03 de octubre de 2019
03.10.2019
Opinión

Alberto Jurado "Chuti"

03.10.2019 | 20:53
Alberto Jurado "Chuti"

Han pasado treinta y siete años de la llegada al Torrevieja C.F. de un joven algecireño llamado Alberto Jurado, que de la mano de Joaquín García Paredes "Nito", por aquel entonces Presidente del Club salinero, llegó a una ciudad que arropaba y disfrutaba de un equipo que desarrollaba buen fútbol.
Chuti, que así se le conoce, estaba haciendo la mili en Cartagena y jugaba en el Naval. Sus excelencias futbolísticas no pasaron desapercibidas para este ojeador de talentos, no dudando traer a un futbolista que se convirtió en el mejor jugador de fútbol de la larga historia del Torrevieja C.F.

Se consiguió el ascenso a segunda divisiónb B en el campo El Rubial de Águilas (0-0), una semana antes de acabar el Campeonato de Liga (15 mayo 1988). El domingo siguiente con el Estadio Vicente García a reventar de público, se celebró el histórico ascenso por todo lo alto ante una afición entregada a su equipo.

Tres días antes se produjo una moción de censura en el Ayuntamiento donde Pedro Hernández (PP), consiguió el bastón de mando que lo tenía Joaquín García (PSOE), por lo que en aquel último partido de liga estaban los dos alcaldes. El recién llegado al poder estrenó su flamante cargo sentándose en el palco junto al presidente Antonio Guerrero.

Radio Orihuela transmitió ese encuentro ante el Olímpico Totana con José Antonio Martínez de narrador, quien no sabía del cambio de alcalde, entrevistando primero a Joaquín García, que en ningún momento manifestó nada al respecto, pero enseguida Antonio Guerrero acudió a la cabina microfónica para informar del nuevo regidor del Consistorio que, evidentemente también fue entrevistado (quizá su primera entrevista fuera del Ayuntamiento). La jornada anterior, la del ascenso, locutó en Águilas Manuel Miguel Moya.

Llegaron las cinco temporadas siguientes en Segunda B, los torrevejenses se enfrentaron a clubes importantes del fútbol español, destacando al Elche, Real Murcia, Cartagena y Hércules al que con Carlos Maciá Bonet de entrenador le endosaron cinco goles. Chuti se convirtió en el eje principal de un equipo plagado de buenos futbolistas a los que técnicos de relevancia resaltaban la calidad de Marcelo Manzano, Javi Meseguer, Kiki Nicolás, Rosa Hernández y Juanito que junto al guardameta Jorge Ramas, entre otros, configuraron un equipo que el "Míster" del Leganés, Luis Angel Duque elogiaba en cada enfrentamiento las cualidades de todos ellos, destacando siempre la elegancia de un Chuti espléndido con el balón en los pies.

Su inteligencia futbolística la demostraba posando el balón, levantaba la cabeza como oteando el horizonte realizando largos desplazamientos del cuero que llegaban a sus compañeros en perfectas condiciones. Era una garantía tenerle en medio campo con esa visión de juego, a la vez de los "golpes francos" directos que casi siempre acababan dentro de la portería. Hacía goles increíbles desde cualquier distancia. Fue un jugador de tal magnitud, que junto a talentos destacados como hubiera tenido hueco en grandes equipos de haberse dado las condiciones adecuadas.

En el campo de El Collao de Alcoy, Fernando Rovira tuvo una de esas ideas raras que a veces tienen los entrenadores, prescindiendo del mejor acompañante de Chuti en medio campo: Nacho Rosa Hernández. El Alcoyano superaba esa parcela hasta que Rovira se dio cuenta y le metió con el partido en marcha junto al capitán salinero. El partido se perdió y al final en el estrecho pasillo de vestuarios, Guerrero arremetió contra el entrenador, todo ello por no alinear de principio al mejor escudero de Chuti, Rosa Hernández. Rovira marcaba muy de cerca al de Algeciras, porque fumaba algún pitillo y le controlaba en todo momento. Una vez le dijo a Guerrero que lo iba a dejar en el banquillo, y este saltó como un resorte y le estampó "ni se te ocurra! Chuti aunque esté cojo tiene que jugar". Era tanto el fútbol que desplegaba que el Presi lo tomó con un "insulto", decir que no jugaría aunque fuera un solo partido.
Pasaban los años y el fútbol salinero entre la Tercera y Segunda División contemplaba a un Chuti cada vez más comandante, cada vez más selecto y cada vez más y mejor futbolista. En esos años el capitán tenía cerca la figura de José Sánchez "Pepito", elegante jugador vestido de corto y extraordinario Secretario Técnico, a la vez de entrenador en la etapa final de Segunda B, el cual admiraba a CHUTI en toda su dimensión. Al mismo tiempo, hay que reseñar la figura de Juan Ignacio Martínez (JIM), que tras colgar las botas ha tenido y sigue teniendo un ascenso meteórico como entrenador de lo que estamos muy orgullosos.

Copa del Rey

El Español de Barcelona de Luis Aragonés, el Salamanca de Juanma Lillo, y el súper equipo del Tenerife con Jorge Valdano, junto a grandes figuras de fútbol internacional, como Fernando Redondo, Dertycia, Chemo del Solar, Juan Antonio Pizzi o Ezequiel Castillo, y bastantes más, pasaron por el Estadio Vicente García observando al capitán, a un Chuti inconmensurable que llamaba la atención por su exquisitez futbolística, quedando admirados de su clase y saber estar en el terreno de juego. Deseo recordar el encuentro ante el Mallorca, también de Copa en el que el fútbol bello de categoría brilló aún estando en Tercera División.

No quiero olvidarme de los Cuadrado, Manolo Martínez, Teo, Angel Rivera, Sánchez Corona, Casimiro Torres, Paco Nieto, Francis y Cuartero, por poner algunos ejemplos del fútbol torrevejense, futbolistas de categoría que en distintos periodos de tiempo fueron importantes en el Torreveija C.F., pero con permiso de todos y cada uno de ellos, sobretodo, de los defensas centrales Beltrán y Miguel Angel Brau (fallecidos hace años y otros que no recuerdo en este momento).

Debo hacer hincapié más si cabe, en la figura del gran capitán Chuti, el cual durante muchos años fue la referencia, el estilo y la magia de un futbolista que de haber tenido la escuela del Real Madrid o Barcelona, habría sido una figura de primer nivel del fútbol español, ya que categoría e inteligencia futbolística tenía de sobra.

En la actualidad, Chuti combina el tiempo para su familia y trabajo con ser entrenador del fútbol base del Torrevieja CF, muy querido y apreciado por sus futbolistas y padres de todos los equipos que entrena y ha dirigido.

Gracias Chuti  por tanto bueno que aportaste al fútbol y, como no, de ser fiel hasta el final del Torrevieja Club de Fútbol.

Mención Especial

Para finalizar este manifiesto, recordar a expresidentes fallecidos: José Valero, Paco Montesinos, Paco Lucas, Tomás Martínez, Antonio Guerrero y el reciente José Escámez. Todos fueron importantes y lucharon por la misma causa, una bendita causa llamada Torrevieja Club de Fútbol. También en el apartado de ausentes, recordar a Emilio Esteban, entrenador carismático muy querido por la afición y por quienes le conocimos.

PD: La historia de este club que data desde 1923 deja a muchos personajes sin mencionar, por lo que por distintos motivos quiero que reciban el agradecimiento que merecen por haber sido piezas de relieve en el fútbol salinero, esa Entidad que continua caminando y que, con permiso del Hueso y El Remiendo, es la historia con más solera y sentimiento futbolero de todos los tiempos en el pueblo. Es algo tan sencillo que destaca por su propio nombre: Torrevieja Club de Fútbol.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído