07 de febrero de 2020
07.02.2020

El Ayuntamiento de Orihuela prevé trasladar en marzo a los usuarios del Oriol tras acusarle la AMPA de «desidia»

El Consistorio mantiene a 16 discapacitados en un albergue provisional de Guardamar desde noviembre

06.02.2020 | 23:04
La edil, Mayte Sánchez.

El Ayuntamiento de Orihuela tiene previsto trasladar a finales de marzo a los 16 usuarios con discapacidad intelectual del Centro Oriol que permanecen en un albergue y campamento de Guardamar del Segura desde que fueron trasladados allí a principios de noviembre después de haber pasado por un hostal y una residencia universitaria de Orihuela y por varias familias de acogida tras quedar inservibles las instalaciones del centro de día y residencia Oriol en septiembre por culpa de la DANA. Todos ellos, y los otros ocho usuarios que permanecen con sus familiares o tutores, se trasladarán a una casa que el Ayuntamiento ha alquilado en la carretera de Hurchillo y que el próximo lunes se comenzará a acondicionar y adaptar para acoger a los 26 residentes del Centro Oriol.

Así lo anunció ayer la edil de Bienestar Social, Mayte Sánchez, quien explicó que «el edificio del Centro Oriol en el Palmeral es recuperable, pero por otra parte, el CRIS, lamentablemente no se puede recuperar. Mientras tanto, ubicamos desde el 21 de octubre al Centro Ocupacional Oriol en las instalaciones del Centro Social de San Bartolomé y el CRIS en el Centro Cívico Carmen Conde». Tras albergar a los 26 residentes del Oriol en esta nueva casa, el Centro Social de San Bartolomé dejará de acoger a los usuarios y estos se trasladarán al Centro Cívico de La Aparecida de forma provisional mientras se realiza la reconstrucción del CRIS y el Oriol.

Sánchez pidió «paciencia, colaboración y apoyo» a los padres tras las críticas del AMPA del Centro Ocupacional Oriol quien ayer denunció los cinco meses «de promesas incumplidas, desidia, carencias y agravios del Ayuntamiento de Orihuela», por el tiempo transcurrido desde la DANA. Los padres se quejan de que las instalaciones del albergue «son válidas para unas vacaciones, pero inaceptables para alojarlos durante un largo periodo de tiempo y en invierno». Además, critican que el acondicionamiento del inmueble de Hurchillo que los acogerá se realice a través de donaciones de empresas y no urgente y directamente por el Ayuntamiento «como se ha hecho con el polideportivo municipal, a eso se le llama agravio comparativo (...) y es una actuación inaceptable y discriminatoria con ese colectivo de personas».Y aseguran que sus familiares están «hacinados y desmotivados» en San Bartolomé y que lo mismo ocurrirá en La Aparecida donde los 60 usuarios compartirán instalaciones con el centro de mayores de esa pedanía. Los padres exigen al Ayuntamiento que les facilite información sobre las obras para reconstruir el Centro Oriol, su financiación, fecha de inauguración y si se pondrán sistemas de seguridad para evitar que otras inundaciones provoquen daños en el edificio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook