09 de agosto de 2019
09.08.2019

La rotura de una tubería en Orihuela Costa vierte 56.000 litros de aguas fecales

El tubo que conecta la depuradora con un depósito estalla y el vertido anega varios viales en La Zenia y llega hasta la playa de Cala Bosque

08.08.2019 | 22:31
La rotura de una tubería en Orihuela Costa vierte 56.000 litros de aguas fecales
Los operarios del Ayuntamiento colocaron un dique de contención en la playa de Cala Bosque para evitar que pasara el vertido.

El Ayuntamiento ha instalado un dique de contención de arena para evitar daños en la zona de baño.

La rotura de una tubería de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Orihuela Costa provocó ayer un vertido de más de 56.000 litros de aguas fecales que anegaron varios viales en la zona de La Zenia. El vertido llegó hasta el mismo vértice de la playa de Cala Bosque, una de las más grandes y concurridas de la costa oriolana, aunque el Ayuntamiento, con gran rapidez, pudo instalar un dique de arena para contener las aguas fecales y evitar daños en el arenal. La rotura de la tubería se produjo a la altura de la avenida Villamartín, junto a una rotonda, y muy cerca del Centro Comercial Zenia Boulevard y los miles de litros de agua que iban saliendo fueron hacia la playa de Cala Bosque, ayudados por la pendiente que tiene esa avenida, y tras cruzar la Nacional 332 y la Avenida de la Playa, ante la incredulidad de los cientos de turistas y conductores que en estos días llenan Orihuela Costa. El incidente obligó a regular el tráfico en la N-332, que sufrió más retenciones de las habituales en esta época.

El Consistorio actuó para frenar el vertido, aunque la responsabilidad de la EDAR es de la Generalitat Valenciana (a través de la EPSAR, Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales), que tiene encargada su gestión a la UTE participada por las empresas DAM (Depuración de Aguas del Mediterráneo, S.L) y SAV – Agricultores de la Vega de Valencia, que recientemente ha vuelto a ser la adjudicataria del servicio. Sus técnicos se desplazaron a la zona. La rotura de la tubería se produjo pasadas las 14 horas y estuvo manando agua durante varias horas. Hasta el lugar también acudieron los concejales de Infraestructuras, Ángel Noguera, y de Playas, Ramón López, quienes coordinaron los trabajos para evitar daños en la playa, junto a responsables de Hidraqua.



La rotura de la tubería se produce en pleno mes de agosto, con la playa llena de gente. Algunos vecinos de la zona explicaron a este diario que el vertido dejó un mal olor en toda la zona afectada «incluso los conductores o la gente que andaba por la calle tenía que taparse la nariz porque no se podía ni respirar», indicó uno de ellos.

Depósito


La tubería que ayer estalló es una de las que conduce las aguas semitratadas en la depuradora de Orihuela Costa hasta un depósito en Lomas de Cabo Roig, para ser después utilizadas por regantes para el riego de campos de cultivo, en concreto por parte de agricultores de San Miguel. El edil de Infraestructuras de Orihuela, Ángel Noguera, señaló a este diario que «hemos tenido que actuar para evitar que llegaran esas aguas residuales dentro de la playa, hemos puesto un dique de arena y lo hemos controlado, solo se ha metido un poco pero al ser tan ancha la playa no ha llegado donde estaba la gente».

Noguera anunció una reunión para hoy con los responsables de la empresa adjudicataria de la gestión de la depuradora para «agilizar las actuaciones en el caso de que suceda algo de este tipo y evitar que vuelva a ocurrir». «Hemos tenido que correr lo que no está escrito para parar el agua», añadió. Durante toda la tarde los operarios estuvieron baldeando y rastrillando la zona de la playa de Cala Bosque en La Zenia para eliminar cualquier rastro de esas aguas fecales.

La Estación Depuradora de Aguas Residuales de Orihuela Costa trata un caudal anual cercano a los 18.000 metros cúbicos diarios y proporciona servicio a alrededor de 90.000 habitantes. La nueva adjudicataria de su gestión anuncia en su web que en los próximos meses «se acometerán diversos proyectos de mejora de las instalaciones que afectarán a nivel de fiabilidad, eficiencia energética y optimización de procesos a la etapa de tratamiento biológico, diversos equipos de bombeo y deshidratación de fangos y al sistema de automatización y control, avalados por la experiencia de la UTE en instalaciones de similares características».

Desde el Ayuntamiento se anunció que la playa de Cala Bosque no había llegado a ser muy afectada y que el vertido no alcanzó la zona de baño, por lo que no hubo que desalojar el arenal y los bañistas tanto ayer como hoy pueden acceder a ella.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook