09 de septiembre de 2019
09.09.2019
Orihuela

Los hijos, a los pies de la Madre

El Obispo de la Diócesis de Orihuela-Alicante, Jesús Murgui Soriano, presidió el acto en honor a la Patrona de la ciudad

08.09.2019 | 23:44
La imagen de la Patrona en el interior de la catedral.

La imagen, portada en un trono de plata renovado, procesionó con la nueva marcha «Virgen Coronada de Monserrate».

Día grande para los oriolanos. Miles de fieles devotos acompañaron ayer a Nuestra Señora de Monserrate, excelsa Patrona desde 1633 junto a las santas Justa y Rufina, y alcaldesa perpetua de Orihuela en la jornada jubilosa. Un día especial y lleno de tradición para los vecinos de esta ciudad, pues muchos de ellos acelebran su onomástica en una fecha tan señalada para esta localidad y sus pedanías, que también viven en estas fechas las fiestas en honor de la Virgen.

A las doce del mediodía, el volteo general de las campanas de las iglesias, conventos, monasterios y ermitas de Orihuela anunciaron la llegada de la esperada festividad y se lanzaron las 21 salvas de honor. Con la llegada de la tarde, el ambiente en las calles fue creciendo en devoción y fervor. A las 19.00 horas, y en la Santa Iglesia Catedral del Salvador y Santa María de Orihuela, se realizó la eucaristía estacional presidida por el Obispo de la Diócesis de Orihuela-Alicante, Jesús Murgui Soriano, en honor a la Patrona. Un acto religioso que congregó a cientos de vecinos y que precedió a la solemne procesión con la imagen de la Virgen de Monserrate, que tanta veneración despierta en el corazón oriolano, tanto en los vecinos de la ciudad como los de las pedanías y pueblos de la comarca.

La salida de la talla desde el templo catedralicio fue uno de los momentos más jaleados. Una demostración de gigantes y cabezudos y una colla de tambores y dulzainas rindieron honores a la Señora de Orihuela. El recorrido procesional transcurrió por el casco antiguo, con alumbrantes y representantes de las Cofradías y Asociaciones oriolanas; autoridades políticas y eclesiásticas. Con ellos, la Archicofradía de Nuestra Señora de Monserrate, creada en el siglo XVI y formada por cerca de 300 personas en la actualidad, que estuvo custodiando la imagen llevada a hombros por los porteadores. Esta «vuelta a los puentes», como comúnmente se conoce el recorrido que sigue la Virgen Morena desde su salida y posterior llegada a la Catedral, brilló más que nunca al estrenar un renovado trono de plata -que data de los años cincuenta- tras las actuaciones de restauración, limpieza y ampliación que se han llevado a cabo en los últimos meses, con el fin de que la imagen luciera hermosa en este año grandioso en el que se conmemora el centenario de la proclamación como patrona y, además, se enmarca junto a al centenario de la Coronación Canónica de la imagen.

Por este aniversario, la Virgen también ha sido agasajada con una nueva marcha, «Virgen Coronada de Monserrate», del compositor oriolano Miguel Ángel Aniorte, que fue interpretada durante la procesión, donde la Banda Auxilium del Oratorio Festivo de Orihuela y la Unión Lírica Orcelitana estuvieron presentes.

Un espectacular castillo de fuegos artificiales cerró el acto de anoche. Las citas de estas fiestas continúan el día 14, con el «besamanto»; y el traslado de vuelta de la Patrona al santuario, su casa, el próximo día 15.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído