23 de marzo de 2020
23.03.2020
Información
CORONAVIRUS

El IES Vega Baja de Callosa usa catorce impresoras 3D para fabricar material protector para los sanitarios

El departamento de Tecnología, profesorado y alumnado han puesto a trabajar las máquinas 24 horas para producir máscaras

23.03.2020 | 22:03
Imagen de la elaboración del material de protección

La falta de material de protección pone contra las cuerdas al sistema sanitario en plena pandemia del coronavirus, y la actitud solidaria de vecinos de la comarca de la Vega Baja aflora para proporcionarles pantallas protectoras realizadas con impresoras 3D. Si ya conocimos la dedicación altruista de vecinos de Torrevieja y Pilar de la Horadada en la confección de mascarillas artesanales para suplir la falta de abastecimiento de este elemento esencial para los sanitarios, en la comarca está funcionando otra iniciativa solidaria: la de fabricar pantallas protectoras a partir de impresoras 3D.

Una dedicación generosa y altruista que ha ido abriéndose camino en provincias y núcleos más locales, llegando a la comarca después de surgir hace unos días a nivel nacional ante la grave situación que se presentaba a los profesionales sanitarios, quienes tienen que hacer frente a los enfermos por coronavirus con escasos medios de protección, que les permitan llevar a cabo su trabajo con cierta seguridad y menor riesgo al contagio.

De esta manera, en el Departamento de Tecnología del IES Vega Baja de Callosa de Segura se está imprimiendo pantallas protectoras para los sanitarios de la zona desde este fin de semana, gracias a 14 impresoras 3D que están en funcionamiento las 24 horas del día. Unas máquinas que son capaces de producir una máscara en poco más de una hora.

Un trabajo que no sería posible sin personas como el profesor de Tecnología del centro educativo callosino, Francisco Moreno Terrés, uno de los coordinadores de esta válida y honorable acción, además del voluntario y estudiante de Ingeniería Multimedia, Antonio Manuel Bañuls, y la dedicación constante de numerosos vecinos de toda la comarca, que a través de sus negocios, ya sean papelerías, estudios de fotografía, comercios de informática o empresas del sector u otros, están ayudando a que este proyecto sea una realidad y se pueda distribuir estas pantallas protectoras en el Hospital Vega Baja, principalmente, añadiendo también otros destinos como los centros de salud y efectivos de las fuerzas de seguridad para que su trabajo sea realizado con más garantías en cuanto a protección en materia de salud.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook