08 de septiembre de 2019
08.09.2019

El Síndic recrimina a Orihuela su falta de información sobre el picudo

07.09.2019 | 22:30
Trabajos de fumigación en ejemplares del Palmeral oriolano.

El Síndic de Greuges de la Comunidad Valenciana ha pegado un tirón de orejas en toda regla al Ayuntamiento de Orihuela por su falta de información sobre la erradicación de la plaga del picudo rojo. Ángel Luna «recomienda» en un escrito dirigido al consistorio oriolano, al que ha tenido acceso este diario, que facilite al autor de la queja que ha recibido, la información ambiental que se encuentra pendiente de entrega, concretamente, la elaborada por la empresa pública Tragsa.

Los hechos se remontan al mes de abril de 2018 cuando el portavoz de la Asociación Amigos del Castillo, Juan Ignacio Caballero, se dirigió al Ayuntamiento para solicitar información sobre las actuaciones municipales realizadas para erradicar el picudo rojo del Palmeral de Orihuela, sin haber recibido ninguna contestación hasta el momento. Con el objeto de contrastar las declaraciones del edil responsable de Medio Ambiente, por entonces Miguel Ángel Fernández (PP), donde afirmó que la empresa pública Tragsa había encontrado solo 25 ejemplares de palmera infectados con la plaga de picudo rojo, Caballero solicitó ese informe al Ayuntamiento quien solo indicó que durante el año 2018 se había hecho tratamiento químico foliar mediante pulverización a 4.333 palmeras, pero no le informaron sobre los informes realizados por Tragsa que era lo que había pedido.

Pulverización

No obstante, el autor de la queja se dirigió al consistorio nuevamente para señalar que la pulverización se hizo en junio de 2018 y su escrito era anterior, de abril. «Es imposible que preguntemos por algo que no se había hecho», se queja Caballero. «Estamos decepcionados con la falta de transparencia de la Concejalía de Medio Ambiente y la próxima vez que hagan gallardía de que poseen informes queremos que los muestren y que digan cuánto han costado», señala el portavoz de Amigos del Castillo.

Decepcionado también se muestra el Síndic quien señala que «esta Institución no se cansa de repetir que el derecho de acceso a la información medioambiental desempeña un papel esencial en la concienciación y educación ambiental de la sociedad, constituyendo un instrumento indispensable para poder intervenir con conocimiento de causa en los asuntos públicos». La queja ya ha sido publicada por el Síndic de Greuges en la página web de la institución.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook