14 de enero de 2020
14.01.2020

Policías locales de Rojales exigen el cobro de las horas extra impagadas desde 2017

El sindicato SPPLB dice que los excesos de jornada tampoco se compensan con tiempo libre y anuncia acciones judiciales

14.01.2020 | 00:03
Policías locales de Rojales exigen el cobro de las horas extra impagadas desde 2017

Además irá a la Inspección laboral.

Los policías locales de Rojales exigen el cobro de las horas extra que llevan realizando desde junio de 2017 y que, según denuncia el Sindicato Provincial de Policías Locales y Bomberos (SPPLB), no les han sido abonadas por el Ayuntamiento. Se trata de servicios extraordinarios prestados pero no abonados. Los excesos de jornada corresponden a la realización de media hora de prolongación de la jornada laboral diaria de la establecida reglamentariamente, según señalan los delegados de este sindicato en la Policía Local de Rojales, lo cual, dicen, pueden demostrar por el sistema de control horario impuesto al que todo el personal del Consistorio debe someterse, además del visto bueno de la Jefatura de la Policía Local de Rojales. Los agentes se sienten discriminados con respecto al resto de funcionarios del Ayuntamiento que, aseguran, sí que cobran las horas extra «pese a que estas sí generan reparos de la interventora por superar las 80 horas anuales». Según los policías, los servicios extraordinarios no tienen carácter voluntario, sino que vienen precedidos por una orden tanto de Alcaldía como de la Jefatura de Policía, y que está aprobado en la Mesa General de Negociación.

Desde SPPLB acusan al alcalde de Rojales, el socialista Antonio Pérez, de haber dejado de abonar estas gratificaciones a los agentes y oficiales de la Policía Local por servicios prestados «y todo en base una decisión presuntamente injusta y arbitraria». Los agentes dicen sentirse molestos por unas palabras del regidor en un pleno «donde daba a entender que los policías eran unos peseteros, al importarle solamente el dinero». El alcalde niega que se haya querido referir a sus agentes policiales en esos términos «porque les tengo mucho respeto y siempre que han pedido algo he hecho lo posible para dárselo». En cuanto al impago de las horas extra, Antonio Pérez reconoce que no las están cobrando y que algunas le generan «dudas» por lo que ha pedido varios informes a Intervención y Secretaría para que se pronuncien sobre si el Ayuntamiento tiene que hacer frente a las mismas. «Están en su derecho de reclamar, y vamos a buscar una solución», asegura.

Pero los agentes policiales han perdido la paciencia tras estos impagos y que los excesos de jornada tampoco se compensen con tiempo libre. SPPLB anuncia que tomará acciones judiciales y dará conocimiento a la Seguridad Social y a la Inspección de Trabajo «por ocultar a la Administración General la realización de las horas extra y no comunicarlas. «Es un acto discriminatorio tipificado en la Constitución Española, puesto que esta suspensión sólo afecta a los policías locales, y no al resto de departamentos del Ayuntamiento que sí están percibiendo las cantidades económicas por los servicios extraordinarios prestados, en concepto de gratificaciones, tanto por el personal funcionario como el personal laboral», señalan estas fuentes que aseguran que esta situación está provocando en la plantilla policial «desconcierto, impotencia y cansancio físico y psicológico. «A los delegados sindicales nos dijo el alcalde que todo se debe a una presunta orden verbal del departamento de Intervención al de RRHH para omitir el pago solo a los policías locales» y el alcalde lo acataría para «no que no ocasione un reparo suspensivo a todo el Ayuntamiento de Rojales», señalan. Algo que niega el regidor. Los portavoces sindicales aseguran que muchos agentes, cuando pueden, deciden irse del municipio, por lo que la plantilla está «bajo mínimos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook