22 de octubre de 2019
22.10.2019
En directo

En directo | Las precipitaciones remiten en la provincia de Alicante, donde llueve de forma débil y dispersa

Calp decreta la situación de preemergencia por fuertes lluvias

22.10.2019 | 11:27
En directo | Las precipitaciones remiten en la provincia de Alicante, donde llueve de forma débil y dispersa


La nueva gota fría que se ha formado sobre el Mediterráneo puede dejar hoy precipitaciones intensas, que nada tienen que ver con las del pasado mes de septiembre. No se espera que pasen de entre 60, en el interior, y 100 en la costa. Emergencias ya ha comunicado a los ayuntamientos que tengan preparado el operativo de prevención y acción inmediata. Se trata, no obstante, de una situación muy diferente a la de septiembre y evolucionará con rapidez hacia Castellón.

En cualquier caso, la Agencia Estatal de Metereología mantiene el nivel amarillo en la provincia por precipitaciones y aumenta el nivel de riesgo a naranja en el litoral norte.

«Es una situación de evolución muy rápida y eso favorece que no se acumulen grandes cantidades de lluvia en la provincia. Salvo en las comarcas del Alcoia-Comtat y Marina Alta, donde los valores pueden rebasar los 100 litros entre hoy-por ayer- y el miércoles», apuntó Jorge Olcina, director del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante.

Hablamos por lo tanto, en principio, de una gota fría de pequeñas dimensiones y que se va a mover rápido hacia Cataluña y Baleares. «Esta gota fría no tiene nada que ver con la de septiembre. Ni en tamaño ni en evolución. Aquella fue más grande, más intensa y de mayor permanencia en el tiempo, lo que favoreció las lluvias torrenciales registradas», subraya Jorge Olcina. El mar, auténtico catalizador de las tormentas, está mucho más frío que en el último episodio, cuando la temperatura del agua de 27 grados. Ayer, no pasaba de los 24 grados.

Las clases no se han suspendido ni en Elche ni en los municipios de la Vega Baja, aunque en esta comarca hay máxima preocupación al llover sobre mojado. Vecinos y ayuntamientos se preparaban ayer para la llegada de las nuevas lluvias. La CHS limpió de cañas el Reguerón, en el límite con Murcia. En Orihuela se han limpiado imbornales y ayer se retiraba el barro aún acumulado en el alcantarillado, como en el polígono.

La Policía Local se reforzó anoche con dos patrullas más, una en la costa y otra en la ciudad, y Protección Civil vigila las calles desde esta madrugada. Algunos vecinos han colocado sacos y ladrillos en las puertas, incluso algunos edificios religiosos como la iglesia del Carmen en Orihuela. Carreteras sustituyó y amplió ayer las mallas de protección de los taludes de la N-340.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook