04 de diciembre de 2019
04.12.2019

Absuelto el exalcalde Javier Pérez de un delito de acoso e injurias al exjefe de la Policía

El que fuera regidor asegura que lleva cuatro años «viviendo bajo sospecha» y reclama acabar con los juicios mediáticos

04.12.2019 | 02:14
Javier Pérez.

El Juzgado de lo Penal 3 de Orihuela ha absuelto al exalcalde de Callosa de Segura, Francisco Javier Pérez Trigueros, de los delitos continuados de prevaricación administrativa, contra la integridad moral (mobbing) e injurias y calumnias. La querella fue interpuesta por Pedro Ramón Martínez, exintendente Jefe de la Policía Local de Callosa de Segura.

La acusación particular solicitaba al exregidor 10 años de inhabilitación especial y dos años de prisión. Tras la celebración del juicio, «se ha podido demostrar», según Javier Pérez, que el exintendente ha estado ostentando el puesto de Intendente Jefe de la Policía Local de Callosa de Segura, más de 25 años sin la titulación de Bachiller y por tanto «declara nulo de pleno derecho su nombramiento». Uno de los testigos aportados a la causa declaró que la oposición se efectuó supuestamente «a medida para el exintendente y «que se presentaron otras personas con más méritos, si bien varios funcionarios ya sabían de la existencia de irregularidades en este procedimiento de selección».

La sentencia, dice que «la denuncia fue acertada y el expediente de revisión -impulsado por el entonces alcalde- fue correcto, con el objeto de aclarar aquellas irregularidades que, de no haberse dado, hubiera sido elegido por sus mayores méritos y puntuación» otro aspirante. Para el exalcalde popular queda «demostrado que actué conforme a derecho en la tramitación del expediente contra este funcionario y conforme a las noticias filtradas, sobre las irregularidades cometidas en el proceso selectivo del Tribunal Calificador».

La resolución también indica que «en todos los miembros de la Policía existía un malestar generalizado con el intendente, expresado» en un documento de queja o protesta de todos por los cambios organizativos que este efectuaba. La juez «considera que no se cumplen los criterios necesarios para poder establecer relación de causalidad entre los hechos denunciados y la hipertensión arterial diagnóstica y que ha intentado hacer valer como medio de prueba en el supuesto acoso laboral». Javier Pérez por su parte subrayó tras conocer esta sentencia: «Esto no puede quedar así, gracias a esta querella llevo más de dos años con todo mi patrimonio trabado sin poder hacer uso de él, ni siquiera he podido pagar a mi abogado. Espero seguir adelante y poder demostrar que el daño y sufrimiento que me han provocado a mi y a mi familia, algún día pueda ser restituido. Debemos de una vez por todas, acabar con los juicios paralelos y seguir creyendo en la justicia, en la ley y en los jueces», señaló el exalcalde, quien reiteró que lleva «desde hace más de cuatro años viviendo bajo sospecha y asistiendo a los tribunales como si fuera un delincuente. Pero gracias a la justicia que aunque sea lenta, hoy puedo decir que funciona. Basta ya de que los juicios mediáticos sean la defensa del ciudadano».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook