17 de julio de 2019
17.07.2019
ÚLTIMA HORA
Joan Margarit, Premio Cervantes 2019
Torrevieja

Día grande para la Patrona del Mar en Torrevieja

Cientos de torrevejenses y visitantes acuden a la tradicional y espectacular procesión marítima de la Virgen del Carmen en el puerto de Torrevieja

17.07.2019 | 00:04
Día grande para la Patrona del Mar en Torrevieja
Imagen de la procesión marítima de la Virgen del Carmen en el puerto de Torrevieja.

La Cofradía de Pescadores cierra una semana de fiestas lúdicas y religiosas con pasacalles y la cucaña.

Cuajada de flores salía la Virgen del Carmen por la puerta grande de la Iglesia Parroquial de la Inmaculada. Cuajada de flores y de hombres de la mar. Porque en esta Torrevieja veraniega de turistas vacacionales, de masificación y de gentío donde quiera que vas, todavía quedan quienes se dedican al muy noble y antiguo oficio de la mar. De la mar sacan el esfuerzo y la fe para venerar a lo grande a su patrona cada 16 de julio. Y en la Torrevieja de las grandes cifras, las calles que bajan hasta el paseo, el puerto y el muelle pesquero se llenan de fervor. Del de verdad... Del que se transforma en sudor implacable bajo el peso del imponente trono -algo más liviano este año con un nuevo armazón- y se libera en forma de vivas a la Virgen. A la Virgen del Carmen. A la Patrona de los pescadores, de los marineros, de las gentes de la mar. Así la llevaron al muelle, entre una marea de forasteros y de torrevejenses que se movía según avanzaba el recorrido de la comitiva procesional.

Así la embarcaron en la traíña de Manolo «el Tabardo», puesta a punto durante la mañana para la gran ocasión. Y entre los miles de amarres de veleros, yates y barquitos de las marinas, la Virgen del Carmen se paseó a bordo de un pesquero por esa bahía que por tradición y derecho todavía le pertenece. La virgen a bordo del cerquero fue seguida por docenas de pequeñas embarcaciones que celebraban con sus bocinas el día grande de la patrona del mar.

Fue el momento del macareo que se produce cuando los de fuera dan por concluida su procesión y remonta el flujo de personal hacia paseos y calles colapsando las arterias más céntricas de la ciudad. Pero los más pacientes esperaron el gran momento del desembarco, porque con éste llega la Salve, y la Salve Marinera, como la sal o el viento de levante, forma parte de la vida de cualquier torrevejense. No hay más que mirar a sus ojos. El preceptivo castillo de fuegos artificiales puso el broche de pólvora a la noche que incluyó también el eclipse luna en su programa de fiestas.

Empezó por la mañana con pasacalles y música de banda. Con la cucaña tradicional y el pasacalles a primera hora comenzaba el día grande de las fiestas de la Virgen del Carmen, que yo no la es para toda la ciudad -dejó de ser festivo local-. En la cucaña multitudinaria, con «El Pollo» dedicando, una vez más, a todos los pescadores una de las banderas, después, fiesta de la espuma y carrera de artefactos flotantes casi con los mismos participantes.

​Retransmisión del concurso de la cucaña

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído