16 de marzo de 2020
16.03.2020
Información
CORONAVIRUS

Del ir a echar de comer a las gallinas en bici y con maillot, al volver de ver a la familia: las excusas en Orihuela para saltarse el aislamiento

Los oriolanos cumplen con bastante disciplina el confinamiento en sus casas aunque los agentes impondrán sanciones a algunos de los casi 90 identificados por la Policía Local

16.03.2020 | 18:03
Del ir a echar de comer a las gallinas en bici y con maillot, al volver de ver a la familia: las excusas en Orihuela para saltarse el aislamiento

Los oriolanos están cumpliendo, por lo general, con las restricciones de circulación que fija el estado de alarma. Las calles de Orihuela están más desiertas que de costumbre y no dejan de circular por las vías patrullas de la Policía Local y de la Policía Nacional para comprobar que quienes salen a la calle lo hacen dentro de los escenarios contemplados en esta situación (ir a trabajar, al supermercado, a una farmacia, a comprar el periódico o a un centro médico, entre otras). La Policía Local de Orihuela ha identificado en las últimas horas a casi 90 personas por carecer de una justificación de las que marca el decreto de Estado de Alarma, y algunas de ellas serán sancionadas, según ha confirmado a INFORMACIÓN la Concejalía de Seguridad Ciudadana. 

Entre las excusas que se han encontrado los agentes por parte de los identificados hay para todos los gustos. Desde un ciclista, con su maillot, en bicicleta de montaña que negó estar haciendo deportes y que, por el contrario, acudía a dar de comer a sus gallinas; a quien no se había enterado del estado de alarma. Otros fueron sinceros con lo de ir a ver al novio o novia o volver de estar con la familia, algo que no justifica el salir a la calle en estos difíciles momentos. También quien pasea al perro en pareja o grupo, ya que debe hacerlo una sola persona y durante el tiempo preciso para que pueda hacer sus necesidades la mascota. No vale aquello de irse a dar una vuelta de una hora.

Algunos de los que serán sancionados llegaron a ser identificados en varios controles distintos y a diferentes horas. Esos recibirán una sanción segura. Los agentes también han tenido que identificar a grupos de jóvenes que, incluso, se habían saltado los precintos policiales que hay en todos los parques para sentarse en los bancos. La mayor parte de los casi 90 identificados se quedará en esa advertencia ya que la Policía quiere ser comprensiva con estos dos primeros días de confinamiento, aunque advierten de que en los próximos días, con toda la información que ya hay sobre los casos en los que se puede salir del domicilio, quien no lo justifique recibirá una sanción. 

No obstante, desde la Policía Local quieren agradecer que la mayoría de ciudadanos estén respetando el aislamiento y no se desplacen si no es en caso de necesidad. Y pide "sentido común". En sus redes sociales anuncian que irán contestando a las dudas que les surjan a los vecinos de Orihuela en ese "retiro" forzoso en casa. Playas, parques y jardines están cerrados hasta nueva orden. El edil de Seguridad Ciudadana, Ramón López, ha tenido hoy una reunión de coordinación con todos los cuerpos de seguridad que actúan en Orihuela. 

Hoy en los supermercados se han guardado las distancias de seguridad. Señales pintadas en las aceras en unos casos, y personal de seguridad y de los establecimientos en todos ellos, controlaban que la entrada fuera controlada y que el aforo no superara un determinado número. El abastecimiento está garantizado, insisten las autoridades. Muchos oriolanos han optado por salir a comprar con mascarilla y guantes de látex. Los reponedores no han dejado de llegar a los supermercados cargados con todo tipo de productos, incluido el papel higiénico que se ha convertido en uno de los más demandados estos días. En los centros de salud, se deja fuera de servicio un asiento entre una persona y otra en la sala de espera para cumplir con el más de metro de distancia de seguridad para evitar contagios. 

Los empleados de limpieza también se emplean estos días a fondo. Esta mañana limpiaban a conciencia los contenedores para desinfectarlos y las calles de la ciudad. Son los puntos que puede haber más foco, señalaba un empleado municipal. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook