25 de septiembre de 2019
25.09.2019

La Generalitat ordena en Daya Nueva el sacrificio de 60 cerdos vietnamitas

La alcaldesa asegura que es un problema de "salud pública" desde hace tres años y que tras la riada los animales se estaban comiendo los cadáveres de otros que perecieron durante la gota fría

25.09.2019 | 15:43
La Generalitat ordena en Daya Nueva el sacrificio de 60 cerdos vietnamitas

Los cerdos son propiedad de un vecino que los tenía en un recinto al aire libre en pleno casco urbano de Daya Nueva, mal alimentados y pésimas condiciones| Los animalistas han planteado el traslado a un santuario específico pero el Ayuntamiento se ha negado porque la Generalitat insiste que pueden propagar enfermedades | El Seprona estaba contemplando la posibilidad de atender a las alternativas planteadas por los animalistas

Las asociaciones animalistas Animal Feel y Dignidad Animal han denunciado hoy públicamente la decisión del Ayuntamiento de Daya Nueva de sacrificar 60 cerdos vietnamitas. Los animales llevaban semiabandonados desde hace meses en un recinto situado en la calle La Bodega, en pleno casco urbano del municipio. Esta mañana operarios municipales han recogido a los ejemplares y se los han llevado, pese a la protesta de ambas asociaciones presentes en ese momento en el desalojo.

El Ayuntamiento de Daya Nueva, por su parte, ha aclarado que la decisión de sacrificar la han abordado tras la insistencia de la Conselleria de Medio Ambiente de la Generalitat de resolver un problema de "salud pública", en palabras a INFORMACIÓN.ES de su alcaldesa Teresa Martínez (Ciudadanos).

Los representantes de las asociaciones animalistas se reunieron con el teniente alcalde del municipio para plantear la alternativa de trasladar estos ejemplares a un santuario específico en Madrid dedicado a esta especie, declarada exótica e invasora, no protegida desde el pasado mes de marzo, que se ha hecho popular como animal de compañía. Los cerdos presentan un lamentable estado, desnutridos y enfermos. 

El pasado mes de marzo el Gobierno declaró la prohibición de venta de los cerdos vietnamitas como animal doméstico por el impacto ambiental que está provocando su presencia en piaras en libertad y su hibridación con jabalíes autóctonos.

En el caso de Daya Nueva, son propiedad de un vecino que no castró a los pocos ejemplares que inicialmente trajo a la finca, hace seis años, y que ha dejado que se reprodujeran lo que ha multiplicado su número. Han sido los vecinos los que han alimentado de forma puntual a los cerdos, además de denunciar sus penosas condiciones.

Según Animal Feel y Dignidad Animal fue la alcaldesa, Teresa Martínez (Ciudadanos), la que rechazó la alternativa de traslado al santuario específico madrileño y aseguran que su denuncia de que su destino es el sacrificio "no es una especulación, fue el propio concejal el que les confirmó que van a ser sacrificados". "Los han cargado a todos en un camión sin condiciones mínimas legales para ser trasladados y los han dormido con tranquilizantes. Hemos estado esta mañana para intentar evitar ese transporte, pero no ha habido forma", han indicado las mismas fuentes. "El hecho de que sea una especie exótica e invasora, que sean muchos o estén abandonados no justifica que la decisión de la administración pase por sacrificarlos", han reiterado Animal Feel y Dignidad Animal.

Por su parte, la alcaldesa Teresa Martínez indicó que el municipio aborda este problema desde hace tres años pero las consecuencias de la gota fría lo han agravado. "Muchos animales han muerto por enfermedades y desnutrición y otros se estaban comiendo los cadáveres. Los vecinos no pueden ni pasar junto a la finca por el olor que desprende. Durante la gota fría este ayuntamiento ha hecho lo imposible por poner a salvo a todos los animales, desde caballos a rebaños", ha aclarado. "Hemos pasado momentos muy duros, peligro para las personas, daños en propiedades y en las cosechas, y esa es la prioridad. En este caso también hemos intentado realojar en albergues a los animales de la zona pero no hemos podido y la Generalitat ha pedido que solucionemos un problema de salud pública", ha aclarado. 

Hoy miércoles a última hora las asociaciones animalistas tenían la esperanza de que el sacrificio de los animales se paralizara dado que el Seprona de la Guardia Civil habría contemplado la posibilidad de realojar a los animales en algunos albergues, al menos durante cuarenta días, algo que se confirmará hoy. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído