12 de septiembre de 2019
12.09.2019

Desalojadas 34 personas en Orihuela por la gota fría

Decretado el nivel 0 de alerta al superar los 250 litros por metro cuadrado en la ciudad donde las fuertes precipitaciones han arrastrado vehículos y han causado desprendimientos sobre la N-340, que permanece cortada

12.09.2019 | 12:32
Desalojadas 34 personas en Orihuela por la gota fría

Los residentes de una residencia de ancianos de Redován se encuentran aislados pero no necesitan evacuación ya que según informa la empresa "tienen comida y grupo electrógeno para día y medio"

La gota fría está causando estragos en algunos municipios de la comarca. Es el caso de Orihuela donde se han tenido que desalojar a 34 personas que permanecen en el albergue habilitado en el colegio Virgen de la Puerta. De ellas 23 son residentes del Centro Ocupacional Oriol y dos monitores que han tenido que ser desalojados por la Policía Local en lanchas por la inundación en el Palmeral, donde se ubican las instalaciones, hasta un camión que los ha trasladado al albergue. También han sido desalojados nueve miembros de dos familias que han tenido que abandonar su casa y que han sido alojados en ese recinto provisional. 

Los accesos a la ciudad han sido cortados, según ha informado la Policía Local en las redes sociales. No obstante, ya se han abierto al tráfico la carretera de circunvalación, así como las carreteras de Bigastro a Orihuela, Hurchillo, los tubos del trasvase, Desamparados y Arneva. Permanecen cerradas las carreteras de San Bartolomé a Orihuela y la Nacional 340, en este caso por desprendimientos. También se ha cortado esta tarde la carretera de Beniel. Algunas de las vías más céntricas de la ciudad han sido cerradas al tráfico. Salir o entrar de la ciudad es una misión casi imposible desde primera hora de la mañana. El Ayuntamiento ha decretado el nivel 0 de alerta y se ha constituido el CECOPAL (Centro de Coordinación Municipal) para coordinar a todos los efectivos de emergencias. El agua baja como ríos en algunos barrios como en San Isidro con una fuerza tal que está llevándose consigo mobiliario urbano, como se puede ver en el vídeo. Son ya cerca de 300 litros por metro cuadrado los que han caído en la ciudad en las últimas horas. 

Parte del túnel de la N-340 a su paso por el Palmeral de Orihuela se ha desprendido por lo que tampoco se puede circular por esa zona. Las lluvias han arrastrado vehículos de un concesionario cercano aparcados en una explanada y los barrios del entorno de la sierra están anegados.

Los residentes de una residencia de ancianos de Redován se encuentran aislados pero no necesitan evacuación ya que según informa la empresa "tienen comida y grupo electrógeno para día y medio".

En el Hospital Vega Baja también están sufriendo inundaciones. El centro hospitalario, dada la situación de emergencia, ha suspendido toda la actividad ambulatoria programada en el hospital y se reanudará el próximo lunes, pero se garantiza la atención urgente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook