14 de septiembre de 2019
14.09.2019

Gota fría en la Vega Baja: El Segura no da tregua a la Vega Baja y las inundaciones se cobran la segunda víctima

El río seguía ayer creciendo y poniendo a prueba la capacidad de respuesta de militares y cuerpos de seguridad para atender las necesidades de cientos de familias

14.09.2019 | 13:31

Es el peor temporal de los últimos 140 años

Ya son dos las víctimas mortales de una gota fría de la que ayer la Agencia Estatal de Meteorología se tenía que remontar a octubre de 1879, a hace 140 años, para encontrar una comparación válida con algo tan devastador y que ha tenido a la Vega Baja como gran damnificada. El fallecido tiene 40 años y es vecino de la pedanía oriolana de La Matanza, quien fue encontrado por los boinas verdes de Rabasa cerca de un árbol después de que el día anterior, desde el aire por un helicóptero, fuera visto con problemas en su moto, pero se le perdió la pista. Con esto se eleva a seis las víctimas mortales de la DANA, dos de ellos en la provincia pues el otro es un vecino de Redován de 58 años.

La aparente tranquilidad y eficacia que rezuma el puesto de mando avanzado, que coordina la actuación de más de 1.000 profesionales de tres cuerpos militares, contrasta con la desesperanza que se ve en vecinos y alcaldes, en polícias que no saben qué tienen que hacer porque el Segura parece que haya podido con todos. La rotura de los diques de Almoradí el jueves, que era lo que más se temía, convirtió en pesadilla lo que hasta ese momento sólo se vivía en Orihuela, como era la inundación de calles. Pero cuando el agua se adueña de campos y carreteras, de urbanizaciones construidas durante el «boom» del ladrillo, todo está perdido y es más difícil moverse y casi imposible llegar. Y eso es lo que pasó en Dolores, Almoradí, Daya Vieja y Nueva porque el Segura desaguó en medio de una comarca que se convirtió en su «mediterráneo». También en Redován, Callosa, Cox, Granja o Benferri el agua anegó todo y obligó a montar albergues para que la gente sin familia que le pudiera recoger encontrara una cama caliente. Al resto de la comarca le fue igual.

Visita relámpago de Pedro Sánchez al corazón de la catástrofe

El presidente del Gobierno asegura en Murcia que ve viable la declaración de zona catastrófica para la Vega Baja

Las recomendaciones para que los vecinos se refugiaran en la planta alta de sus casas demostraba que la capacidad de respuesta rápida era materialmente imposible porque los servicios estaban desbordados y los ciudadanos tenían que garantizar su seguridad porque tendrían que esperar. Tres días de trabajo sin descanso deja personas y vehículos agotados -algunos tractores arrastraban ayer camiones de bomberos en Dolores- mientras que cientos de vecinos se dedicaban desde la distancia a observar el rescate de otros. Es materialmente imposible dar cifras de cuántas personas están siendo rescatadas por helicóptero y lanchas, aunque también alguna retroexcavadora y tractor de labranza ha ayudado, pero supera el millar.

El jueves se produjo la muerte de dos hermanos en Caudete (Albacete) cuando el vehículo en el que viajaban fue arrastrado por una riada, en la mañana de este viernes se ha rescatado el cadáver de un hombre que perdió la vida en un paso subterráneo inundado por la lluvia en la capital almeriense.

Así es la DANA, responsable de la gota fría.


Además, nuevas roturas en las contenciones del Segura, entre Almoradí y las Dayas, provocaron más emergencias que atender, lo que sumado al desalojo de centros de salud o de enfermos complicó las tareas. Al cierre de esta edición, la reparación de una de las grietas más importantes, lo que hacía volver a encauzar parte del Segura, hacía temer a Rojales, el siguiente pueblo en el cauce. Su alcalde temía una inundación para esta pasada noche.


Ni con diez mil militares la Vega Baja hubiera tenido garantías porque el episodio que se está viviendo supera con creces cualquier situación imaginable. Lo han dicho hasta los miembros de la UME, que lo más parecido que habían visto era un simulacro. Municipios sin luz y sin agua, con conexiones de telefonía bajo mínimos, con supermercados que se fueron desabasteciendo por el temor a que la situación fuese empeorando y plazas públicas con un metro y medio de agua, hacían imposible atender todas las emergencias. Las protectoras de animales pidieron auxilio para que los ciudadanos fueras a rescatarlos... pero ¿por dónde?. Uno de los graves problemas de la comarca es las deficientes carreteras que la jalonan, muchas levantadas, y otras grandes infraestructuras, como la autopista a Cartagena o la autovía a Murcia, que registraron cortes por socavones o largas retenciones. De este modo, la comarca se quedó aislada en sí misma, nadie podía salir ni entrar.

Ayer fue una jornada sin lluvias pero el problema ya no viene del cielo, viene por tierra. El Segura sigue trayendo una cantidad de agua brutal y la rotura que ha sufrido hace que se siga extendiendo. La gota fría ha dejado el suelo tan mojado que apenas filtra lo que ha convertido kilómetros cuadrados de campos en piscina y las acequias, cargadas a mas no poder, solo han servido para ir repartiendo el agua como una enorme mancha.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook