10 de enero de 2020
10.01.2020
Dice que no acepta «monedas de cambio»

Sanidad confirma que revertirá el Hospital de Torrevieja y dice que no acepta «monedas de cambio»

Barceló anuncia que el departamento de salud volverá al sistema público en octubre de 2021 y responde a Ribera Salud, que anunció un nuevo centro de salud en Orihuela Costa si se prorrogaba la concesión

09.01.2020 | 22:27
Sanidad confirma que revertirá el Hospital de Torrevieja y dice que no acepta «monedas de cambio»

No habrá prórroga de cinco años a Ribera Salud para que siga gestionando el Departamento de Salud de Torrevieja. Así lo confirmó ayer la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, quien señaló que «Sanidad revertirá el Departamento de Salud de Torrevieja en la fecha prevista», es decir, en octubre de 2021, que es cuando vence el contrato por 15 años firmado en 2006 por el gobierno valenciano. Si bien el contrato refleja la posibilidad de prorrogar la gestión cinco años más, hasta 2026, la titular de Sanidad la descartó ayer definitivamente y el 15 de octubre de 2021 el Hospital de Torrevieja y su Departamento de Salud pasarán a ser gestionados directamente por la conselleria. Barceló explicó que el compromiso del gobierno valenciano es garantizar la prestación sanitaria a todas las personas y en todo el territorio y «para ello se ponen y pondrán todos los medios que sean necesarios».

El Departamento de Salud de Torrevieja integra 10 centros de salud y 12 consultorios auxiliares que ofrecen atención sanitaria a más de 140.000 habitantes de los municipios de Torrevieja, San Fulgencio, Formentera del Segura, Benijófar, Rojales, Guardamar del Segura, Los Montesinos, San Miguel de Salinas y Pilar de la Horadada, además de atender a Orihuela Costa, Torremendo, La Mata y Los Palacios. La confirmación de la reversión al sistema público sanitario del Hospital de Torrevieja y su departamento de salud llegó tras el anuncio por parte de la concesionaria, Ribera Salud, de comprometerse a construir el segundo centro de salud en Orihuela Costa, muy demandado por los vecinos, dentro de su plan estratégico de inversiones 2021-2026, es decir, una vez expirada la concesión y, por tanto, solo sería factible si Sanidad la prorroga los cinco años que prevé el contrato.

«Por encima de intereses»


Una promesa que no gustó nada a la conselleria que dirige la socialista Ana Barceló una vez que el gobierno del Botànic ya se había manifestado contrario a prorrogar las concesiones privadas relacionadas con el sistema de salud, como ya hizo revirtiendo el Hospital de Alzira -cuya concesión era también a Ribera Salud-. Barceló dijo ayer que no va a aceptar «monedas de cambio» en lo que se refiere a la sanidad. «Lo que quiero dejar claro es que la atención sanitaria de las valencianas y valencianos y su salud está por encima de cualquier otro interés. Ese es nuestro compromiso, como estamos demostrando, y nunca será moneda de cambio», señaló, en referencia, sin citarlo, a ese anuncio de Ribera Salud de construir una nueva infraestructura sanitaria en Orihuela Costa siempre y cuando se prorrogara su concesión. «La concesión de Torrevieja se revertirá al sistema público tal y como estaba previsto, y que no quede ninguna duda que la Conselleria dará respuesta a todas las necesidades que plantee el Departamento», insistió la consellera.

INFORMACIÓN adelantó que el Ayuntamiento de Orihuela busca unos terrenos en Orihuela Costa para cederlos para la construcción de un segundo centro de salud y que, de no materializarse, asumiría la entidad local las obras de un nuevo consultorio médico. Esa publicación fue aprovechada por Ribera Salud para anunciar que se comprometía a construir la tan deseada infraestructura sanitaria y que lo haría entre 2021 y 2026 «solicitando a la Conselleria de Sanidad las autorizaciones pertinentes para que la construcción del centro sea una realidad lo antes posible», señaló en un comunicado la concesionaria. Según explicó Ribera Salud, este proyecto forma parte del plan estratégico 2021-2026 para el Departamento de Salud de Torrevieja que contempla inversiones «con visión de futuro», sin entrar en que la concesión expira el 15 de octubre de 2021 y que su prórroga depende exclusivamente de la Conselleria de Sanidad que, como confirmó ayer, no la va a ejecutar.

Este diario preguntó a la concesionaria sobre sus planes previstos para después de que expire su concesión y ésta respondió que no tiene notificación oficial en cuanto a la finalización del contrato «por lo que continuamos trabajando con normalidad en proyectos a largo plazo». Sanidad debe comunicar, oficialmente, que no prorrogará la concesión a Ribera Salud un año antes de que expire el contrato, es decir, antes del 15 de octubre de este año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook