22 de febrero de 2020
22.02.2020

Ampas y docentes de la Vega Baja usan la imagen de Miguel Hernández contra el plurilingüismo

Crean un estandarte para colgar en los balcones bajo el lema «Queremos aprender en la lengua de Miguel»

22.02.2020 | 04:15
Ampas y docentes de la Vega Baja usan la imagen de Miguel Hernández contra el plurilingüismo

Que nadie es profeta en su tierra es un refrán que, desde luego, no le pega al poeta oriolano más universal, Miguel Hernández. En Orihuela, sus paisanos hablan de él o le ponen nombre a lo que pueden con el suyo. Pero, a buen seguro, que el poeta nunca imaginaría que acabaría convertido en la imagen contra el aprendizaje en valenciano, lengua en la que no hay constancia que se expresara pero que sí utilizó en muchas referencias de sus textos, como hacen tantos habitantes de la comarca, como «baladre» o «rosigueante». La plataforma que engloba a las Ampas de la Vega Baja y la de docentes por la Libertad Lingüística presentaron ayer el estandarte que pretenden que pongan en sus balcones todos los vecinos de la comarca que, como ellos, estén en contra del decreto 4/2018 de Plurilingüismo de la Conselleria de Educación. En el estandarte aparece una imagen icónica de Miguel Hernández, la que le pintó en la cárcel el pintor y dramaturgo Antonio Buero Vallejo, acompañada del lema «queremos aprender en la lengua de Miguel», así como un enorme sol «que representa un rayo de esperanza», explicaron ayer los representantes de las plataformas.

Con este estandarte, padres y profesores de la Vega Baja quieren «expresar el sentimiento que nos une ante el atropello a nuestra cultura perpetrado por el gobierno de la Generalitat», explicaron ayer Miguel Ángel Robles, profesor de la plataforma de docentes, Graciela García, del AMPA de Rafal, y José Antonio Giménez, director del IES Antonio Sequeros de Almoradí. «No solo es un problema educativo que tengamos que atender profesores y padres, la sociedad debe implicarse en la lucha para la erradicación del decreto de Plurilingüismo», señaló Robles. «No vamos en contra del valenciano, lo queremos dejar claro», aclaró Graciela García.

Critican que la ley acabe con el derecho de los padres a elegir la lengua vehicular «y elimina el concepto de lengua materna». El decreto contempla que el estudio de hasta un 50% de las asignaturas en valenciano y un 25% en inglés, aunque el conseller Vicent Marzà, o más bien el que ha sido su escudero y el que más ha bajado a la comarca, el secretario de Educación, Miguel Soler, aseguró que iban a ser bastante flexibles con los porcentajes que enviaran los centros con los planes educativos para el próximo curso. «Nada dice del español, que compartirá ese 25% residual con otras lenguas de integración como el romaní o el braille», aseguró Robles quien dijo que «la influencia del idioma en el aprendizaje es básica».

Las Ampas y los docentes, que ayer incluso recitaron uno de sus más conocidos poemas, «El herido» (Para la libertad), justifican el uso de la imagen del poeta oriolano porque «lo que persigue este gobierno es que en la tierra donde nació y creció Miguel Hernández y en el colegio en que estudió, se acabe estudiando, mayoritariamente, en otros idiomas que no sean la lengua en la que el poeta dejó escritos los versos más conmovedores que jamás se han escrito», señalaron.

«Aberración»


Criticaron que «en el pueblo del 'poeta del pueblo' no se pueda aprender en la lengua del propio pueblo», lo que consideran «una aberración que habría que explicar a los visitantes de la Casa Museo Miguel Hernández provenientes de otras partes de España y de Hispanoamérica».

Robles señaló que su objetivo es que los estandartes que han creado con la imagen del poeta oriolano «estén en los balcones de todas las casas de la Vega Baja». A través de las Ampas se van a distribuir. «Esta ley va en contra de la igualdad, pretende homogeneizar una comarca que es diversa e interfiere en el proceso educativo de manera inaceptable», añadió.

Por su parte, José Antonio Giménez se refirió a que «la libertad está amenazada por muchos bandos y defendemos el derecho a hablar en una lengua con la que Miguel Hernández se hizo universal y es nuestra lengua materna, que es fundamental en la educación» y recordó que Miguel Hernández «usa en sus poemas palabras como pruna o boira que el poeta usa en sus versos y que al castellanizarlas se han hecho suyas y realmente las amamos, amamos el valenciano», concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook