03 de julio de 2019
03.07.2019
Callosa de Segura

Prisión para un hombre tras cometer diez robos, un atraco y amenazar a su familia con un cuchillo en Callosa de Segura

El acusado, de 34 años y toxicómano, fue arrestado y puesto en libertad tras ser identificado como autor de robos con fuerza en viviendas y coches, pero atracó cinco días después una gasolinera en Cox

03.07.2019 | 21:05
Imagen del traslado del detenido por la Guardia Civil de Callosa de Segura

La Guardia Civil ha detenido en Callosa de Segura a un hombre, español de 34 años, como presunto autor de 6 delitos de robo con fuerza en vehículo, 2 robos en interior vivienda, 1 delito de sustracción de vehículo a motor, 1 delito de amenazas con arma blanca y un delito de robo con violencia e intimidación en una gasolinera.

Las investigaciones se iniciaron cuando la Guardia Civll detectó un aumento de robos en el interior de vehículo mediante fractura de los cristales con un objeto punzante. Se obtuvieron "pruebas fehacientes" para determinar a través de la inspección ocular de seis vecinos que el autor era un joven toxicómano -según la Guardia Civil- y  vecino de la localidad. "El problema estribaba en que esta persona no tenía domicilio conocido y se solía ocultar de las fuerzas de seguridad para evitar ser localizado", según las mismas fuentes.

Durante los días que duró su búsqueda, los agentes tuvieron conocimiento de que este hombre había cometido otros tres delitos. Uno fue el robo en una vivienda de la pedanía de El Badén de Orihuela, de la que tuvo que huir tras ser sorprendido por su dueño. Otro fue el robo de un vehículo en el municipio de Cox, localizado días más tarde en Callosa de Segura. "El último delito lo cometió contra su propia familia, cuando les amenazó con un arma blanca", agregaron las mismas fuentes. 

Cuando finalmente se procedió a su detención, hallaron entre sus pertenecías las llaves de otro coche que había robado tras entrar de madrugada en una vivienda de Redován. El detenido se negó a colaborar y no contó a la Guardia Civil en qué lugar lo había dejado. Así que los agentes tuvieron que peinar las calles de Callosa de Segura, Redován y Cox, hasta que lo encontraron abandonado y con numerosos desperfectos en esta última localidad.

Tras ser puesto a disposición judicial, se decretó su libertad, pero tan sólo cinco días más tarde cometió un robo con violencia e intimidación en una gasolinera de Cox. La Guardia Civil lo volvió a detener y esta vez sí se decretó su ingreso en prisión. Las investigaciones han sido dirigidas por el Área de Investigación de la Guardia Civil de Callosa de Segura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook