08 de enero de 2020
08.01.2020

Ribera Salud se compromete a construir el segundo centro de salud en Orihuela Costa si retiene la concesión

La concesionaria ha solicitado una reunión urgente con el alcalde oriolano para transmitirle su voluntad e iniciar los trámites administrativos necesarios y lo enmarca en el plan estratégico de inversiones 2021-2026, a pesar de que el gobierno del Botànic ha anunciado que revertirá a la gestión pública el servicio cuando acabe el contrato en octubre de 2021

08.01.2020 | 14:23
Centro de Salud de Aguamarina, el único de Orihuela Costa

Eva Baró, gerente del Departamento de Salud de Torrevieja, asegura que "exigirá a la Conselleria de Sanidad las autorizaciones para iniciar la construcción lo antes posible" de uno de los centros de salud de alta resolución "más potentes de la provincia de Alicante"

La Dirección de Ribera Salud, concesionaria de la gestión del Departamento de Salud de Torrevieja (al que pertenece Orihuela Costa) ha solicitado al alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, una reunión urgente para tratar la construcción de un nuevo centro de salud en Orihuela Costa "que satisfaga las necesidades de la población". Ribera Salud, que gestiona el actual centro de salud de Orihuela Costa, se compromete ahora a construir uno de los centros de atención primaria de alta resolución "más potentes de la provincia de Alicante", según anuncia la concesionaria en un comunicado. Un proyecto que, asegura, garantizará la cobertura sanitaria tanto a residentes nacionales como internacionales de la zona "con la más completa cartera de servicios".

El anuncio llega días después de que INFORMACIÓN adelantara que el Ayuntamiento de Orihuela busca unos terrenos en Orihuela Costa para cederlos para la construcción de un segundo centro de salud y que, de rechazar su construcción la Conselleria de Sanidad, asumiría la entidad local las obras de un nuevo consultorio médico. El PSOE de la Vega Baja respondió ayer que la Conselleria de Sanidad, que dirige la socialista Ana Barceló, no es la competente para construir ese centro de salud al pertenecer Orihuela Costa al Departamento de Salud de Torrevieja que tiene una gestión sanitaria público-privada a través de Ribera Salud. No obstante, Sanidad sí debe autorizar la construcción. El único centro de salud que tiene Orihuela Costa, y que atiende a más de 30.000 usuarios, se ha quedado pequeño y el personal sanitario no oculta la presión a la que se ve sometida por el alto número de pacientes diarios que tiene cada médico adscrito allí. El edil de Sanidad de Orihuela, José Galiano, puso el foco en la singularidad de Orihuela Costa, una zona turística con un alto número de residentes que pasan largos periodos pero que no se empadronan y que recibe numerosos turistas en periodos vacacionales. Los terrenos estarían algo alejados del actual centro de salud de Aguamarina para redistribuir el trabajo en dos zonas que estén distantes para acortar los tiempos de desplazamiento de los usuarios y de los facultativos que llevan a cabo la atención domiciliaria.

Tras la noticia publicada por este diario, la gerente del Departamento de Salud de Torrevieja, la doctora Eva Baró, ha señalado hoy que la intención de Ribera Salud es comenzar a trabajar cuanto antes en el proyecto y solicitar a la Conselleria de Sanidad las autorizaciones pertinentes "para que la construcción del centro sea una realidad lo antes posible". Según explica en el comunicado, este proyecto forma parte del plan estratégico 2021-2026 para el Departamento de Salud de Torrevieja, que se presentará próximamente de forma pública. Un plan que contempla nuevas inversiones "con visión de futuro" y que se suma a los más de 116 millones de euros ya invertidos en la comarca de la Vega Baja en los últimos 13 años, 36 millones más de lo establecido en el contrato de concesión, recuerda Ribera Salud. No obstante, esta previsión de futuro depende de que la Conselleria de Sanidad prorrogue la concesión que expira en octubre de 2021. El gobierno del Botànic ha transmitido que revertirá a la sanidad pública esa concesión en 2021, cuando expire, mediante la no renovación, como llevó a cabo con el Hospital de Alzira. De ser así, no podría autorizar la construcción de un segundo centro de salud en Orihuela Costa a Ribera Salud ya que los planes de la concesionaria son solo factibles si se prorrogara la concesión (la concesionaria anuncia que el proyecto forma parte de un plan estratégico de 2021 a 2026, es decir, una vez expirado el contrato). Fuentes de Ribera Salud han señalado a INFORMACIÓN que no tienen ninguna notificación oficial en cuanto a la finalización del contrato se refiere "por lo que continuamos trabajando con normalidad en proyectos a largo plazo". 

"La Vega Baja necesita de nuestra solidaridad ahora más que nunca, y desde Ribera Salud vamos a seguir ayudando a esta comarca con la construcción de un centro de salud moderno, equipado con la última tecnología para ofrecer a la población la calidad asistencial y cuidado que se merece", ha asegurado el consejero delegado de Ribera Salud, Alberto de Rosa. "Como compañía privada podemos aportar la agilidad y flexibilidad que el ciudadano necesita para contar con el centro lo antes posible y tener acceso a la mejor sanidad de la provincia de Alicante", dice el directivo.

Con este compromiso, Ribera Salud dice manifestar su "apoyo total" a la comarca de la Vega Baja y considera este nuevo centro de salud una ayuda imprescindible para garantizar la cobertura sanitaria en la costa de Orihuela, además de para dinamizar económicamente la comarca "ayudando a superar los daños producidos por la DANA del pasado septiembre". Los responsables del Departamento de Salud de Torrevieja ya mantuvieron una reunión con los alcaldes de todos los municipios afectados para trasladarles la voluntad de colaborar en todo aquello que necesitaran, según han recordado hoy en el comunicado. Además, la construcción del segundo centro de salud permitirá redistribuir la atención sanitaria en dos zonas, por lo que se agilizarán los tiempos de desplazamiento y atención de los usuarios y facultativos que llevan a cabo la atención domiciliaria de la zona.

Con actuaciones e inversiones en medios, centros y tecnología, Ribera Salud responde así a la amenaza de reversión a la sanidad pública del Hospital de Torrevieja cuyo contrato expira en menos de dos años, el 15 de octubre de 2021. Desde la Administración no han querido revelar aún cómo transcurrirán los 21 meses que restan hasta esa fecha pero la decisión se deberá tomar durante este año, ya que según el contrato suscrito en 2006 por el conseller Serafín Castellano con Ribera Salud, gestora mayoritaria de la UTE Torrevieja Salud, la administración debería notificar en un año (a 15 de octubre de 2020) si tiene intención de acudir a la prórroga de cinco años o, tal como se hizo en Alzira, dar por finalizado el contrato de 15 años y solicitar la reversión del departamento de salud y que tanto infraestructuras como materiales como personal pasen a depender orgánica y administrativamente de la Conselleria de Sanidad. La consellera Ana Barceló deberá decidir si lleva a cabo la reversión, tal y como le exigen sus socios de gobierno de Compromís y como ha dicho en varias ocasiones, o si los problemas derivados de la primera reversión del hospital de Alzira aconsejan tomarse más tiempo para abordar una segunda reversión. De ser así, Ribera Salud alargaría hasta 2026 su control sobre el departamento de Torrevieja que integra 10 centros de salud y 12 consultorios auxiliares que atienden a más de 140.000 personas, sin incluir al alto número de desplazados. Esta promesa electoral se ha convertido ya en una cuestión "irrenunciable" para Compromís, que no gestiona el área de Sanidad pero que pide al PSPV contundencia a la hora de defender el proyecto y dar a conocer la hoja de ruta que pretende llevar a cabo la conselleria dirigida por Ana Barceló, para asumir la gestión del Departamento de Salud de Torrevieja en octubre de 2021, con el mecanismo de la no renovación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook