14 de agosto de 2019
14.08.2019

Un niño de 3 años y un hombre de 60 mueren ahogados en 24 horas

Al menor lo habían sacado inconsciente de la piscina de una urbanización de Orihuela Costa - El otro fallecido se bañaba en Torrevieja

13.08.2019 | 23:17
Socorristas y agentes de la Guardia Civil junto al cadáver del hombre ahogado en Torrevieja.

La Vega Baja se encuentra consternada por las dos muertes por ahogamiento sucedidas en 24 horas. A primera hora de ayer se conoció el fallecimiento durante la madrugada del niño de tres años que cayó a una piscina de la urbanización donde pasaba las vacaciones con su familia en Orihuela Costa. Y en Torrevieja moría un hombre de 60 años en la Curva del Palangre de Torrevieja cuando se bañaba en la playa de Los Locos.

A estas muertes se une la de un bañista el lunes en el espigón de la playa del Postiguet de Alicante, con lo que se contabilizan tres fallecidos en dos días en la provincia

El niño de 3 años rescatado ayer con síntomas de ahogamiento cuando se bañaba solo en la piscina de la urbanización Aldeas de Aguamarina de Cabo Roig no pudo superar las secuelas que le provocó permanecer tanto tiempo sin oxígeno y, a pesar de los esfuerzos de los sanitarios que consiguieron que recobrara sus constantes vitales, falleció la pasada madrugada en el Hospital General de Alicante donde fue trasladado en Helicóptero. Avery James Greene, de nacionalidad irlandesa, pasaba las vacaciones en la costa oriolana con su madre, sus dos hermanas y sus abuelos y estaba previsto que también su padre llegara al complejo esta semana. La investigación apunta a que se trata de una muerte accidental debido a un descuido de sus familiares, lo cual ocurrió a primera hora del lunes, sobre las 9 de la mañana. Estos se dieron cuenta de que el pequeño no estaba cuando finalizaron el desayuno. Ya era demasiado tarde. El pequeño había decidido jugar en la piscina de la urbanización, donde no tardó en ahogarse.

Unos vecinos encontraron al menor flotando en el agua y, cuando llegó la Policía Local, encontraron «muy frío» al pequeño, según explicaron fuentes municipales. Hasta la zona se desplazó una ambulancia de Soporte Vital Básico con un médico del centro de salud de Orihuela Costa, que le dio las primeras atenciones al pequeño, hasta que llegaron los facultativos del Samu desde Guardamar y el helicóptero medicalizado. Tras hacerle la reanimación cardiopulmonar durante más de una hora, el pequeño recuperó sus constantes vitales. Pero solo eran las ganas que tenía de vivir ya que se le trasladó en estado muy grave al hospital donde estuvo luchando por su vida durante varias horas, hasta que su corazón dejó de latir la pasada madrugada.

La familia de Avery James es natural de la ciudad de Cork, aunque vivían en otra ciudad irlandesa, en Mallow. Los familiares están recibiendo la ayuda consular. Las diligencias por esta muerte accidental han sido remitidas al juzgado de guardia de Orihuela.

Curva del Palangre


En Torrevieja tuvo lugar el segundo de los fallecimientos por ahogamiento en las últimas 24 horas en la Vega Baja. Un bañista de 60 años falleció en aguas de la playa de Los Locos. Los socorristas acudieron a rescatarlo, pero cuando llegaron a él ya estaba muerto. El varón estaba en el mar, a la altura de la Curva del Palangre. Según la Guardia Civil, una lancha de Salvamento Marítimo de la Cruz Roja ha sacado el cuerpo del agua en torno a las 12.55 horas y poco después el médico de una ambulancia del Samu certificó su fallecimiento. El cadáver del hombre, español, fue levantado por orden del juez a las 14.40 horas.

Según diversos testigos, su familia estaba presente en el momento de la tragedia. Se trata de una cala que puede llegar a ser muy peligrosa con oleaje por las corrientes. Ayer el mar estaba embravecido y las olas golpeaban con fuerza. Fue el equipo de salvamento que se encuentra en la playa de Los Locos el que acudió al rescate, aunque poco pudo hacer por salvar su vida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook