del COVID. "Estamos trabajando codo con codo con la plantilla de la residencia de la Inmaculada y la coordinación es perfecta", explican.

A finales de marzo trascendieron los primeros casos de mayores contagiados por el virus en residencias de Torrevieja. En el caso de la residencia Inmaculada seis positivos con un brote que se indicó que estaba "controlado". Además de un residente de la residencia de la tercera edad pública de Torrevieja.

El alcalde de Torrevieja, Eduardo Dolón, preside la fundación que gestiona la residencia La Inmaculada, aunque ha asegurado en varias ocasiones que no tiene datos sobre la situación del centro, porque la administración sanitaria no los ha trasladado. 

Ribera Salud ha reforzado durante estos dos meses su compromiso con la comunidad a la atiende el Hospital Universitario de Torrevieja, realizando test masivos no solo a los profesionales sanitarios sino a todo el personal de los servicios externalizados que trabajan en el departamento de salud (incluidos los trabajadores de seguridad, limpieza y mantenimiento entre otros), al personal del SAMU y también a los miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad y servicios esenciales básicos como la Guardia Civil, la Policía Nacional y Local, Protección Civil y bomberos.

Pero además de la gestión de la residencia de la Inmaculada, en Torrevieja, y el control de los mayores del resto de residencias del departamento de salud de Torrevieja, Ribera Salud se ha volcado con el cuidado de un total de 2.813 mayores de las residencias situadas en el área de influencia de todos sus hospitales: 827 residentes desde el Hospital Universitario de Torrevieja, 503 desde el Hospital Universitario de Vinalopó; 496 desde el Hospital Universitario de Torrejón; y 987 desde el hospital Povisa (Vigo). En todas estas áreas se ha puesto en marcha un protocolo de asistencia permanente para trasladar a profesionales del grupo sanitario in situ a estos centros, reforzar la atención sanitaria a los residentes y reestructurar y reforzar protocolos de seguridad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook